Traduzca el blog a 33 idiomas / It translates blog to 33 languages


| | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | |

domingo, setiembre 09, 2007

Punto Cero y Resonancia de Schumann_Kristen Neiling / The Camino

Para quienes han venido siguiendo los articulos, videos y otros materiales incluidos en este blog, la idea de que estamos viviendo un cambio decisivo en la tierra y la humanidad, debe estar mas o menos claro, al menos como una poderosa hipótesis a la luz de las señales que muestra la naturaleza a través de los cambios climáticos, la mayor frecuencia y agresividad de los movimientos sísmicos, y ya en el terreno personal, en esa sensación de que el "suelo" de la vida que conociamos se nos está moviendo y "qué algo va a pasar" o está pasando ya, tal es el caso de la sensación de que el tiempo se ha acelerado y ya no alcanza, de que "el tiempo corre" y si realmente es asi....¿a donde va? ¿a dónde nos lleva?.

Pués el articulo que van a leer amplia y confirma con datos muy precisos lo que han podido leer en el articulo que publicamos en este blog, bajo el título:
El mundo y su próximo gran cambio_Círculo Metafísico Argentino .

Se trata de un artículo tomado de la pagina web THE CAMINO, editada por Kristen Neiling(*) donde nos asombrará con datos y cifras sobre lo que realmente está ocurriendo...
(Jesús Hubert)


W.O. Schumann, físico alemán, constató en los primeros años de la década del 50, teoría validada la NASA, que la Tierra está rodeada de un campo electromagnético poderoso que se forma entre el suelo y la parte inferior de la ionosfera situada a unos 100 km por encima de nosotros.

Ese campo posee una resonancia más o menos constante del orden de 7,83 Hz (hertz) o ciclos por segundo; similares al pulsar de un corazón, como si fuera un marcapasos. Esta resonancia es responsable del equilibrio de la biosfera, condición común de todas las formas de vida. También se ha comprobado que el cerebro de todos los mamíferos están dotados de esa misma frecuencia de 7,83 hertz.

Empíricamente se ha constatado que no podemos ser saludables fuera de esta frecuencia biológica natural. Siempre que los astronautas, en razón de los viajes espaciales, quedaban fuera de la resonancia Schumann, se enfermaban. Pero sometidos a la acción de un simulador del campo magnético de la tierra, recuperaban el equilibrio y la salud. Un indicador del cambio de frecuencia es que nos estamos volviendo más intuitivos.Por miles de años la Tierra ha tenido esta frecuencia de pulsaciones y la vida se ha desarrollado en un relativo equilibrio ecológico. Sucede, sin embargo, que a partir de los años 80, y de forma más acentuada a partir de los años 90, la frecuencia se elevó de 7,83 a 11 y a 12 hertz.

El mecanismo de la fricción del núcleo y del magma en el centro de la Tierra se disparó y comenzó a generar: perturbaciones climáticas, mayor actividad de los volcanes y terremotos , crecimiento de tensiones y conflictos en el mundo y aumento general de comportamientos atípicos y erráticos en las personas, entre otros.

Recordemos, antes de que se lo pregunten, que el reloj NO es el tiempo, el tiempo no existe y apenas lo medimos como una convención para ordenarnos en el mundo tridimensional. Si la Tierra detiene su rotación y la frecuencia de resonancia alcanza los 13 ciclos, estaríamos en el campo magnético del punto cero o 13 de la escala de Schumann que tiene como valores de medición el número 1 como un campo magnético muy alto y el 13 como un campo magnético muy bajo.

Condición Geofísica #1:

Elevación de la Frecuencia Base de la Tierra:

La Frecuencia base o "latido" de la Tierra, (llamado Resonancia Schumann, o RS) se está elevando dramáticamente.

