Traduzca el blog a 33 idiomas / It translates blog to 33 languages


| | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | |

lunes, mayo 04, 2015

"Interstellar": Una película sobre la supervivencia...



La supervivencia en el planeta es un tema de urgente actualidad. Las condiciones para la vida de hecho están siendo alteradas, hasta el momento, irreversiblemente. Toda consideración económica o política, tiene que basarse en esa cuestión central: la supervivencia de la humanidad. 

Y en el tejido de opciones, teorías e intereses que configuran las decisiones de los hombres hay diferentes niveles de compromiso emocional y afectivo que determinan finalmente el rumbo a tomar.

Imposible escapar de ese universo interior de cada ser humano. De las cercanías y las distancias entre unos y otros seres humanos,concretos, depende el futuro de todos.

El desarrollo económico, científico y tecnológico se define en última instancia en decisiones de hombres de carne, hueso y…afectividad. 

Cuánto podemos elevarnos por encima de nuestros compromisos y lazos afectivos personales para sublimar el amor por los nuestros en los “otros”. 

“Otros”, concepto que finalmente es solo una ilusión, porque en realidad todos somos, y seremos siempre, “nosotros”. El UNO.

De esta disyuntiva depende todo.

“Interestelar” es la excepcional película que nos lleva a estas reflexiones esenciales y que queremos compartir con ustedes. (Jesús Hubert)


Para ingresar a la película presionar la imagen:





Interstellar (2014) - Latino
Nombre Original: Interstellar
Género:  sci-fi, Drama, aventura espacial, futuro-postapocalíptico, viajes en el tiempo,
Año: 2014,
Duración: 169 min
Director: Christopher Nolan,
Reparto: Matthew McConaughey, Anne Hathaway, Jessica Chastain, Bill Irwin, John Lithgow, Casey Affleck, David Gyasi, Wes Bentley, Mackenzie Foy,Timothee Chalamet, Topher Grace, David Oyelowo, Ellen Burstyn, Michael Caine, Matt Damon.
Sinopsis: Al ver que la vida en la Tierra está llegando a su fin, un grupo de exploradores liderados por el piloto Cooper (McConaughey) y la científica Amelia (Hathaway) se embarca en la que puede ser la misión más importante de la historia de la humanidad y emprenden un viaje más allá de nuestra galaxia en el que descubrirán si las estrellas pueden albergar el futuro de la raza humana.


miércoles, abril 29, 2015

1º de Mayo, Día del Trabajador...¿historia o futuro? Escribe: Eduardo Galeano / SIN PERMISO




La verdadera pobreza es la resignación y la ignorancia. Sentir como natural trabajar 14 o 15 horas, considerar casi un favor el conseguir un empleo.

En fin…el próximo 1º de Mayo puede ser un día de reflexión. La jornada de  ocho horas que tanta sangre y sufrimiento ha costado a los trabajadores de todo el mundo es solo un recuerdo. La modernidad y el progreso globalizador ha barrido con ese derecho elemental de los trabajadores. No se trabaja para vivir, se vive para trabajar.

El genial latinoamericano, Eduardo Galeano, nos ha legado un repaso por la situación de los trabajadores, como un llamado a que esta insensatez de la sociedad de la tecnología,el consumismo y del abuso laboral, cambie, para que el trabajador pueda recuperar así su libertad, su derecho a la vida (Jesús Hubert).

La dignidad del trabajo
Eduardo Galeano • • • • •

26/04/15

Texto leído en la sesión magistral de clausura de la VI Conferencia Latinoamericana y Caribeña de Ciencias Sociales, llevada a cabo del 6 al 9 de noviembre de 2012 en la Ciudad de México. Para recordar al recientemente fallecido escritor, integérrimamente comprometido con las buenas causas de todos los pueblos del mundo. Y para celebrar el próximo Primero de Mayo, día internacional de los trabajadores..

No se asusten, empezaré diciendo “seré breve”, pero esta vez es verdad. Y es verdad porque yo estoy empeñado en una inútil campaña contra la “inflación palabraria” en América Latina, que yo creo que es más jodida, más peligrosa que la inflación monetaria, pero se cultiva con más frecuencia. Y porque además lo que voy a hacer es leer para ustedes un mosaico de textos breves previamente publicados en revistas, periódicos, libros. Pero no reunidos como ahora en una sola ocasión, reunidos en torno a una pregunta que me ocupa y me preocupa como –estoy seguro– a todos ustedes, que es la pregunta siguiente: ¿los derechos de los trabajadores son ahora un tema para arqueólogos? ¿Sólo para arqueólogos? ¿Una memoria perdida de tiempos idos? Este en un mosaico armado con textos diversos que se refieren todos –sin querer queriendo, yendo y viniendo entre el pasado y el presente– a esta pregunta más que nunca actualizada: ¿“Los derechos de los trabajadores” es un tema para arqueólogos? Más que nunca actualizada en estos tiempos de crisis, en los que más que nunca los derechos están siendo despedazados por el huracán feroz que se lleva todo por delante, que castiga el trabajo y en cambio recompensa la especulación, y está arrojando al tacho de la basura más de dos siglos de conquistas obreras.

La tarántula universal

Ocurrió en Chicago en 1886. El 1º de mayo, cuando la huelga obrera paralizó Chicago y otras ciudades, el diario Philadelphia Tribune diagnosticó: “El elemento laboral ha sido picado por una especie de tarántula universal y se ha vuelto loco de remate”. Locos de remate estaban los obreros que luchaban por la jornada de trabajo de ocho horas y por el derecho a la organización sindical. Al año siguiente, cuatro dirigentes obreros, acusados de asesinato, fueron sentenciados sin pruebas en un juicio mamarracho. Se llamaban George Engel, Adolph Fischer, Albert Parsons y Auguste Spies; marcharon  a la horca mientras el quinto condenado (Louis Lingg) se había volado la cabeza en su celda.

Cada 1º de mayo el mundo entero los recuerda.

Dicho sea de paso, les cuento que estuve en Chicago hace unos siete u ocho años, y les pedí a mis amigos que me llevaran al lugar donde todo esto había ocurrido, y no lo conocían. Entonces me di cuenta de que en realidad esto, esta ceremonia universal – la única fiesta de veras universal que existe –, en Estados Unidos no se celebraba; o sea, era en ese momento  el único país del mundo donde el 1 de mayo no era el Día de los Trabajadores. En estos últimos tiempos eso ha cambiado, recibí hace poco una carta muy jubilosa de estos mismos amigos contándome que ahora había en ese lugar un monolito que recordaba a estos héroes del sindicalismo, que las cosas habían cambiado y que se había hecho una manifestación de cerca de un millón de personas en su memoria por primera vez en la historia. Y la carta terminaba diciendo: “Ellos te saludan”.

Cada 1º de mayo el mundo recuerda a esos mártires, y con el paso del tiempo las convenciones internacionales, las constituciones y las leyes les han dado la razón. Sin embargo, las empresas más exitosas siguen sin enterarse. Prohíben los sindicatos obreros y miden las jornadas de trabajo con aquellos relojes derretidos de Salvador Dalí.

Una enfermedad llamada "trabajo"

En 1714 murió Bernardino Ramazzini. Él era un médico raro, un médico rarísimo, que empezaba preguntando: “¿En qué trabaja usted?”. A nadie se le había ocurrido que eso podía tener alguna importancia. Su experiencia le permitió escribir el primer Tratado de Medicina del Trabajo, donde describió – una por una – las enfermedades frecuentes en más de cincuenta oficios. Y comprobó que había pocas esperanzas de curación para los obreros que comían hambre, sin sol y sin descanso, en talleres cerrados, irrespirables y mugrientos. Mientras Ramazzini moría en Padua, en Londres nacía Percivall Pott. Siguiendo las huellas del maestro italiano, este médico inglés investigó la vida y la muerte de los obreros pobres. Y entre otros hallazgos, Pott descubrió por qué era tan breve la vida de los niños deshollinadores. Los niños se deslizaban desnudos por las chimeneas, de casa en casa, y en su difícil tarea de limpieza respiraban mucho hollín.

