Traduzca el blog a 33 idiomas / It translates blog to 33 languages


| | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | |

viernes, setiembre 07, 2007

Alimentos antitoxinas_Ricardo Goncebat/ EFE

Saber elegir nuestros alimentos es uno de los atributos de nuestra libertad.
Saber elegir lo que comemos no es solo un medio de estar en "línea" para lucir un atráctiva figura, es sobre todo una forma vital de reconectarnos con la naturaleza, de la forma mas natural posible (de la cuál formamos parte, pero que lamentablemente hemos olvidado), para recuperar asi nuestra salud y nuestras infinitas capacidades, que muchos en este tiempo de cambio....recién empezamos a descubrir. (Jesús Hubert)



Nuestro cuerpo está intoxicándose continuamente con agentes tóxicos del exterior y del ambiente, provenientes de los productos que usamos, el aire que respiramos, los lugares donde vivimos y trabajamos, y los vehículos en que nos trasladamos.

Pero también se va envenenado con sustancias interiores orgánicas, como las como las toxinas que llegan "a bordo" de las comidas y bebidas, y pasan al torrente sanguíneo, o bien con las sustancias de desecho que eliminan las bacterias que viven, se reproducen y se alimentan en nuestros intestinos.

Si no se eliminan de forma regular, las toxinas pasan al torrente sanguíneo llegando a todo el cuerpo, se acumulan en el organismo, atacan, inflaman e irritan los tejidos y órganos, y comienzan a eliminarse por otros canales distintos de los habituales (las heces y la orina), como la piel y los cabellos.Las consecuencias abarcan desde dolor de cabeza, malestar general y desórdenes nerviosos, hasta envejecimiento dérmico y capilar, hinchazón corporal y cansancio, pasando por males degenerativos como el cáncer, cuando las células han estado sometidas a la agresión de las toxinas durante mucho tiempo.

Para desintoxicar el organismo y mantenerlo depurado, los nutricionistas aconsejan reducir el consumo café, alcohol, refrescos, alimentos refinados y procesados, consumir menos carnes grasas, salvo pescado y lácteos enteros, excepto el yogur.

Más vegetales, menos procesados

También recomiendan ingerir más comidas frescas, naturales y libres de toxinas, como verduras, cereales, granos, legumbres y frutas, así como comidas orgánicas, obtenidas y elaboradas sin productos químicos y con un mínimo de procesos artificiales, en vez de productos procesados, refinados y conservados.

Para desintoxicarte, además de respirar aire puro para limpiar los pulmones, beber abundante líquido para hidratarse, y hacer ejercicio para estimular la eliminación de los residuos, es fundamental mantener una alimentación depurativa.

Esta alimentación debe ayudar a estimular todos los órganos y funciones implicadas en la depuración como son: el sistema linfático, el hígado, la vesícula biliar, los riñones, los intestinos y las glándulas sudoríparas.

Una alimentación desintoxicante tiene que estar enriquecida en compuestos antioxidantes, como las vitaminas, minerales y otros nutrientes que contribuyan a neutralizar los radicales libres.
Para mantener el organismo siempre limpio, eliminando o reduciendo al mínimo la presencia de toxinas, se deben incluir regularmente en la dieta, al menos uno en cada comida, una serie de "alimento-escoba", que barren las impurezas del cuerpo:

Los alimentos que más limpian

Berros
Fuente excelente de vitaminas C y E, betacarotenos y minerales, con sólo 22 calorías por cada 100 gramos (cerca de 3 onzas y media). Estos miembros de la familia de las coles han sido utilizados durante mucho tiempo por la medicina tradicional para tratar problemas renales y hepáticos. La forma más potente de la planta es el jugo, el cual se emplea como remedio herbal, para acelerar la desintoxicación.

Pan integral
Los panes de cereal completo, contienen residuos vegetales que funcionan como una esponja que absorbe y elimina las toxinas por las heces, limpiando el intestino a medida que lo atraviesan. Como todos los alimentos integrales, es rico en vitaminas B, que son fundamentales para obtener energía de los nutrientes, mantener sano el sistema nervioso, y mantener sana la piel. La B 2 contribuye a oxigenar las células; la B3 estimula la circulación, ayuda a descomponer los alimentos y mantiene sano el tracto digestivo; la B6 favorece la formación de nuevas células; y el ácido fólico protege contra los parásitos intestinales y la intoxicación por comidas en mal estado.

Manzana
No sólo es la fruta que ocasiona menos alergias, sino una de las más depurativas. Gracias a su capacidad absorbente, la fibra de la manzana ayuda a la higiene intestinal, eliminando las sustancias que pueden ser nocivas. Cuando salen salpullidos en la piel, debido a que el intestino no está limpio, la manzana ayuda a eliminarlos. Tan saludable como la propia fruta, es su jugo, que ayuda a eliminar las toxinas e incluso a reducir el colesterol.

