Traduzca el blog a 33 idiomas / It translates blog to 33 languages


| | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | |

jueves, agosto 28, 2008

Sin oscuridad no sabríamos que la luz existe_Escribe: Bertha Alicia Medina / Mèxico

Uno de los temas capitales en nuestra evoluciòn interior es còmo entendemos el llamado "bien" y el llamado "mal". De su comprensiòn, depende que podamos vivir en paz, manifestando nuestro Ser en plenitud, o por el contrario, en permanente zozobra y sobresalto, atormentados por las culpas y adoptando conductas forzadas e inautènticas.

Cuando vivimos bajo el dominio de la dualidad, llegamos a ser vìctimas fàciles de iglesias, de falsos "gurues" y de supersticiones, de toda indole. Nos convertimos asi en personas disminuidas, recortadas porque hemos renunciado a nuestra potestad, a nuestro libre albedrio como seres divinos, seres de la misma naturaleza del Padre creador, de quien venimos y a quien estamos retornando.

Nuestra amiga, Bertha Alicia Medina, de Tampico, Mèxico, maestra de còmo relacionarnos con nuestro àngel de la guarda, ha pasado por diferentes etapas de comprensiòn de la dualidad, hasta llegar a lo que leeran a continuaciòn. Su valioso testimonio, nos ayudarà mucho a entender este tema crucial. (Jesùs Hubert)

El otro dia que mande mi escrito sobre los sueños, una de mis niñas de luz me pregunto por que hablaba de monos energías negativas, maldad, si todos somos esencias divinas, si todo es luz, si todo es amor.

Creo que en esta fase hemos estado la mayoría de los que dedicamos nuestra vida a Dios, pero el camino no acaba aquí, si así fuera ya no estaríamos en este planeta.
Yo solo puedo contarles lo que pienso, mis experiencias, lo que veo y aprendo, siempre he respetado los tiempos de cada quien, así que pido disculpas si no comprenden el mío.

Hace tiempo tuve un sueño donde me vi sentada en un banco con una venda negra sobre los ojos.

Charly me pregunto:

- Sabes què significa esto?,

le dije:

- Si, es mi tiempo pasado, cuando veía todo negativo oscuro y estaba llena de rencor y malas creaciones.

Luego apareció otra imagen, me vi sentada en otro banco, como un ser de luz, divina y perfecta, pero al acercarme vi que también tenia una venda blanca sobre los ojos.

Desperté preguntándome que significaba la segunda imagen, sabia que era mi tiempo presente, mi cambio, mi visión en la luz, mi crecimiento espiritual, yo me había transformado en un nuevo ser, por eso brillaba mi cuerpo, había aprendido a perdonar, a soltar, crear y amar, la vida la veía genial y me sentía en paz y llena de amor y felicidad.

Cuando de repente llegaban a mi "malas" situaciones, mi paz colapsaba y entonces yo me sentía mal, sentía que en algo había fallado y buscaba la razón para volver al camino de la luz.

Pero.... ¿y la venda? ¿Por qué la venda sobre mis ojos, si yo era un ser de amor y de luz?

Un día cuando lleguè a casa me topé de frente con un mono (N.R. demonio) de oscuridad, en cuanto me vio corrió por el pasillo riendo. Pero… ¿por que estaba ahí?, si también vi dos ángeles en mi sala.¿ Cómo podía haber ángeles y demonios en mi casa?

Los ángeles solo me miraban como si esperaran algo de mi, creí que lo que querían era que yo misma sacara a ese ser y eso hice, yo como hija de Dios, como un ser de luz y de amor lo saque ofreciéndole la luz divina de Dios, así èl desapareció.

Cuando yo decidí seguir a Dios y vi la luz, mi vida cambio totalmente, empecé a ver tantas cosas maravillosas, los milagros y experiencias llegaban por montones a mi vida y sentía tanta emoción por cada paso que daba, todo el día creaba energías divinas para los demás y mi corazón irradiaba tanto amor, pero…de repente todo paró, ya casi no recibía sueños y mensajes, (ustedes tal ves notaron que mis escritos iban disminuyendo). Por meses busque el camino, ¿què seguía? ¿què debía hacer? Me sentía estancada.

Cada día le pedía Dios que me mostrara el camino, pues yo no sabia que era lo que estaba pasando, que era lo que estaba haciendo mal.

Por esos días me llamaron del periódico local y me ofrecieron un espacio para que yo escribiera sobre los ángeles. En un tiempo atrás, yo hubiera brincado de gusto al poder compartir con miles de personas lo que iba aprendiendo, y no hubiera dudad un segundo en aceptar, pero dije que no.