El hollín era su verdugo.

Desechables

Más de 90 millones de clientes acuden, cada semana, a las tiendas Walmart. Sus más de 900 mil empleados tienen prohibida la afiliación a cualquier sindicato. Cuando a alguno se le ocurre la idea, pasa a ser un desempleado más. La exitosa empresa niega sin disimulo uno de los derechos humanos proclamados por las Naciones Unidas: la libertad de asociación. Y más, el fundador de Walmart, Sam Walton, recibió en 1992 la Medalla de la Libertad, una de las más altas condecoraciones de los Estados Unidos.

Uno de cada cuatro adultos norteamericanos y nueve de cada diez niños engullen en McDonald’s la comida plástica que los engorda. Los trabajadores de McDonald’s son tan desechables como la comida que sirven. Los pica la misma máquina. Tampoco ellos tienen el derecho de sindicalizarse.

En Malasia, donde los sindicatos obreros todavía existen y actúan, las empresas Intel, Motorola, Texas Instruments y Hewlett-Packard lograron evitar esa molestia. El gobierno de Malasia declaró union free (libre de sindicatos) el sector electrónico. Tampoco tenían ninguna posibilidad de agremiarse las 190 obreras que murieron quemadas vivas en Tailandia en 1993, en el galpón trancado por fuera donde fabricaban los muñecos de Sesame Street, Bart Simpson, la familia Simpson y los Muppets.

En sus campañas electorales del año 2000, los candidatos Bush y Gore coincidieron en la necesidad de seguir imponiendo en el mundo  el modelo norteamericano  de relaciones laborales. “Nuestro estilo de trabajo” – como ambos lo llamaron – es el que está marcando el paso de la globalización que avanza con botas de siete leguas y entra hasta en los más remotos rincones del planeta.

La tecnología, que ha abolido las distancias, permite ahora que un obrero de Nike en Indonesia tenga que trabajar 100 mil años para ganar lo que gana en un año – 100 mil años para ganar lo que gana en un año – un trabajador de su empresa en los Estados Unidos. Es la continuación de la época colonial, en una escala jamás conocida. Los pobres del mundo siguen cumpliendo su función tradicional: proporcionan brazos baratos y productos baratos, aunque ahora produzcan muñecos, zapatos deportivos, computadoras  o instrumentos  de alta tecnología, además de producir como antes caucho, arroz, café, azúcar y otras cosas malditas por el mercado mundial.

Desde 1919 se han firmado 183 convenios internacionales que regulan las relaciones de trabajo en el mundo.  Según la Organización Internacional del Trabajo, de esos 183 acuerdos Francia ratificó 115, Noruega 106, Alemania 76 y los Estados Unidos… 14. El país que encabeza el proceso de globalización sólo obedece sus propias órdenes. Así garantiza suficiente impunidad a sus grandes corporaciones, lanzadas a la cacería de mano de obra barata y a la conquista de territorios que las industrias sucias pueden contaminar  a su antojo. Paradójicamente, este país que no reconoce más ley que la ley del trabajo… no reconoce más ley que la ley del trabajo fuera de la ley, es el que dice que ahora no habrá más remedio que incluir cláusulas sociales y de protección ambiental en los Acuerdos de Libre Comercio. ¿Qué sería de la realidad, no? ¿Qué sería de ella sin la publicidad que la enmascara? Estas cláusulas son meros impuestos que el vicio paga a la virtud con cargo al rubro “relaciones públicas”, pero la sola mención de los derechos obreros pone los pelos de punta a los más fervorosos partidarios, abogados, del salario de hambre, el horario de goma y el despido libre.

Desde que Ernesto Zedillo dejó la Presidencia de México, pasó a integrar los directorios de la Union Pacific Corporation y del consorcio Procter & Gamble, que opera en 140 países, y además encabeza una comisión de las Naciones Unidas y difunde sus pensamientos en la revista Forbes. En idioma “tecnocratés”, se indigna contra lo que llama “la imposición de estándares homogéneos en los nuevos acuerdos comerciales”; traducido, eso significa “olvidemos de una buena vez toda la legislación internacional que todavía protege más o menos, menos que más, a los trabajadores”. El presidente jubilado cobra por predicar la esclavitud, pero el principal director ejecutivo de General Electric lo dice más claro: “Para competir hay que exprimir los limones”, y no es necesario aclarar que él no trabaja de limón en el reality show del mundo de nuestro tiempo. Ante las denuncias y las protestas, las empresas se lavan las manos y “yo no fui, yo no fui”.

En la industria posmoderna el trabajo ya no está concentrado, así es en todas partes, y no sólo en la actividad privada. Los contratistas fabrican las tres cuartas partes de los autos de Toyota; de cada cinco obreros de Volkswagen en Brasil, sólo uno es empleado de la empresa; de los 81 obreros de Petrobras muertos en accidentes de trabajo a fines del siglo XX, 66 estaban al servicio de contratistas que no cumplen las normas de seguridad.

A través de 300 empresas contratistas, China produce la mitad de todas las muñecas Barbie para las niñas del mundo. En China sí hay sindicatos, pero obedecen a un Estado que en nombre del socialismo se ocupa de la disciplina de la mano de obra. “Nosotros combatimos la agitación obrera y la inestabilidad social para asegurar un clima favorable a los inversores”, explicó Bo Xilai, alto dirigente del Partido Comunista Chino.

El poder económico está más monopolizado que nunca, pero los países y las personas compiten en lo que pueden, a ver quién ofrece más a cambio de menos, a ver quién trabaja el doble a cambio de la mitad. A la vera del camino están quedando los restos de las conquistas arrancadas por tantos años de dolor y de lucha.

Las plantas maquiladoras de México, Centroamérica y el Caribe, que por algo se llaman sweatshops (“talleres del sudor”), crecen a un ritmo mucho más acelerado que la industria en su conjunto. Ocho de cada diez nuevos empleos en la Argentina están en negro, sin ninguna protección legal; nueve de cada diez nuevos empleos en toda América Latina corresponden al llamado “sector informal”, un eufemismo para decir que los trabajadores están librados a la buena de Dios. ¿La estabilidad laboral y los demás derechos de los trabajadores serán de aquí a poco un tema para arqueólogos? ¿No más que recuerdos de una especie extinguida?

En el mundo del revés, la libertad oprime. La libertad del dinero exige trabajadores presos, presos de la cárcel del miedo, que es la más cárcel de todas las cárceles. El Dios del mercado amenaza y castiga, y bien lo sabe cualquier trabajador en cualquier lugar. El miedo al desempleo que sirve a los empleadores para reducir sus costos de mano de obra y multiplicar la productividad, eso hoy por hoy es la fuente de angustia más universal de todas las angustias.

¿Quién está a salvo del pánico, de ser arrojado a las largas colas de los que buscan trabajo? ¿Quién no teme convertirse en un obstáculo interno, para decirlo con las palabras del presidente de la Coca-Cola, que explicó el despido de miles de trabajadores diciendo que “hemos eliminado los obstáculos internos”? Y en tren de preguntas, la última: ante la globalización del dinero, que divide el mundo en domadores y domados, ¿se podrá internacionalizar la lucha por la dignidad del trabajo? Menudo desafío.