Cebolla
Esta hortaliza es tan frecuente en las comidas, que suelen olvidarse sus contundentes efectos sobre la salud, sobre todo si se consume cruda. Ayuda a reducir la tensión arterial, controla el colesterol, evita la acumulación de grasa en la sangre y combate las infecciones respiratorias. También ejerce una cuádruple función depurativa: favorece el funcionamiento del hígado y la vesícula biliar, favorece la eliminación de líquidos, ayuda a purificar la sangre, e incrementa el calor corporal.

Aceite de oliva virgen
Esta saludable grasa monoinsaturada reduce el colesterol malo, es antioxidante, reduce le azúcar en la sangre, tiene efectos anticancerígenos y previene los trastornos cardiovasculares. El óleo obtenido de la presión en frío de la aceituna, además favorece la digestión, mejora la función del hígado, estimula la vesícula biliar, beneficia la dinámica intestinal y combate el estreñimiento, procesos todos ligados a la depuración.

Uvas
Además de nutrir, aportar energía y contener antioxidantes como los bioflavonoides, que protegen las células de los trastornos degenerativos, esta fruta de la dieta mediterránea estimula los procesos depurativos del organismo. Un régimen desintoxicante básico de 4 días consiste en tomar 750 gramos de uvas (cerca de libra y media) en dos porciones y medio litro de jugo de uvas diluido en igual cantidad de agua a lo largo del día. Los tres días siguientes se toman un kilo de uvas (cerca de dos libras) y medio litro de jugo diluido en agua.

Alcachofa
Es la comida depuradora por excelencia. Además de ser un buen diurético, que aumenta el flujo de orina y ayuda en todos los casos de retención de líquidos, favorece la función, irrigación y desintoxicación hepática. Sus compuestos amargos activan la secreción biliar, que facilita la digestión de las grasas. Gracias a la cinarina y la cinaropicrina, dos de sus principales principios activos, favorece la regeneración de las células del hígado, y atenúa el impacto que el alcohol y otros tóxicos ejercen sobre este órgano clave para la salud metabólica y depurativa.

Perejil
Reconocido desde la época de los romanos como alimento medicinal, rico en vitamina C, hierro, calcio y antioxidantes, y muy activo porque suele consumirse crudo, este condimento ayuda a eliminar los líquidos y a activar la función renal, lo cual hace que los riñones filtren las sustancias tóxicas de la sangre con más eficacia.

Apio
Esta verdura, con virtudes cardiocirculatorias, posee un gran efecto depurativo. Debido a su acción alcalinizante, combate la presencia de ácido úrico y otros residuos tóxicos del metabolismo, mientras que sus compuestos aromáticos (terpenos), protegen al riñón y la vejiga de la formación de cálculos. Además, contiene mucha fibra, útil para evitar el estreñimiento y acelerar el tránsito intestinal, y limpia las vías urinarias al favorecer la micción.

Melocotón (durazno)
Esta fruta, rica en vitamina C, contiene abundante potasio, un mineral que regula la tensión arterial y ayuda a eliminar los líquidos retenidos en el cuerpo. Los distintos compuestos del melocotón estimulan la función eliminadora de los riñones, reduciendo el riesgo de infecciones urinarias, tienen un efecto laxante suave y ayudan a limpiar la vesícula biliar.

Espárragos
La fibra de los espárragos favorece el tránsito intestinal y facilita la digestión, mientras que su ácido espargínico ayuda a equilibrar los líquidos y los minerales en el organismo. Además de aportar elementos alcalinos que neutralizan la acidez de los alimentos proteicos, previendo las alteraciones metabólicas, contiene abundante potasio, que favorece la eliminación de las toxinas acumuladas a través de la orina. Los dietoterapeutas aconsejan los espárragos para los problemas renales o hepáticos.

Yogur
Las bacterias (Lactobacillus bulgaris y Streptococcus termophillus) que contiene esta leche fermentada, no sólo ayudan a que el sistema digestivo la asimile mejor, sino que además tienen la capacidad de reequilibrar la flora intestinal y evitar las fermentaciones indeseadas, facilitando tanto la asimilación de los nutrientes, como la eliminación de los residuos perjudiciales. Dos yogures al día ayudan a mantener el organismo limpio y sano.

Limón
Remineralizante y antioxidante, se caracteriza porque "mejora la calidad" de la sangre: la fluidifica y alcaliniza, mediante su ácido cítrico, y la limpia de toxinas. El limón también es diurético, es decir ayuda a eliminar el ácido úrico y otros compuestos tóxicos a través de la orina. También mejora las malas digestiones, contiene terpenos que favorecen la función urinaria y se usa tradicionalmente para favorecer el trabajo hepático, después de los excesos culinarios.

(Tomado de la página del Grupo MSN "PROYECTO NUEVO MUNDO")

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Espero tu amable comentario