La Resonancia de la Tierra (Resonancia Schumann) ha sido de 7.8 hz/segundo por miles de años. Desde 1980 hasta hoy en día se ha elevado hasta 12 Hz. Esto significa que 16 horas equivalen ahora a un día de 24 horas. ¡El tiempo se esta acelerando, no es una ilusión sino una realidadAunque esta varia entre las regiones geográficas, por décadas la medida general fue de 7.8 ciclos por segundo.

Alguna vez se pensó que esto era constante; las comunicaciones globales militares se desarrollaron en esta frecuencia. Reportes recientes establecen el rango sobre los 11 ciclos y se está elevando. La ciencia no sabe el por qué o qué hacer con esto.La ciencia reconoce a la RS (Resonancia de Schumann) como un indicador sensible de las variaciones de la temperatura y de las condiciones mundiales del clima. La RS fluctuante y las explosiones solares, pueden ser un factor en las severas tormentas, inundaciones y el clima de los recientes años.

Condición Geofísica #2:

Disminución del Campo magnético de la TierraMientras que el ritmo del "pulso" de la tierra se esta elevando, la fuerza de su campo magnético, por el otro lado, esta declinando.
Y debido a que la fuerza de este campo es un precursor de las reversiones de los polos magnéticos, se cree que está en curso otra reversión. Como estos cambios cíclicos están asociados con las reversiones, los registros geológicos de la Tierra también marcan cambios previos en la historia. Y dentro de la enorme escala de tiempo representada, hubo bastantes de ellos (14 en 4.000.000 de años)

¿Que es la Resonancia de Schumann?La Tierra se comporta como un enorme circuito eléctrico. La atmósfera es realmente un conductor débil y si no existieran fuentes de carga, su electricidad prevaleciente se diseminaría en 10 minutos aproximadamente.
Existe una "cavidad" definida por la superficie de la Tierra y el borde interno de la ionosfera 55 kilómetros arriba. En cualquier momento, la carga total residente en esta cavidad es de 500,000 Columbos.

Hay un flujo corriente vertical entre el suelo y la ionosfera de 1 - 3 X 10^-12 Amperes por metro cuadrado. La resistencia de la atmósfera es de 200 Ohms. El voltaje potencial es de 200,000 Volts. Hay cerca de 1000 tormentas eléctricas en un momento dado en todo el mundo. Cada una produce de .5 a 1 Amper y estas computan colectivamente para el flujo de corriente medido en la cavidad electromagnética de la Tierra.

La Resonancia Schumann son olas casi constantes de ondas electromagnéticas que existen en esta cavidad. Como ondas en un estanque, no están presentes todo el tiempo, sino que necesitan ser 'excitadas' para ser observadas. No son causadas por nada interno en la Tierra, su corteza o su centro.Parecen estar relacionadas con la actividad eléctrica en la atmósfera, particularmente durante los tiempos de intensa actividad de relámpagos. Estas ocurren a distintas frecuencias entre los 6 y los 50 ciclos por segundo; específicamente 7.8, 14, 20, 26, 33, 39 y 45 Hertz, con una variación diaria de cerca de +/- 0.5 Hertz. Hasta ahora, cuando las propiedades de la cavidad electromagnética de la Tierra permanecen iguales, estas frecuencias se mantienen iguales.Presumiblemente existe algún cambio debido al ciclo de manchas solares y al cambio de la ionosfera de la Tierra como respuesta al ciclo de 11 años de actividad solar. Como la atmósfera de la tierra lleva una carga, una corriente y un voltaje, no es sorprendente encontrar dichas ondas electromagnéticas. Las propiedades resonantes de esta cavidad terrestre fueron predichas por primera vez por el físico alemán W.O. Schumann entre 1952 y 1957, y fueron detectadas por primera vez por Schumann y Konig en 1954. La primera representación espectral de este fenómeno fue preparada por Balser y Wagner en 1960. Mucha de la investigación en los últimos 20 años ha sido conducida por el departamento de marina de los Estados Unidos, que investiga la comunicación de frecuencia extremadamente baja con submarinos.