Un raro acto de cordura

En 1998, Francia dictó la ley que a 35 horas semanales el horario de trabajo. Trabajar menos, vivir más. Tomás Moro había soñado en su Utopía pero hubo que esperar cinco siglos para que por fin una nación se atreviera a cometer semejante acto de sentido común. Al fin y al cabo, ¿para qué sirven las máquinas si no es para reducir el tiempo de trabajo y ampliar nuestros espacios de libertad? ¿Por qué el progreso tecnológico tiene que regalarnos desempleo y angustia? Por una vez, al menos, hubo un país que se atrevió a desafiar tanta sinrazón. Pero, pero… poco duró la cordura. La ley de las 35 horas murió a los diez años.

Este inseguro mundo

Hoy, vale la pena advertir que no hay en el mundo nada más inseguro que el trabajo. Cada vez son más y más los trabajadores que despiertan cada día preguntando:  “¿Cuántos  sobraremos, quién me comprará?”. Muchos pierden el trabajo, y muchos pierden, trabajando, también la vida. Cada 15 segundos muere un obrero asesinado por eso que llaman “accidentes de trabajo”.

La inseguridad pública es el tema preferido de los políticos, que desatan la histeria colectiva en cada elección. “¡Peligro, peligro – proclaman – en cada esquina acecha un ladrón, un violador, un asesino!”. Pero esos políticos jamás denuncian que trabajar es peligroso. Y es peligroso cruzar la calle, porque cada 25 segundos muere un peatón asesinado por eso que llaman “accidentes de tránsito”. Y es peligroso comer, porque quien está a salvo del hambre puede sucumbir envenenado por la comida química. Y es peligroso respirar, porque en las ciudades, en las grandes ciudades, el aire es… el aire puro es como el silencio: un artículo de lujo. Y también es peligroso nacer, porque cada 3 segundos muere un niño que no ha llegado vivo a los cinco años de edad.

Una historia real para acabar (se me fue la mano con las teorías), un par de cosas que tengan más que ver con la realidad de carne y hueso, como la historia de Maruja. El 30 de marzo, Día del Servicio Doméstico, no viene mal contar la breve historia de una trabajadora de uno de los oficios más ninguneados del mundo.  Maruja no tenía edad. De sus años de antes, nada decía; de sus años de después, nada esperaba. No era linda ni fea ni más o menos, caminaba arrastrando los pies, empuñando el plumero o la escoba o el cucharón. Despierta, hundía la cabeza entre los hombros. Dormida, hundía la cabeza entre las rodillas. Cuando le hablaban, miraba al suelo, como quien cuenta hormigas. Había trabajado en casas ajenas desde que tenía memoria. Nunca había salido de la ciudad de Lima, nunca. Mucho trajinó de casa en casa, y en ninguna se hallaba. Por fin, por fin, encontró un lugar donde fue tratada como si fuera persona. A los pocos días, se fue.

Se estaba encariñando.

Desaparecidos

Agosto 30, Día de los Desaparecidos. Los muertos sin tumba, las tumbas sin nombre, las mujeres y los hombres que el terror tragó, los bebés que son o han sido botín de guerra, y también los bosques nativos, las estrellas en la noche de las ciudades, el aroma de las flores, el sabor de las frutas, las cartas escritas a mano, los viejos cafés donde había tiempo para perder el tiempo, el fútbol de la calle, el derecho a caminar, el derecho a respirar, los empleos seguros, las jubilaciones seguras, las casas sin rejas, las puertas sin cerradura, el sentido comunitario y el sentido común.

El origen del mundo 

Hacía pocos años que había terminado la Guerra Española, y la cruz y la espada reinaban sobre las ruinas de la República. Uno de los vencidos, un obrero anarquista recién salido de la cárcel, buscaba trabajo. En vano revolvía cielo y tierra. No había trabajo para un rojo. Todos le ponían mala cara, se encogían de hombros, le daban la espalda, con nadie se entendía, nadie lo escuchaba. El vino era el único amigo que le quedaba.

Por las noches, ante los platos vacíos, soportaba sin decir nada los reproches de su esposa beata, mujer de misa diaria, mientras el hijo, un niño pequeño, le recitaba el catecismo. Mucho tiempo después, Josep Verdura, el hijo de aquel obrero maldito, me lo contó. Me contó esta historia. Me lo contó en Barcelona, cuando yo llegué al exilio, me lo contó: él era un niño desesperado que quería salvar a su padre de la condenación eterna, pero el muy ateo, el muy tozudo, no entendía razones. “Pero, papá – le preguntó Josep, llorando –, pero, papá… si Dios no existe, ¿quién hizo el mundo?”. Y el obrero, cabizbajo, casi en secreto, dijo: “¡Tonto, tonto! ¡Al mundo lo hicimos nosotros, los albañiles!”.— En Ciudad de México, el viernes 9 de noviembre de 2012


sábado, abril 25, 2015

Vuelve el franquismo contra España_ Editorial de “The New York Times”







PODEMOS. el nuevo partido político surgido de la indignación callejera contra la política antipopular del gobierno español y que se perfila como la alternativa en las próximas elecciones va enfrentar obstáculos mayores.

La reacción española tiene antecedentes de garrote y barbarie que ha tratado de mantener ocultos bajo la careta de la democracia neoliberal. Pero como los ajustes económicos para transferir el peculio del pueblo español a las arcas de los grandes intereses financieros, bajo la coartada de la crisis económica generada por ellos mismos, son insoportables para el pueblo y el descontento se desborda también en la perspectiva electoral, va llegando la hora de tirar la mascara democrática.

El influyente diario norteamericano “The New York Times”, rompe fuegos contra la amenaza de criminalizar el descontento y la protesta mediante un proyecto de “Ley Mordaza” que prepara para Julio el gobierno  del PP . 

El mundo es un pañuelo y la reacción va unificando sus métodos a nivel internacional. Así que ya saben los sectores progresistas lo que les espera también en otros países que tienen procesos electorales en ciernes.  

A estar alertas y a prepararse para ponerle el cascabel al gato.(Jesús Hubert)

Spain’s Ominous Gag Law  (Siniestra Ley Mordaza en España)

By THE EDITORIAL BOARD APRIL 22, 2015 

El 10 de abril, un grupo llamado No Somos Delito o no somos un crimen, proyecta una pancarta de protesta que presentan manifestándose frente al edificio del Parlamento en Madrid. Por el momento, las protestas virtuales en forma de pancartas no son ilegales en España. Aunque parezca increíble, sin embargo, casi cualquier otro tipo de protesta pacífica pronto será si una nueva ley entre en vigor en la fecha prevista el 1 de julio.

La ley sobre la seguridad pública - apodado "ley mordaza" - definiría la protesta pública por personas reales en frente del Parlamento y otros edificios del gobierno como una "perturbación de la seguridad pública", punible con una multa de 30.000 euros. Las personas que participan en protestas espontáneas cerca de los servicios públicos, centros de transporte, centrales nucleares o instalaciones similares se arriesgarían a una multa asombrosa de € 600.000. El "uso no autorizado" de imágenes de los cuerpos de seguridad o la policía - presumiblemente destinados a los reporteros gráficos o simples ciudadanos con cámaras tomando fotos de policías o soldados - también tendrá una multa € 30.000, por lo que es imposible documentar los abusos.

La ley fue introducida en 2013 por el gobierno del Presidente Mariano Rajoy, cuyo partido conservador goza de una mayoría en ambas cámaras del Parlamento. La cámara baja aprobó la ley en diciembre, y, a pesar de las súplicas de los grupos de derechos y las Naciones Unidas, el Senado la aprobó el mes pasado.