Es muy diferente escribir cuando llega una enseñanza, escribir por amor, por dar, por compartir, a escribir por obligación. Lo viví en el radio, cada semana me hablaban y yo compartía feliz mis experiencias, pero poco a poco mis experiencias se fueron acabando, ya lo había dicho todo, ¿de que mas podía hablar?. La idea de repetir lo mismo o inventar algún tema no me gustaba nada, así que deje también la radio.

¿Y saben què era lo peor? Que yo me sentía terriblemente mal, sentía que le estaba fallando a Dios, a la gente, a todo el mundoooo, pero no tenia nada que decir.

¿Què quieres de mi? le preguntaba llorando a Dios, que debo hacer? Sabes que te amo con todo mi ser y que te seguiré aun con los ojos cerrados, pero necesito que me muestres que sigue, el camino que no lo veo.

Y Dios contestó... siempre lo hace.

El 8.8.8 que meditaba y recibía el tercer torrente de energías, vi y comprendí muchas cosas, sentí que el velo se corrió y que por fin se armo el rompecabezas.

Comprendí que no todo es oscuridad y no todo es luz, aquí en este planeta no, pues estamos en un planeta dual, creo que por eso Dios hizo el día y la noche para enseñarnos que aquí hay luz y también oscuridad, aquí hay amor y también hay odio, aquí hay bien y hay mal, aquí no solo somos esencias divinas también somos cuerpo y mente.

Vivimos en un mundo donde hay ángeles y demonios, en un mundo dual, nosotros somos aquí duales, a veces somos buenos, a veces somos malos, a veces estamos felices, a veces tristes, a veces creamos cosas buenas otras cosas malas. A veces soy esencia divina (cuando viajo medito) y otras soy Bertha Alicia, cuando despierto.

He comprendido tantísimas cosas de golpe que si las contara todas este mail parecería un libro.

Pero, respecto al sueño de las vendas sobre los ojos, comprendí que cuando nosotros vemos lo hermoso que es la luz, queremos permanecer solo ahí y es entonces que nos ponemos la venda blanca y no vemos la verdad.

Los ángeles decían, "ustedes se comportan como lo que no son, porque no quieren ver ni quieren escuchar" y esto se aplica también a los que estamos en la luz.

¿Cómo explicarlo? ¿Cómo reducirlo para que esto no se haga tan largo?

Yo hace tiempo estaba llena de confusión, ¿Quién era? En meditación y en sueños yo era un ser de luz, (pongámosle nombre: Analehi) y al despertar era Bertha Alicia, ¿cùal de las dos imágenes debía ser?.Por supuesto que yo luchaba por ser Analehi, el ser divino y perfecto que Dios creo, pero... ¿y Bertha? ¿dònde quedaba Bertha? y si yo era Analehi ¿por què estaba en el cuerpo de Bertha?.

Ahora lo comprendí !!!!!

Soy Analehi, un ser divino que esta viviendo en un cuerpo humano para experimentar emociones, estoy en este planeta dual para eso, para ver las dos caras de la moneda.

No podemos vivir siempre en meditación o siempre allá en el mundo angelical, no mientras estemos aquí. no podemos avanzar con cualquiera de las vendas, tenemos que abrir los ojos y ver el porque Dios nos permitió vivir aquí, el por que de todo, el por que de la oscuridad.

Sin oscuridad no sabríamos que la luz existe, ¡no la veríamos!, así como no vemos nuestra salud cuando estamos bien.

Por eso estamos aquí, para vivir las dos experiencias y entonces elegir.

Allá me veo siempre como "Analehi", un ser divino y perfecto, y aquí soy Bertha, con errores y aciertos, reconozco que no solo soy este cuerpo y esta mente, que también soy esencia divina, esa es la dualidad que vine a aprender aquí, a reconocer quienes somos a pesar de la dualidad, a pesar de vivir aquí y allá porque son DOS TIEMPOS.

Como me dijo Charly(N.R. el ángel de la guarda de Bertha), tu estas ¡aquí y ahora! Asi que como Bertha viviré lo mejor que pueda y cuando Dios decida que es tiempo de volar hasta Èl, valorare todo lo que soy, amare profundamente cada SER y cada creación de todo el universo, porque ya viví la experiencia y decidí el BIEN de entre EL MAL, escogí LA LUZ de entre la oscuridad, no NEGUÉ lo que aquí también hay, no cerré los ojos, solo decidí, vivo la experiencia y aprendo de ella.

Porque no podemos vivir solo el exterior, ni tampoco solo el interior, solo viviendo los dos, cada uno en su tiempo seremos SERES COMPLETOS y viviremos plenamente: aquí, allá o donde Dios disponga.

Un beso,
siempre en la luz
Bertha Alicia
bamcbamc@hotmail.com

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Espero tu amable comentario