Para mayor información, ver: "Handbook of Atmospheric Electrodynamics, vol. I" por Hans Volland, 1955 publicado por CRC Press. El capitulo 11 se refiere a la Resonancia de Schumann y esta escrito por Davis Campbell en el Instituto Geofísico, Universidad de Alaska, Fairbanks AK, 99775. también hay una historia sobre esta investigación y una extensa bibliografía.

POSIBLES RESULTADOS

1. El tiempo parecerá acelerarse mientras nos aproximamos al Punto Cero. Un día de 24 horas parecerá mucho más corto. Recuerden que la Resonancia Schumann (o el latido de la Madre Tierra) ha sido de 7.8 ciclos por miles de años, pero se ha estado elevando desde 1980. En este momento esta cerca de los 12 ciclos. Se detiene a los 13 ciclos.

2. El Punto Cero o el cambio de las edades ha sido predicho por las gentes del pasado durante miles de años, han habido muchos cambios, incluyendo el que siempre ocurre cada 13,000 años, la mitad de los 26,000 años de la Presesión de los Equinoccios.

3. El Punto Cero o un giro de los polos magnéticos es probable que suceda dentro de los próximos años. Este puede posiblemente sincronizarse con el ciclo cuatro del biorritmo de la Tierra que ocurre cada 20 años el 12 de agosto. El próximo suceso es el 12 de agosto del 2003. El Experimento Philadelphia y el Proyecto Montauk (secreto militar de viaje a través del tiempo) ambos se realizaron el 12 de agosto o biorritmo de 20 años.

4. Se ha dicho que después del Punto Cero, el sol se elevará en el oeste y se pondrá en el este. Se han encontrado eventos pasados de este cambio en registros antiguos.

5. Permanezcan centrados y sigan su intuición.

6. El giro del Punto Cero nos introducirá a la quinta dimensión. Aquí, todo lo que pensemos o deseemos se manifestara instantáneamente. Esto incluye al amor y al miedo. Nuestra INTENCION es lo que importa y define nuestra vida.

7. La mayoría de la tecnología que conocemos dejará de operar. Las tecnologías basadas en el llamado "Punto Cero" o energía libre, pueden ser posibles excepciones.

8. Nuestro cuerpo físico está cambiando mientras nos aproximamos al Punto Cero. Nuestro ADN está cambiando de 2 a 12 cadenas. Nos estamos volviendo más intuitivos.

9. El Calendario Maya en su ciclo de cuenta larga indicaría que al final de este ciclo de 5100 años, que coincide con nuestro calendario en el año 2012 habremos hecho un cambo dimensional que en teoría es el cambio de la 3D a la 5D. (todo a constatar cuando llegue el momento).

10. Toda esta información está basada en estudios y en los descubrimientos hechos en los escritos de las tradiciones antiguas.

Nos estamos moviendo fuera del tiempo, en donde los conceptos conocidos hasta ahora ya no tendrán vigencia.

En el futuro están las respuestas, por ahora sólo sabemos que algo está cambiando, y acompañar los cambios es más fácil que resistirse a ellos.

(*) Kristen Neiling: Nació en Buenos Aires, Argentina pasó muchos años de su vida en el exterior y dice que su patria espiritual es Brasil.

Hoy tiene 3 hijos Alex, Tania y Ricardo; Luz Jazmín hizo un paseo más corto.

Como ella dice, tiene algunos pasaportes para funcionar en la Tierra que ya están vencidos.Su actividad actual es la investigación sobre los cambios planetarios en general, incluyendo cambios climáticos, como afectan a la personas, animales y la Tierra (calentamiento global, explosiones solares, cambios en los comportamientos sociales, culturales, educativos, salud psicofísica) Estudia la correlación de las profecías y textos antiguos unido a la ciencia y tecnología actuales.

Escribe, encabeza un movimiento que tiene por propósito ofrecer todo el apoyo necesario para poder entender y vivir de la mejor manera posible los cambios planetarios en los que estamos todos y el compromiso con las civilizaciones futuras.ene un servicio de Newsletters en español que llega a 41 países, conduce su programa de radio, da conferencias, cursos de Mer-Ka-Ba y una mesa de noticias que opera las 24 Hs. todo el año.