El propósito principal de la ley, al parecer, es ayudar al partido en el poder mantener su control del poder, al desalentar las protestas contra la austeridad que se convertía en un amplio apoyo al partido Podemos. Este partido parece que va a hacer grandes resultados en las elecciones de este año.

La Comisión Europea debe actuar con rapidez para condenar la nueva ley. Maina Kiai, el relator especial de las Naciones Unidas sobre los derechos a la libertad de reunión pacífica, ha instado a los legisladores españoles a rechazar la medida, argumentando: "Los derechos a la protesta pacífica y expresar colectivamente una opinión, son fundamentales para la existencia de un país libre y la sociedad democrática ".

La nueva ley mordaza de España inquietantemente se remonta a los días oscuros del franquismo. No tiene lugar en una nación democrática, donde los españoles, como ciudadanos de la Unión Europea, tienen más que un derecho virtual al pacífico, protesta colectiva.

Versión original en inglés del mismo NY Times :
Traducción al español

viernes, abril 24, 2015

"Corrreo" o la otra cara de la prensa _ Facebook de Rocio Silva Santisteban






Esto no puede pasarse por alto. Es una muestra evidente de cómo se maneja la prensa en contra del pueblo. 

La periodista y defensora de los derechos humanos Rocio Silva Santisteban hace la denuncia en su facebook:
Yo estoy casi curtida... pero este video me ha hecho llorar de rabia y de indignación. 
La policía le siembra un arma hechiza a un poblador del Valle de Tambo, le increpan ante las cámaras, lo capturan... Todo montado con la complicidad de Correo que toma la foto que sale al día siguiente para mandarlo cuatro años a la cárcel.

Felizmente los periodistas de MollendinosTV han captado todo y lo denuncian al detalle. 
¡Es un escándalo!

Y la prueba palpable de que estamos hablando cuando hablamos de criminalización de la protesta. 
Son siete minutos, pero hay que ver cada segundo.

El Día de la Tierra...en Islay,Arequipa, Perú_ Comunicado de la Municipalidad Provincial de Islay





Esta semana se ha “celebrado” el Día de la Tierra. Eso de “celebrado” suena irónico cuando quienes defienden precisamente su conservación son tildados de agitadores y de terroristas. 

Ya es hora de que la democracia también respete la decisión de los pueblos para elegir el tipo de actividad económica que desean desarrollar de acuerdo a sus necesidades y la protección de su hábitat.

Estamos en una etapa crítica del equilibrio ecológico en todo el planeta. En un tiempo en que el agua y la tierra, como elementos indispensables para la alimentación de la humanidad, tienen un valor superior a cualquier incremento pasajero de ingresos para un país. De por medio está la misma supervivencia del género humano, mediante la conservación de las condiciones apropiadas para la vida.

Digámosle alto a la locura de las empresas transnacionales, cuyo único interés es el lucro, aun atropellando el derecho de los pueblos a decidir su destino y proteger su vida. Solidaridad con el pueblo de Islay, en la región Arequipa. (Jesús Hubert)


video




PRONUNCIAMIENTO ALCALDE PROVINCIAL DE ISLAY.

AL EXCELENTÍSIMO PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA DEL PERÚ
AL PODER JUDICIAL
A LOS CONGRESISTAS DE LA REPÚBLICA
A LOS MINISTROS DE ESTADO
AL LOS PERIODISTAS Y MEDIOS DE DIFUSIÓN DEL PERÚ
AL PUEBLO PERUANO EN GENERAL

Ante los sucesos registrados en este sector importante de nuestro país como es el Valle de Tambo en la provincia de Islay, región Arequipa, me dirijo a ustedes en representación de mi pueblo para manifestar nuestro rechazo unánime a las acciones violentas por parte de la Policia Nacional del Perú que de un tiempo a esta parte, en vez de ser nuestros aliados en la pacificación del país, hoy se convierten en implacables verdugos de la clase trabajadora.

El productor agropecuario, Victoriano Huayna Nina perdió la vida por reclamar sus derechos, familia y trabajo; este hecho enluta y consterna a la opinión pública a raíz del interés de algunos funcionarios del Estado para aprobar la instalación definitiva del proyecto minero Tía María contra toda observación y sin una consulta seria para la licencia social.

Estamos convencidos que la actividad agropecuaria es rentable cuando las inversiones se orientan para modernizar y tecnificar a esta actividad que genera mayores divisas para un país y beneficia a más pobladores; por eso no entendemos la intransigencia y el uso desmedido de la fuerza en contra de humildes productores agropecuarios.

Señor Presidente, ministros, congresistas, magistrados, periodismo y pueblo peruano, esta situación se torna insoportable y solicitamos un diálogo inclusivo con la presencia de los pobladores del Valle de Tambo para esperar de ustedes decisiones donde consideren el aporte del agro para el desarrollo el país y de esta manera tener mejores condiciones de vida.

Recuerden esa frase que siempre nos enseñaron para querer a nuestro Perú: “Se ama lo que se conoce”; y los agricultores conocen nuestro Valle de Tambo, es por eso que lo aman y defienden.

Mollendo, abril del 2015

RICHARD ALE CRUZ
ALCALDE PROVINCIAL DE ISLAY

Cuáles son...Cómo están las relaciones de poder en el mundo_Entrevista de Ignacio Ramonet a Noam Chomsky / TV Pública Argentina / Le Monde Diplomatique, en español




No hay nada más prioritario en este tiempo que tener las cosas claras. No solo a nivel interno, dentro de cada país, sino abrir nuestra visión a la situación global del mundo, para conocerla y poderla entender. 


Las comunicaciones se realizan en tiempo real, las distancias ya no existen. También -y eso es lo más importante- lo que ocurre en cualquier latitud repercute rapidísimo en el resto de la geografía económica, social y política del orbe. De manera que las decisiones que toman los amos del mundo y sus súbditos, genuflexos o rebeldes, influyen también en el resto de países del mundo.


De allí la relevancia de esta entrevista que difundió la TV Pública de Argentina, el último 23 de Marzo y que realizó el fogueado periodista francés de Le Monde Diplomatique, en español, Ignacio Ramonet, a Noam Chomsky, quizás, el más relevante intelectual contestatario de la época y coincidentemente, norteamericano, país del cual es su más acerbo crítico. (Jesús Hubert)




Le Monde Diplomatique, en español, Nº: 234   Abril  2015
ENTREVISTA CON NOAM CHOMSKYContra el imperio de la vigilancia


Ignacio Ramonet 


En Buenos Aires (Argentina), del 12 al 14 de marzo pasado, organizado por el Ministerio de Cultura y el Secretario de Coordinación Estratégica del Pensamiento Nacional, Ricardo Forster, tuvo lugar un importante Foro Internacional por la Emancipación y la Igualdad que reunió a personalidades de gran prestigio venidas de Estados Unidos, de América Latina y de Europa. Se trataba de reflexionar sobre el momento que se está viviendo no sólo en Latinoamérica sino también en algunos países de Europa, donde nuevas organizaciones políticas (Syriza, Podemos), que conocen bien los avances progresistas realizados en América Latina, están tratando de cambiar las cosas y de aportar soluciones de inclusión social y de rechazo de las políticas “austeritarias”.

En el marco de ese encuentro excepcional, pudimos entrevistar a nuestro amigo estadounidense Noam Chomsky, uno de los intelectuales más prestigiosos del mundo. Un hombre que lleva años pensando cómo construir un mundo más justo, menos desigual y con menos violencia.

Ignacio Ramonet: Noam, el 9 de marzo pasado, Barack Obama firmó una orden ejecutiva y decretó “estado de emergencia” en Estados Unidos por “la amenaza inusitada y extraordinaria” que representaría Venezuela para la seguridad nacional de su país.  ¿Qué piensa usted de esta declaración?

