Traduzca el blog a 33 idiomas / It translates blog to 33 languages


| | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | |

sábado, septiembre 22, 2012

Operativo policial-militar: Una niña muerta más… ¿qué importa? _ Escribe: Ricardo I. Ráez Ruiz





“Hoy resulta que es lo mismo ser derecho que traidor”
De “Cambalache”, tango de Carlos Gardel

“Verdades” oficiales. Indiferencias aprendidas. Silencios cómplices. Vivimos en una sociedad hecha a imagen y semejanza del poder: hipócrita y mentirosa.

Y la única forma de exorcizarla, es hablando claro, terminando con esas opiniones a media voz, susurradas al oído y con la mano ahuecada.

Y eso es lo que hace el destacado profesor y literato Ricardo Raez, con la segunda entrega de CAMABALACHE, prensa de opinión por internet, que los tiene bien puestos. (Jesús Hubert).
 




"Una niña de ocho años es muerta por un balazo en la espalda “tras el fuego cruzado en un operativo de las fuerzas combinadas del ejército y la policía contra terroristas”, informa un diario.  l hecho ocurrió el 8 de setiembre en el anexo de Ranrapata, distrito de Santo Domingo de Acobamba, en Huancayo.  “El padre de la víctima y el abuelo materno aseguraron a la prensa que los agentes del orden ingresaron a su vivienda, donde dispararon y posteriormente arrastraron el cuerpo de la niña unos 50 metros, hasta dejarla sobre unos matorrales”

–LA PRIMERA. Domingo 16 de setiembre de 2012.

"Sólo unos días después de que las fuerzas armadas y policiales comunicaran el suceso, sin  mencionar la muerte de la niña,  se conoce este hecho por la denuncia del alcalde de Ranrapata. El analista político “Carlos Tapia reveló que los efectivos policiales a cargo del operativo tuvieron conocimiento de la muerte de la menor y sin embargo no transmitieron la información a través de la cadena de mando”

(LA PRIMERA, 15 de setiembre de 2012).

Como resultado de  la misma operación, las fuerzas armadas y policiales traen a Lima a tres niños, de diez meses, de cuatro y de ocho años.  Dicen que los han rescatado, que eran  pioneritos, niños secuestrados por grupos terroristas. Después se sabrá que no era cierto, que “eran beneficiarios del programa Vaso de leche e incluso eran estudiantes del centro educativo de Ranrapata”, (como informó el alcalde, que agregó: “Nadie me hizo caso ni me preguntó sobre ellos”).  Los retienen en la pista de aterrizaje por varias horas hasta que lleguen los periodistas, la prensa y la Televisión y la primera dama y la ministra de la mujer. Entonces comienza el espectáculo: Las fotos ilustran el amoroso cuidado de las damas acogiendo a niños de muy corta edad. 

Para seguir leyendo, favor de presionar: Más información