Tomado de la pagina web: THE CAMINO: http://www.thecamino.com.ar/


Lo nuevo sobre el cerebro: Es una antena sintonizada con el Universo_Mariló Hidalgo / Revista FUSION


La mayoría de los que nos encontramos aquí, seguramente desde niños nos hemos sentido condenados a una especie de muerte cerebral con el paso de los años: “las neuronas no se regeneran, mueren y punto”.

Pero… ¡oh maravilla!, ahora la ciencia ha descubierto que esto es falso y si existe una renovación neuronal.

Para que conozcan esta buena noticia, incluimos dos interesantes articulos de la revista española Fusión, de Setiembre, pero no solo por eso, queremos que caigan en la cuenta de que el conocimiento objetivo, aun el científico mas avanzado tiene sus alcances pero también sus límites. Lo que afirma hoy, probablemente lo negará mañana.

Y por ello, en este tiempo de revelaciones trascendentes, es necesario despertar al “nuevo” medio de aprendizaje (en realidad es muuy viejo), que consiste en activar nuestra conexión interior con los demás hombres y con la memoria sin límites del universo, para lograrlo, solo debemos sentirnos, de corazón, UNO, con todo y con todos.

Así y allí, encontraremos todas las respuestas a nuestras preguntas (Jesús Hubert).



Nos encontramos de lleno en lo que algunos han denominado la década del cerebro. Una explosión de datos y avances han puesto encima de la mesa abundante información pero sobre todo preguntas sobre el funcionamiento de lo que muchos consideran el órgano más perfecto del Universo. Se espera que en los próximos años se puedan conocer algunos de los misterios del cerebro. Los científicos están convencidos de que estos descubrimientos van a provocar una auténtica revolución para el género humano y su concepto de vida. Si el siglo XIX fue el Siglo de la Química y el XX fue el Siglo de la Física, podríamos encontrarnos ante el Siglo del Cerebro.

Abro la ventana y descubro un maravilloso paisaje de montañas y bosques. El sonido del río y de los pájaros me produce una sensación de serenidad. El olor a hierba mojada me trae recuerdos de la infancia.Toda esta escena ha sido posible gracias a mi cerebro. Ver, hablar, moverse, pensar, todo ello es posible gracias a la actividad de millones y millones de neuronas de mi cerebro que se comunican entre sí y con el resto de células nerviosas. La transmisión de información se realiza a través de impulsos eléctricos: un proceso electroquímico que puede ser detectado como actividad eléctrica por un electroencefalograma. A partir de ahí, las neuronas especializadas procesan dicha información y se crea una imagen o sensación determinada. Pero, ¿qué lenguaje utilizan? ¿Qué leyes siguen? ¿Es nuestro cerebro un potente ordenador? ¿Qué hay detrás?

Los últimos descubrimientos demuestran que dentro de nuestra caja craneana existe todo un universo sin explorar. En medio de una oscuridad total, miles de estrellas -neuronas- extienden sus brazos y se relacionan a través de pequeñas chispas eléctricas

Cuando nacemos nuestro cerebro pesa 350 gramos y en edad adulta puede alcanzar casi un kilo y medio de peso. El 90% de su composición es agua y por sí solo consume el 20% de la energía disponible en nuestro cuerpo. A través del microscopio podemos apreciar que se trata de una masa densamente enmarañada de fibras muy pequeñas -conectadas entre sí- que forman una intrincada red por la que circula la información. Las neuronas serían los nodos de esa red y estarían recibiendo y transmitiendo continuamente mensajes. Una especie de microprocesador unido a millones de microprocesadores.Existen en nuestro cerebro más de cien mil millones de neuronas que, aunque están conectadas entre sí no están unidas. Una neurona por sí sola no expresa nada. Su conexión con el resto es lo que pone en marcha nuestro cerebro. Están perfectamente organizadas y agrupadas por áreas especializadas, de manera que cada actividad tiene su propio centro de control. La información se transmite a través de impulsos eléctricos con mensajes codificados en un lenguaje que hoy por hoy es un misterio. El cerebro luego interpreta ese código y en base a ello construye una realidad. Aunque se ha comprobado que no hay dos cerebros iguales y por tanto no existen dos concepciones del mundo iguales, curiosamente sí hay un debate común a todos los seres humanos desde el principio de los tiempos: Quién soy y qué sentido tiene mi existencia.