Noam Chomsky: Tenemos que ser cuidadosos y distinguir dos partes en esa declaración. Por un lado, un hecho real: la imposición de sanciones a siete funcionarios de Venezuela. La otra parte es un aspecto más bien técnico, la forma en que se formulan las leyes estadounidenses. Cuando un presidente impone una sanción debe invocar esta declaración ridícula que pretende que hay “una amenaza a la seguridad nacional y a la existencia de EE.UU.”, por parte de tal o cual Estado. Es un aspecto técnico del derecho estadounidense. Es tan ridículo que, de hecho, nunca se había subrayado. Pero esta vez sí se insistió en ello, porque surgió en América Latina. En la declaración habitual casi nunca se menciona todo este contexto, y creo que es la novena vez que Obama invoca una “amenaza a la seguridad nacional y a la supervivencia de EE.UU.”, porque es el único mecanismo a su alcance mediante el cual la ley le permite imponer sanciones. O sea, que lo que cuenta son las sanciones. El resto es una formalidad absurda; es una retórica obsoleta de la que podríamos prescindir, pero que, en todo caso, no significa nada.

Aunque a veces sí. Por ejemplo, en 1985, el presidente Ronald Reagan invocó la misma ley diciendo: “El Estado de Nicaragua es una amenaza a la seguridad nacional y a la supervivencia de Estados Unidos”... Pero en ese caso era verdad. Porque ocurría en un momento en que la Corte Internacional de Justicia (CIJ) había ordenado a EE.UU. que pusiera fin a sus ataques contra Nicaragua mediante el uso inapropiado de los llamados “Contras” contra el Gobierno sandinista. Washington no lo tomó en cuenta. Por su parte, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas también adoptó, en ese momento, una resolución que pedía, a “todos los Estados”, que respetaran el derecho internacional... No mencionó a nadie en particular, pero todo el mundo sabía que se estaba refiriendo a EE.UU.

La CIJ había pedido a Estados Unidos que pusiera fin al terrorismo internacional contra Nicaragua y que pagara reparaciones muy importantes a Managua. Pero el Congreso estadounidense lo que hizo fue aumentar los recursos de las fuerzas [los “Contras”] financiadas por Washington que atacaban a Nicaragua... Es decir, la Administración de Reagan opuso su método a la resolución de la CIJ y violó lo que ésta le estaba pidiendo. En ese contexto, Reagan se puso sus botas de cowboy y declaró que Nicaragua era una “amenaza a la seguridad de Estados Unidos”. Recordará usted que, en aquel mismo momento, Reagan pronunció un célebre discurso diciendo que “los tanques de Nicaragua están a solo dos días de marcha de cualquier ciudad de Texas”... O sea declaró que había una “amenaza inminente”.... Bueno, según Reagan, aquella “amenaza” era una realidad... Pero ahora no, lo de Obama es una fórmula retórica, una expresión técnica, digamos. Claro, se trata de darle a la declaración un aspecto dramático adicional para tratar de socavar al Gobierno de Venezuela... Algo que Washington hace casi siempre en esos casos.

Para seguir leyendo, favor de presionar MÁS INFORMACIÓN

martes, abril 21, 2015

Terminamos con el capitalismo o el capitalismo termina con todo... Escribe: Leonardo Boff


 
En nuestro mundo defender la vida es una "locura"


Vivimos inmersos en un universo cultural unidimensional.

Correcto-incorrecto, justo-injusto, lógico-absurdo, etc. es dictado por los dueños de la opinión pública, por aquellos que fungen representar "la opinión pública" ( y mayormente no se equivocan) porque ellos mismos la siembran, cultivan y cosechan cotidianamente: los medios de comunicación social.

Por aqui y por alla, el mundo aparece con signos evidentes de destrucción. Pero no hay responsables individualizados, "todos somos (y finalmente nadie es) culpables". Para ocultar a los verdaderos responsables.

Como explica, con transparente claridad, el teólogo brasileño Leonardo Boff en el siguiente artículo, aceptamos esta realidad absurda porque formamos parte de un universo capitalista global en el cual el dominio más importante es sobre las mentes y las consciencias, como señaló, en forma tan certera como cínica, el Presidente John Kennedy.

La locura es oficial y quien la cuestione pierde...la libertad o la vida. Revisen nomas los diarios y vean el noticiero de TV de cualquier noche.

Acabamos con el capitalismo o el acabará con nosotros, nuestros animales y plantitas, incluidos. (Jesús Hubert)


