Traduzca el blog a 33 idiomas / It translates blog to 33 languages


| | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | |

viernes, marzo 19, 2010

“Los Hermanos”….Atahualpa Yupanqui y Leonardo Boff






Así como los grandes de este mundo se juntan para decir no a cualquier medida de fondo que frene decisivamente el deterioro del planeta, como se confirmó en la reunión de Copenhague hace algunos meses, también los verdaderos hermanos entre si e hijos concientes de la tierra, se unen.

No importa que uno haya partido a la eternidad, como es el caso del payador Atahualpa Yupanqui y que el otro siga defendiendo a la madre tierra con la fuerza de su pluma, tampoco que uno sea argentino y el otro brasileño…”yo tengo tantos hermanos que no los puedo contar”.

Y se unen gracias a este merecido homenaje a las verdaderas Premios Universales de la Paz: las Madres de la Plaza de Mayo (Jesús Hubert)


Los Hermanos

(Atahualpa Yupanqui)

Yo tengo tantos hermanos,
que no los puedo contar,
en el valle, la montaña,
en la pampa y en el mar.

Cada cual con sus trabajos,
con sus sueños cada cual,
con la esperanza delante,
con los recuerdos, detrás.

Yo tengo tantos hermanos,
que no los puedo contar.

Gente de mano caliente
por eso de la amistad,
con un rezo pa’ rezarlo,
con un llanto pa’ llorar.*

Con un horizonte abierto,
que siempre está más allá,
y esa fuerza pa’ buscarlo
con tesón y voluntad.

Cuando parece más cerca
es cuando se aleja más.
Yo tengo tantos hermanos,
que no los puedo contar.

Y así seguimos andando
curtidos de soledad,
nos perdemos por el mundo,
nos volvemos a encontrar.

Y así nos reconocemos
por el lejano mirar,
por las coplas que mordemos,
semillas de inmensidad.

Y así seguimos andando
curtidos de soledad,
y en nosotros nuestros muertos
pa’ que naide quede atrás.**

Yo tengo tantos hermanos,
que no los puedo contar,
y una novia muy hermosa
que se llama libertad.





“Para mi una de las figuras más ricas que América Latina tiene es el gran cantante y poeta indígena Atahualpa Yupanqui. Yo le tengo una admiración fantástica por su poesía, por su manera de manejar la guitarra, su forma de cantar.

Yo me acuerdo que cuando fui castigado por el Vaticano con el silencio…yo cité un verso de Atahualpa: “la voz no la necesito, se cantar hasta el silencio”.

Y la otra frase que me gusta mucho, porque es extremadamente ecológica, muy indígena es decir “El ser humano es la tierra que anda, es la tierra que siente, es la tierra que piensa, es la tierra que ama”. Nosotros somos tierra y Atahualpa vivió esas raíces latinoamericanas e indígenas, con belleza, con un espíritu de comunión…de tantos hermanos que tenemos y en el corazón de la pachamama.

Pues para mí, Atahualpa es una referencia de arte, porque yo creo mucho en la belleza y en el arte como un factor de liberación. Y él, es para mí, una persona que me inspira, sea en el aspecto literario, en el aspecto musical y también por su visión del mundo: El ser humano profundamente ligado a la pachamama, siendo una sola cosa (con ella), el ser humano como tierra…que camina, que siente, que piensa y que ama.”

Leonardo Boff

(* Concórdia, 1938 - ), es un teólogo, filósofo, escritor, profesor, ecologista brasileño. Su nombre de pila es Genésio Darci Boff, pero como religioso adoptó el nombre de Leonardo.

Entre 1975 y 1985 participó del consejo editorial de la Editorial Vozes. En este periodo formó parte de la coordinación de la colección “Teología y Liberación” y de la edición de las obras completas de C. G. Jung. Ha sido redactor de la Revista Eclesiástica Brasileira (1970-1984), de la Revista de Cultura Vozes (1984-1992) y da Revista Internacional Concilium (1970-1995).

Es uno de los fundadores de la Teología de la Liberación, junto con Gustavo Gutiérrez Merino. En 1984, en razón de sus tesis ligadas a la Teología de la Liberación expuestas en su libro Iglesia: Carisma y Poder, fue sometido a un proceso por parte de la Sagrada Congregación para la Defensa de la Fe (N.R: cuando era su Prefecto Joseph Alois Ratzinger, hoy el Papa Benedicto XVI).

En 1985 fue condenado a un año de “silencio” y depuesto de todas sus funciones editoriales y académicas en el campo religioso. Dada la presión mundial sobre el Vaticano le fue levantada la pena en 1986, pudiendo retomar algunas de sus actividades.

Estuvo a punto de ser silenciado de nuevo en 1992 por Roma, para evitar que participara en el Eco-92 de Río de Janeiro, lo que finalmente le movió a dejar la orden franciscana, y el ministerio presbiteral.Actualmente vive en el Jardim Araras, región campestre ecológica del municipio de Petrópolis-RJ, con su pareja Marcia Maria Monteiro de Miranda.

En 1993 presentó concurso, y fue aprobado, como Profesor de Ética, Filosofía de la Religión y Ecología en la Universidad del Estado de Río de Janeiro (UERJ).

Es autor de más de 60 libros en las áreas de Teología, Espiritualidad, Filosofía, Antropología y Mística. La mayor parte de su obra ha sido traducida a los principales idiomas modernos. (Tomado de la Wikipedia en español)

1 comentario:

  1. Maravillosa reflexiòn del gran teòlogo brasileño Leonardo Boff, un hombre de espìritu universal como nuestro inolvidable Atahualpa. Es extraño (o no) que en mas de una ocasiòn, oyendo cantar al maestro, recordè a Leonardo y a su magisterio de vida comprometido con los pobres, la naturaleza, la vida. Personas ìntegras como ellos, como el Che o las Madres del amor, son las que alumbran nuestro camino...

    ResponderEliminar

Espero tu amable comentario