¿Cómo unas moléculas desorganizadas "deciden" un día unirse para crear una materia viva? ¿Cómo dimos el salto a seres inteligentes? Hasta hace poco estas preguntas se respondían de la mano de las religiones, de la magia o de lo esotérico. Hoy estas cuestiones nos conducen a otras. Comienza una aventura apasionante

Para contestar a éstas y otras preguntas un reducido grupo de científicos lanzó su mirada al otro lado, fuera de la "realidad" que nos llega a través de los sentidos. En base a ello elaboraron interesantes y polémicas teorías que unen conceptos hasta el momento irreconciliables. Una visión distinta y profunda del hombre y el Cosmos. En esta línea el bioquímico británico Sheldrake después de dos décadas de experimentos asegura que el cerebro es el sustento físico a través del cual se manifiesta la actividad de nuestra mente. Y ésta no sólo no permanece encerrada dentro de esa cavidad sino que es una especie de antena que "se extiende al mundo que nos rodea, conectándonos con todo lo que vemos". Es la Teoría de la Mente Extendida. Según éste y otros científicos, nuestro universo es una gran red -igual que el cerebro- de campos electromagnéticos a través de los cuales circula información, ideas, comportamientos, en los que directamente participamos. Nosotros seríamos –apunta en la misma línea el psicólogo David Luján, autor de El Universo reflexivo (editorial Almuzara)- "una especie de antena receptora de radio que recoge frecuencias que luego se transmiten a nuestros genes. Cada uno de nosotros capta información de zonas concretas, dimensiones concretas, según tengamos sintonizada nuestra frecuencia. La Mecánica Cuántica además nos ha demostrado que uno capta una frecuencia y tiene ante sí una serie de probabilidades. Pero si cambia de sintonía -como lo hace un transistor- captará otras ondas y automáticamente conectará con otras realidades y probabilidades diferentes. Nuestros pensamientos son como ondas que nos afectan e influyen en el entorno. Recibimos de la red y volcamos información a la red. Si coges al receptor y le cortas los canales que lo alimentan es como una radio que deja de sonar, se convierte en algo muerto. En el mundo actual hay un estancamiento, nos creemos aislados cuando todo está unido por invisibles corrientes que pululan por el aire". Nuestro pensamiento marca el "dial" con el que conectamos y abre o cierra opciones. "Algunos científicos -apunta Luján- admiten que el 70% del cerebro se forma por interrelación con el entorno. Según cómo te integres, así creces. Se están dando cuenta de que no sólo pasa eso en el 70% sino en el 100% porque somos una antena y las neuronas se mantienen ahí por una radiación constante de ondas. En nuestro caso además, seríamos un receptor reflexivo, que piensa, por tanto puede ‘orientarse’, no hace falta que nadie lo haga por él. El acto de aprender algo, por ejemplo, supone crear antenas receptoras para capturar información. Cada vez que utilizamos la voluntad en nuestra vida, en nuestros actos, damos golpes de frecuencia, cambiamos de una sintonía a otra y por tanto de probabilidades. El lenguaje que utilizamos unos con otros, son códigos que sintonizan con las distintas emisoras y recogen y envían información. Todo en el Universo son ondas en constante movimiento y todos nos beneficiamos de ello".