La cultura capitalista es anti-vida y anti-felicidad
19/04/2015
La demolición teórica del capitalismo como modo de producción comenzó con Karl Marx y fue creciendo a lo largo de todo el siglo XX con el surgimiento del socialismo. Para realizar su propósito principal de acumular riqueza de forma ilimitada, el capitalismo agilizó todas las fuerzas productivas disponibles. Pero, desde el principio, tuvo como consecuencia un alto costo: una perversa desigualdad social. En términos ético-políticos, significa injusticia social y producción sistemática de pobreza.
En los últimos decenios, la sociedad se ha ido dando cuenta también de que no solamente existe una injusticia social, sino también una injusticia ecológica: devastación de ecosistemas enteros, agotamiento de los bienes naturales , y, en último término, una crisis general del sistema-vida y del sistema-Tierra. Las fuerzas productivas se han transformado en fuerzas destructivas. Lo que se busca directamente es dinero. Como advirtió el Papa Francisco en pasajes ya conocidos de la Exhortación Apostólica sobre la Ecología: «en el capitalismo quien manda ya no es el hombre, sino el dinero y el dinero vivo. La motivación es la ganancia… ganancia… Un sistema económico centrado en el dios-dinero necesita saquear la naturaleza para mantener el ritmo frenético de consumo que le es inherente».
Ahora el capitalismo ha mostrado su verdadera cara: estamos tratando con un sistema anti-vida humana y anti-vida natural. Y se nos plantea este dilema: o cambiamos o corremos el peligro de nuestra propia destrucción, como alerta la Carta de la Tierra.
Sin embargo, el capitalismo persiste como el sistema dominante en todo el globo bajo el nombre de macroeconomía neoliberal de mercado. ¿En qué reside su permanencia y persistencia? A mi modo de ver, reside en la cultura del capital. Eso es más que un modo de producción. Como cultura encarna un modo de vivir, de producir, de consumir, de relacionarse con la naturaleza y con los seres humanos, constituyendo un sistema que consigue reproducirse continuamente, poco importa en qué cultura venga a instalarse. Ha creado una mentalidad, una forma de ejercer el poder y un código ético. Como enfatizó Fábio Konder Comparato en un libro que merece ser estudiado A civlização capitalista (Saraiva, 2014): «el capitalismo es la primera civilización mundial de la historia» (p.19). El capitalismo orgullosamente afirma: «no hay otra alternativa».
Veamos rápidamente algunas de sus características: la finalidad de la vida es acumular bienes materiales mediante un crecimiento ilimitado producido por la explotación sin límites de todos los bienes naturales, por la mercantilización de todas las cosas y por la especulación financiera, realizado todo con la menor inversión posible, buscando obtener mediante la eficacia el mayor lucro posible dentro del más corto tiempo posible; el motor es la competencia impulsada por la propaganda comercial; el beneficiario final es el individuo; la promesa es la felicidad en un contexto de materialismo raso.
Para este propósito se apropia de todo el tiempo de vida del ser humano, no dejando espacio a la gratuidad, a la convivencia fraternal entre las personas y con la naturaleza, al amor, a la solidaridad y al simple vivir como alegría de vivir. Como tales realidades no importan en la cultura del capital, por que no son mercancias sino valores morales, como enfatizó el megaespeculador George Soros en su libro La crisis del Capitalismo (1999). Pero son ellas las que producen la felicidad posible; el capitalismo al revés destruye las condiciones de aquello que se proponía: la felicidad. Y así no es sólo anti-vida sino también anti-felicidad.
Como se deduce, estos ideales no son propiamente los más dignos para el efímero y único paso de nuestra vida por este pequeño planeta. El ser humano no posee solamente hambre de pan y afán de riqueza; es portador de otras hambres como hambre de comunicación, de encantamiento, de pasión amorosa, de belleza y arte, y de trascendencia, entre muchas otras.
¿Pero por qué la cultura del capital se muestra así tan persistente? Sin mayores mediaciones diría: porque ella realiza una de las dimensiones esenciales de la existencia humana, aunque la elabora de forma distorsionada: la necesidad de autoafirmarse, de reforzar su yo, de lo contrario no subsiste y es absorbido por los otros o desaparece.
Biólogos e incluso cosmólogos (citemos apenas a uno de los mayores: Brian Swimme) nos enseñan que en todos los seres del universo, especialmente en el ser humano, prevalecen dos fuerzas que coexisten y se tensionan: la voluntad del individuo de ser, de persistir y de continuar dentro del proceso de la vida; para eso tiene que autoafirmarse y fortalecer su identidad, su “yo”. La otra fuerza es la de integración en un todo mayor, en la especie, de la cual el individuo es un representante, constituyendo redes y sistemas de relaciones fuera de las cuales nadie subsiste.
La primera fuerza gira alrededor del yo y del individuo y origina el individualismo. La segunda se articula alrededor de la especie, del nosotros y da origen a lo comunitario y a lo societario. Lo primero está en la base del capitalismo, lo segundo, en la del socialismo.
¿Dónde reside el genio del capitalismo? En la exacerbación del yo hasta el máximo posible, del individuo y de la autoafirmación, desdeñando el todo mayor, la integración y el nosotros. De esta forma ha desequilibrado toda la existencia humana, por el exceso de una de las fuerzas, ignorando la otra.
En este dato natural reside la fuerza de perpetuación de la cultura del capital, pues se funda en algo verdadero pero concretizado de forma desmesuradamente unilateral y patológica.
¿Cómo superar esta situación que viene desde hace siglos? Fundamentalmente recuperando el equilibrio de estas dos fuerzas naturales que componen nuestra realidad. Tal vez la democracia sin fin sea la institución que hace justicia simultáneamente al individuo (al yo) pero insertado dentro de un todo mayor (nosotros, la sociedad) del cual es parte. Volveremos sobre el tema. No es suficiente la crítica, sino importante es la identificación de alternativas que nos puedan dar esperanza para el futuro de nuestra civilización y para continuidad de la vida en este planeta.
Traducción de Mª José Gavito Milano
https://leonardoboff.wordpress.com/2015/04/19/la-cultura-capitalista-es-anti-vida-y-anti-felicidad/?blogsub=confirming#subscribe-blog

lunes, abril 20, 2015

José "Pepe" Mujica habla a las bases del Frente Amplio




Docencia política y directivas de organización. Ambos aspectos se conjugan en la voz de José “Pepe” Mujica, actual senador y ex-presidente del Uruguay.
 
Cuánto tenemos que aprender de él, en el Perú de estos días, en que se agita el gallinero partidista (político sería decir demasiado en el caso de nuestro país) por la proximidad del 2016 como año electoral.

Escuchemos al “Pepe” en su tarea cotidiana. No está hablando en la ONU o en el foro de UNASUR, o en la CELAC, en el video que compartimos, lo verán hablándole a las bases: “La organización partidaria no es una iglesia para adorar, sino un instrumento político de transformación”. Sabías palabras, escuchémoslo. (Jesús Hubert)





1º Acto de Proclamacion del partido político Frente Amplio, en la ciudad de Carmelo, el 10 de abril de 2015. Presencia del senador- expresidente José Mujica. Plaza Independencia Carmelo, departamento de Colonia- Uruguay. Material : Andrea Pollifroni

domingo, abril 19, 2015

Mi pata Galeano _ Escribe: Eduardo Abusada Franco / Diario Karibeña


La aureola de la celebridad nos deslumbra y ciertos personajes se convierten en iconos, en símbolos inasibles, lejos de la carne y del aliento. Cumpliendo la necesidad de la inconmensurable humanidad, que para no sentirse nadie, convierte a cada quien en hincha de los que brillan en la cancha.

Ellos dejan de ser hombres para ser dioses y nosotros no dejamos de ser anónimos mortales. Y nada peor para un héroe que matar su humanidad en los altares. Porque de la reverencia recibida desde la tribuna, no pasarán Y todo lo vivido y lo arriesgado y lo sufrido, quedará en el oropel póstumo y el bla bla bla de los que no nos atrevimos.

La impronta del gran Eduardo Galeano también corría ese riesgo. Pero no, felizmente, Eduardo, dejó su camino regado de frijolitos de humanidad, de carne y de aliento y, como en el caso que leerán, también de postales.(Jesús Hubert)
Desde la calle | Por Eduardo Abusada Franco
Mi pata Galeano
Llevaba algunos años esperando escribir “esta gran” columna. Sabía que el hombre, de quien aprendí la irrefrenable fuerza de las palabras, ya no andaba bien de salud cuando contacté a unos amigos del Frente Amplio en Uruguay para hacerle, también, esa “gran última” entrevista que nunca pudo ser. Así, que más temprano que tarde, lo que tenía que pasar, pasó. El último lunes, Eduardo Galeano, escritor, periodista, uruguayo, amante del fútbol, y sobre todo, amigo, dejó para siempre la Patria Grande, nuestra inconclusa América Latina. La dejó con las venas más abiertas que de costumbre, pero también con esperanzas.
Y perdónenme si caigo en la pose del pseudo-intelectual snob que llora por la muerte de un escritor referente continental de literatura izquierdista. No puedo evitar ser un posero, la verdad, siempre lo he sido. Pero en esta ocasión, mis motivos y penas son mucho más simples y mundanas, y tal vez sinceras. Tienen que ver con el amor y el fútbol. Decía que esperaba escribir esa “gran” columna, porque atesoro respecto a Galeano una hermosa anécdota, y pensaba que con ella haría la legendaria entrevista o, en su defecto, la inolvidable columna a la muerte del escritor. Pero hoy jueves que proso estas líneas —parafraseando a Vallejo, y porque en verdad escribo los jueves para ser publicado los sábados—, no me brota un asomo de inspiración. Así que sin más trámite y resumida la anécdota, va así:
Apenas iniciada la Facultad de Derecho y convencido de que me había equivocado de carrera, me puse a conversar en el patio de la facultad con mi amiga Karina Vargas, quien me comentó respecto a un tal Galeano. Casi no lo había escuchado antes. Esa misma mañana fuimos a la biblioteca y sacamos sus libros, cualesquiera. A mí me tocó uno que se llama “Días y noches de amor y de guerra”. Apenas leído, supe que quería ser periodista, que quería ser como Galeano. Envalentonado por el descubrimiento me metí a unas clases de periodismo en la Facultad de Comunicaciones y me quedé conversando sobre vocaciones con el profesor, que a la sazón era poeta. Al verme confundido, me preguntó qué quería hacer en mi vida profesional. Le dije lo primero que se me ocurrió: “Quiero hacer lo que hace Galeano”. Quiso el destino que el profesor-poeta sea amigo personal de Galeano, y me alcanzó su dirección postal. Aún no usábamos mucho el correo electrónico. Más allá del libro que había sacado de la biblioteca y de que era hincha del Peñarol, no sabía más del uruguayo. Pasaron las semanas, y una quinceañera depresión amorosa me jodió la vida. No sé bien por qué, pero le escribí una carta a Galeano contándole mis pesares, vocaciones frustradas, y amores rotos a la dirección que me dio el profesor. Agregué que era hincha de Alianza Lima.
Ya me había olvidado del tema, y pasados unos tres meses, una húmeda mañana miraflorina de mayo, amaneció bajo mi puerta un sobre con un inolvidable rótulo: Galeano – Uruguay. La llovizna que mojó el suelo había corrido la tinta, por lo que no estaba tan seguro del nombre. Tembloroso de ansiedad lo abrí. Una melancólica tarjeta, con el grabado de una carabela en una esquina, se convirtió entonces en mi más preciado bien material. Decía y dice (la encontré esta semana entre mis papeles viejos): “Montevideo, mayo del 2001. Querido tocayo: Una vez, en una pared de tu ciudad, alguna mano anónima escribió: ‘El amor no muere: cambia de domicilio’. Yo no sé si tenía razón; pero ayuda creerlo. Un abrazo, Galeano”. Y finalizaba con su inconfundible rúbrica de la flor-chanchito.
Trece años después le regalé el primer libro de Galeano que leí —4 veces— a la causante de aquella carta enamorada. Hemos vuelto a ser amigos. Solo falta nuestro pata Galeano.

sábado, abril 18, 2015

La responsabilidad del capitalismo en la destrucción del planeta_Escribe: Lourdes Rudiño / La Jornada del Campo (México)






El planeta tierra está al borde de la catástrofe ecológica. Pero no por responsabilidad en abstracto de la “humanidad”.

Hay que señalarlo claramente: es el sistema económico capitalista, a través de las grandes empresas transnacionales,  el  responsable principal. Una forma de organización económica, social y política que prioriza el lucro por encima de cualquier otra consideración.

Es  México, quizás, la peor muestra del proceso de deterioro de la sociedad capitalista, donde crece la desigualdad, la corrupción, el crimen y la violencia . Y es allí donde se presentó un libro que describe las características del capitalismo del siglo XXI y sus nefastas consecuencias en proceso de agravamiento.

La siguiente nota, del suplemento agrario del diario La Jornada, reseña la conferencia de William I. Robinson, autor del libro “Una teoría sobre el capitalismo global. Producción, clases y Estado en un mundo transnacional “(Editorial Siglo XXI). Un resumen valioso para saber por qué estamos así y hacia dónde vamos, si nos mantenemos indiferentes y al margen de nuestra realidad mundial (Jesús Hubert).

Capitalismo en crisis; reto a para la sociedad global organizada

Lourdes Rudiño



La crisis del capitalismo que hoy vive el mundo, presente desde 2008, es una crisis de humanidad muy profunda y peligrosa. Sin precedente por su magnitud; por su extensión global; por el alcance de la degradación ecológica y del deterioro social; por la escala de la violencia, y por la concentración, en manos de unos cuantos muy poderosos, del control de las vías de esa violencia, de los medios de comunicación y de los medios de producción simbólica.


Esto podría ser una crisis de tipo estructural del capitalismo, pero se observa muy profunda, peligrosa y sin salidas a la vista, y por tanto es probable que en realidad sea una crisis sistémica, o sea que el capitalismo estaría llegando a su fin pues dejó de funcionar después de cinco centurias y es necesario crear un nuevo sistema, afirmó William I. Robinson, autor del libro Una teoría sobre el capitalismo global. Producción, clases y Estado en un mundo transnacional (Editorial Siglo XXI).


El 13 de abril Robinson expresó estas ideas, contenidas en su libro en un encuentro con representantes campesinos y sociales, en la Asociación Nacional de Empresas Comercializadoras de Productores del Campo (ANEC), y advirtió que ante la crisis actual (que estalló desde 2008) los intelectuales orgánicos del capitalismo están confundidos como nunca antes, incapaces de plantear soluciones, aunque las grandes corporaciones, rapaces, plantean continuar acumulando a partir de la expoliación de las finanzas públicas, así como por la vía de la guerra y represión y, pues una característica clave del capitalismo actual es la militarización.


“Los sectores más agresivos ý propensos a buscar arreglos políticos neofascistas para garantizar la acumulación continua mientras la crisis avanza son el capital especulativo, el militar y de seguridad y el extractivo y energético. En México los tres están presentes y son muy dominantes”, dijo y advirtió: “No habrá salida rápida al caos mundial. Nos espera un periodo de graves conflictos y trastornos profundos, vivimos momentos decisivos, de incertidumbre, entre peligros y esperanzas. Las fuerzas populares sociales han pasado de la defensiva a la ofensiva para una revuelta mundial en marcha y hace falta que interactúen, que se aglutinen (para configurar una alternativa al capitalismo). El panorama político ha cambiado y hoy se habla nuevamente de socialismo y de transformación popular. El crimen monstruoso de Ayotzinapa representa una transformación en la conciencia popular de México pero también de muchos otros lugares en el mundo”.


Robinson dijo que esta crisis de la segunda década del siglo XXI tiene cinco aspectos novedosos:


1.- Está llevando a los límites ecológicos de forma rápida y tal vez sin retorno. Según los científicos, por primera vez en la historia la humanidad comienza a transformar profundamente los sistemas naturales. Dicen que hay nueve parámetros o fronteras planetarias, cruciales para mantener un ambiente del sistema Tierra (naturaleza) donde los humanos (sistema Mundo). De ellos, cuatro ya experimentan degradación irreversible, tres de los cuales son cambio climático, ciclo de nitrógeno y la pérdida de biodiversidad. 

2.- Hay una enorme concentración de los medios de violencia, de comunicación y de producción simbólica en muy pocas manos. Hemos llegado a la sociedad de la vigilancia panóptica y de control de pensamientos por agentes que controlan el flujo de informaciones y símbolos. 

Para seguir leyendo, favor de presionar MÁS INFORMACIÓN


viernes, abril 17, 2015

Internet: El dios del poder nos vigila…


Regular la moral personal y especialmente el aspecto sexual de la vida ha sido en todos los tiempos un medio de control social, especialmente a través de  la Iglesia (diremos también de las iglesias, en este tiempo en que proliferan los  grupos evangélicos).

Descontando las transgresiones criminales vinculados al sexo, es obvio que el seguimiento de las preferencias de los cibernautas va más allá del tema “porno”. Esta obviamente la necesidad de los estados y de sus servicios de inteligencia de monitorear a los opositores y disidentes.

Recientemente en el Perú ha caído la premier por un caso de escucha telefónica de políticos de diferente signo. Pero, en realidad, ese tipo de espionaje es casi un juego de niños frente a ese otro espionaje sistemático y organizado que realizan los amos de internet en confabulación o sociedad con los organismos del poder en todo el mundo.

Cuando lean el siguiente artículo hagan la prueba de cambiar el sentido que se le da a las páginas  y contenidos pornográficos por los contenidos de caracter social y político. Y comprobarán que todos estamos bajo el microscopio del poder, exactamente como ratones de laboratorio.