La visión desde la Mecánica Cuántica, a la que antes se refería Luján, ha sido decisiva en esta nueva visión del mundo y ha provocado una auténtica revolución en la ciencia, el lenguaje y el pensamiento humano. Introdujo dimensiones desconocidas hasta el momento. Un nuevo universo de conceptos e ideas que fueron en su día muy criticadas porque rozaban la ciencia ficción. Sin embargo, todas las predicciones de la Mecánica Cuántica han sido confirmadas, incluso aquellas que parecían contradecir el sentido común. No sólo amplió la visión intelectual o filosófica de la realidad sino que también permitió el desarrollo tecnológico en el cual nos encontramos ahora inmersos. Los últimos avances científicos apoyan la existencia de un campo cósmico de interconexión que conserva y transmite información. Según esto la realidad no existe de forma absoluta, sino como una probabilidad y es la presencia de un espectador la que hace que se convierta en algo concreto. Es el observador –que seríamos cada uno de nosotros- el que construye esa realidad. Dicho de otra forma, cada persona se sueña a sí misma y vive a través de la conciencia de sí misma, de su sueño

NEUROCULTURA, un cambio en la visión del mundo_Entrevista al fisiólogo español Francisco Mora

Pensadores, filósofos, sociólogos y desde luego científicos coinciden en señalar que nos encontramos ante un nuevo ciclo que ayudará a cambiar nuestra visión del mundo y de nosotros mismos. Las Ciencias del Cerebro -Neurociencias- han proporcionado en muy pocos años, nuevos conocimientos acerca de cómo somos en el mundo y cómo cambiamos de forma permanente y constante.

"Al igual que cambia nuestra piel, nuestro pelo o cara -apunta el Catedrático de Fisiología Humana de la Facultad de Medicina de la Complutense de Madrid, Francisco Mora, autor del libro Neocultura (Alianza editorial)-, así cambia nuestro cerebro".

Y estos cambios son los que hacen evolucionar nuestra conducta, nuestras percepciones y experiencias, nuestras relaciones con los demás, nuestros procesos mentales y hasta nuestra conciencia. Todos estos cambios nos llevarán a criticar las ideas y concepciones de lo que entendemos por humano y relaciones humanas, y con ellos las reglas y leyes que las gobiernan. Nace una nueva cultura -neurocultura- que nos ayudará a encontrar una ética universal que guíe a la humanidad".



¿Qué es la neurocultura?
-Es una dimensión nueva en la que a partir de los conocimientos de cómo funciona el cerebro, creemos que podemos dar un nuevo impulso o una nueva dimensión a lo que hasta ahora han sido las humanidades. Lo que incluye tanto a la filosofía, como a la ética y por tanto los parámetros, valores, normas y costumbres que conforman nuestra sociedad occidental que luego impactará en los conceptos de economía, arte e incluso, si me apura, en la concepción clásica de la religión.

¿Por qué se refiere usted al problema cerebro-mente y no al misterio cerebro-mente?
-Porque ya no lo es. Estamos ante una revolución cultural que nace a partir de nuestros conocimientos del cerebro, las revoluciones verdaderas -de un tiempo a esta parte- siempre han venido desde la ciencia. Galileo, Copérnico, Darwin, Einstein… y estos descubrimientos nos conducen a pensar que el hombre es uno, uno biológico y consustancial con sus orígenes evolutivos. Es decir, producto de esa movida azarosa y determinista que es la evolución. Descartes ha muerto. Se ha roto el dualismo entre cerebro y mente, entre mente y espíritu.
El espíritu no existe en el hombre en cuanto a una entidad distinta a la biología.