Guerra avisada no mata gente…¿o sí? ¿podemos impedirlo? (Jesús Hubert)


El porno te vigila

Escrito Por Brian Merchant

April 10, 2015 // 04:32 PM CET

30 millones de norteamericanos ven pornografía en línea regularmente de acuerdo al Wall Street Journal. Esto es mucho más de lo que confesamos, incluso en encuestas anónimas: el año 2013 sólo un 12 por ciento de las personas encuestadas reconoció ver pornografía. Pero gracias al penetrante seguimiento en línea y las huellas dactilares que deja tu navegador, los descarados mentirosos de Norteamérica puede que ya no puedan manteneren secreto sus hábitos pornográficos. Las personas que ven porno están siendo monitoreadas y, si el ingeniero en Software Brett Thomas está en lo cierto, sería muy fácil sacarlos a la luz junto a una extensa lista de cada clip que han visto.

Thomas vive en San Francisco y recientemente estaba en un bar conversando con miembros de la industria de entretenimiento para adultos. Comenzaron a hablar de economía, naturalmente. Si bien los profesionales del porno insistían que recolectar y vender información personal de los usuarios que visitaban los sitios eróticos no era parte del modelo de negocios de la industria, Thomas no estaba convencido.

"Si ves porno el año 2015, debes esperar que en algún punto tu historial se haga público y sea ligado a tu nombre, incluso en modo incógnito" fue lo que escribió Thomas en un post de su blog, titulado "El porno online puede ser el próximo gran escándalo de privacidad".

Lo que pasa, según Thomas, es algo así: tu navegador (Chrome, Safari, el que sea) tiene una configuración única y transmite todo tipo de información que puede ser utilizada para identificarte cuando haces click por la web. Básicamente estas dejando "huellas", como las llama Thomas (otros prefieren "huellas dactilares"), en todas las páginas web que visitas. Entonces es cosa de enlazar una huella con la otra. Por ejemplo un experto podría detectar las mismas huellas en Facebook y NYTimes.com como en Pornhub y XVideos.

Thomas argumenta que "casi todos los sitios web tradicionales que visitas guardan suficientes datos para enlazar tu cuenta de usuario con la huella de tu navegador, ya sea directamente o a través de terceros". Él tiene razón en que casi todos los sitios web que visitas (ciertamente no sólo los pornográficos) han instalado elementos de monitoreo que envían tus datos a otras corporaciones, probablemente sin que lo sepas. Muchos, por ejemplo, utilizan Google Analytics, software que usan las compañías para monitorear el tráfico de un sitio web. Otras páginas tienen botones de redes sociales para "compartir" y también avisos publicitarios de otras compañías.

Entonces, por ejemplo, cuándo haces click en "Fetiche del cuero #3" en XNXX, no sólo estas enviando una solicitud al sitio porno, llamada solicitud en primera instancia, también estás enviando peticiones a terceros como Google, la compañía de rastreo en la web AddThis y también a una compañía llamada Pornvertising, incluso si estás navegando en modo privado. También estás enviado otros datos que pueden ser usados para identificar tu computador, como la dirección IP.

Todo esto emparejado con el continuo aumento del hacking significa que un catalogo completo de tus hábitos pornográficos personales está constantemente a punto de ser filtrado al publico, dice Thomas. Él también dice que no sólo es posible, si que no también probable que un hacker acceda a una base de datos y comparta en Internet todas las páginas porno que has visto.

Para seguir leyendo, favor de presionar MÁS INFORMACIÓN

Eduardo Galeano junto a los arequipeños contra una tía ecocida y desalmada






Eduardo Galeano más vivo y vigente que nunca


¿Quiénes son los muertos? Los que están muriendo contaminados o matados de guerra, de hambre, de desempleo, de hipoteca o de tarjeta de crédito.

O tal vez los que no se resignan a la locura de cambiar sus campos, sus ríos y lagunas por el oro que nunca será suyo.

O los que, como Eduardo Galeano, siguen más vivos que nunca con su pensamiento humanista y solidario

Eduardo Galeano ha enarbolado siempre la palabra con el poder de la belleza y la verdad. Y esta vez, une su voz a los pobladores de Arequipa, que como verán en el vídeo que incluimos, se siguen uniendo para defenderse de una tía, desalmada y ecocida, llamada María Southern ( ¡pobres las Marias inocentes!) (Jesús Hubert)

"En la historia de la humanidad, la naturaleza fue algo que debía estar al servicio del hombre y siempre se desconsideró. Incluso desde la izquierda se la tomó casi como un obstáculo y por ese camino hemos llegado adonde estamos hoy. Habría que estudiar a qué planeta nos vamos a mudar si seguimos destruyendo el planeta a este ritmo. Hablo en plural, pero a sabiendas de que soy inocente. No creo en esas historias en las que somos todos responsables. Quien generaliza absuelve, decía la brillante Concepción Arenal, cuando se dice que todos somos culpables, nadie lo es. La reducción del mundo a una suerte de porquería que hay que tirar al tacho de basura ha sido obra de las grandes empresas químicas, automotrices, energéticas, militares, que son las que están haciendo este desastre. El problema es que todavía en América Latina el tema ecológico no es popular.

Hay una parte importante de la opinión pública que se cree el cuento de esas inversoras, como es una minera o una industria forestal de esas que vienen, arrancan los recursos naturales y después se van. Pero son vendedores de prosperidad y felicidad que un día desaparecen, dejando tras de sí sólo agujeros y fantasmas, espacios vacíos. Desde hace cinco siglos que es así y eso tiene que enseñarnos. Defender nuestros recursos naturales es una parte sustancial de la defensa de nuestra identidad cultural."

Eduardo Galeano al recibir el pasado mes de marzo, el doctorado Honoris Causa de la Universidad Nacional de Cuyo, en la provincia de Mendoza, Argentina

Frentes populares se unen para apoyar pobladores del valle de Tambo 





jueves, abril 16, 2015

Cumbres en Panamá: Presidentes latinoamericanos rompieron con el silencio colonial





La firmeza de Cuba se va imponiendo

El 10 y 11 de Abril, dos cumbres históricas se dieron en Panamá, tierra víctima de la invasión norteamericana en 1989. 

Una, la VII Cumbre de las Américas, dentro del llamado “sistema interamericano”, con participación de Cuba, después de 50 años de aislamiento, junto a Obama, representante de su “bloqueador verdugo”, hoy, conciliador y perdonavidas, cuando se quiere aislar a la Venezuela bolivariana (a despecho de la unánime solidaridad latinoamericana frente al decreto de la agresión) y cuando se avecina la feria electoral norteamericana del “burro” y del “elefante”.

Y otra, la Cumbre de los Pueblos, con la presencia de las organizaciones sociales de América Latina y los líderes de Venezuela, Ecuador y Bolivia.

En la primera, las anuencias y los temblores cortesanos de la organización de la cumbre presidencial fueron evidentes cuando Obama dejó el recinto para no escuchar a Cristina Fernandez y a Nicolas Maduro. 

¡Dónde estaban los organizadores de Panamá que permitieron este desplante imperial! 

Pero Nicolás, Raúl, Rafael, Cristina y Evo hablaron claro y sin genuflexiones.

Es necesario escucharlos y difundir su palabra porque es la voz de nuestro continente. Ya es tiempo que el ciudadano raso de nuestros pueblos asuma consciente, voluntariosa y colectivamente la tarea histórica de integrar a nuestro continente. Hacia allá vamos. (Jesús Hubert)


Discurso del Presidente de Venezuela, Nicolás Maduro en la VII Cumbre de las Américas



Discurso del Presidente de Cuba, Comandante Raúl Castro en la VII Cumbre de las Américas



Discurso del Presidente de Ecuador, Rafael Correa en la VII Cumbre de las Américas



Discurso del Presidente de Ecuador, Rafael Correa en la Cumbre de los Pueblos



Discurso de la Presidenta de Argentina, Cristina Fernandez en la VII Cumbre de las Américas



Discurso del Presidente de Bolivia, Evo Morales en la VII Cumbre de las Américas