Entonces, ¿qué es exactamente el cerebro?
-El cerebro es un órgano producto de millones de años de evolución. Consecuencia de procesos azarosos, de mutaciones de genes y de determinismo ambiental. En todo ese proceso han ocurrido muchas cosas que desconocemos pero sobre las que empezamos a tener ligeros atisbos. Si la historia de los mamíferos data de doscientos millones de años y en ese tiempo han tenido lugar tímidas evoluciones de su cerebro, ¿qué ocurrió en sólo tres millones de años para que el hombre haya pasado a tener un cerebro de medio kilo a un kilo y medio? No lo sabemos. Lo que sí sabemos es que aquello le condujo a la supervivencia. Es decir, el objetivo del cerebro no es conocimiento sino la supervivencia de la especie. En cien mil años el hombre se ha encontrado con un cerebro tan enorme que ya no le ha servido para la supervivencia sino que se ha dado cuenta de los mecanismos que le han permitido ver que el conocimiento era posible. Ese cerebro ya no ha tenido que pensar durante tres días cómo cazar a la gacela y se ha dado cuenta de que si las mete dentro de un corral ahorra energía. Es decir, piensa. Maneja la abstracción. Ese sería el comienzo del conocimiento.

Dígame, ¿y qué hay detrás del cerebro?
-No hay nada más. Es decir, lo que no sabemos es cómo funciona. Sabemos muchísimo pero si miramos al futuro no sabemos nada. Cada día asistimos a nuevas sorpresas. Si lee revistas como Nature o Science se dará cuenta de que cada día surgen nuevos descubrimientos que cambian la visión que uno tenía de las cosas. Desconocemos la intimidad de cómo trabaja ese cerebro y eso es lo que estudia la neurociencia actual. Más allá de eso no hay nada. No hay espíritu. Incluso le digo una cosa, la realidad cotidiana, lo que creemos sólido como realidad, está creado por nuestro cerebro, un órgano que funciona por códigos que hemos adquirido en este proceso evolutivo. Cuando nosotros vemos un árbol es porque tenemos una serie de sobreestímulos, en este caso visuales, ondas electromagnéticas, con las que construimos esa realidad.

Dice que hace miles de años nuestro cerebro dio un salto y que ahora nos encontramos en puertas de otro paso evolutivo. ¿En qué consistiría?
-Los chimpancés y nosotros nacemos con el mismo peso de cerebro, unos trescientos gramos. ¿Por qué? Porque el canal pélvico de la mujer no puede alumbrar seres con más volumen cerebral. La diferencia entre el chimpancé y nosotros es que el cerebro del animal viene determinado en un 75% de lo que luego será su cerebro, mientras que en nuestro caso nacemos con un 25% conformado y el resto se conforma en interacción con el medio ambiente. Es decir, desde que nacemos e interactuamos con el entorno estamos cambiando continuamente, porque el cerebro es plástico y absorbe información del entorno. Todos y cada uno de los siete mil quinientos millones de seres humanos que pueblan la Tierra tienen cerebros diferentes porque es un órgano cambiante, absorbente. Nadie se puede conocer a sí mismo, como decía Sócrates porque el sí mismo como tal no existe. El yo es un proceso en continua evolución: Usted es diferente a cuando tenía quince años y por supuesto a lo que era ayer. Eso justifica mi eslogan personal: No puedes conocerte a ti mismo pero sí puedes hacerte a ti mismo.

Una curiosidad, ¿qué es lo que más le ha maravillado de lo investigado hasta ahora?
-Hemos derruido muchos dogmas que creíamos como que las neuronas mueren con el envejecimiento, lo cual es mentira. Hemos destruido la idea de que el cerebro es un sistema fijo y que se destruye con el tiempo, lo cual es mentira. Todo esto ha abierto grandes esperanzas. La ciencia, contrariamente a lo que creía Cajal, nos demuestra que tenemos neuronas nuevas en las áreas que tienen que ver con el aprendizaje, con la memoria y esto tiene mucho que ver con lo que hasta ahora conocíamos sobre el envejecimiento del cerebro. Posiblemente llegue un día donde envejecer no signifique tener enfermedades, ya que el proceso de envejecimiento es algo que no está genéticamente programado. Eso en sí mismo es toda una revolución que tendrá una dimensión social hasta ahora desconocida.

(Tomado de la Revista FUSIÓN, Madrid, Setiembre, 2007)