Traduzca el blog a 33 idiomas / It translates blog to 33 languages


| | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | |

miércoles, octubre 31, 2007

Corazones Rojos_ Canta: Los Prisioneros

"CORAZONES ROJOS", una canción de Los Prisioneros que es un elocuente y poderoso mensaje contra el machismo, otra de las lacras que dividen al hombre, lo involucionan y le impiden conocer el AMOR en comUNION
(Jesús Hubert)

Corazones rojos corazones fuertes
espaldas débiles de mujer
mil insultos como mil latigazos
mil latigazos
dame de comer de comer
cordura de comer comida
yo sabré como traicionar traicionar y jamás pagar
porque yo soy un hombre y no te puedo mirar

Así es...
Eres ciudadana de segunda clase
sin privilegios y sin honor
porque yo doy la plata estas forzada a rendirme honores y seguir mi humor
búscate un trabajo
estudia algo la mitad del sueldo y doble labor
si te quejas allí esta la puerta
no estas autorizada para dar opinión

Corazones rojos ,corazones fuertes ,corazones rojos
Hey! mujeres ,Hey! mujeres

De tu amor de niña sacaré ventaja
de tu amor de adulta me reiré
con tu amor de madre dormiré una siesta
y a tu amor de esposa le mentiré

Nosotros inventamos
nosotros compramos
ganamos batallas y también enborrachamos
tu lloras de nada y te quejas de todo
para cuando a veces nos emborrachamos

Corazones rojos ,corazones fuertes
Hey! mujeres ,Hey! mujeres

En la casa te queremos ver lavando ropa
pensando en él con las manos sarmentosas
y la entrepierna bien jugosa
ten cuidado de lo que piensas
hay un alguien sobre tí
seguirá esta historia
seguirá este orden porque Dios así lo quiso
porque Dios también es hombre
Hey mujer¡ Y no me digas nada a mi¡

Hey mujer¡ corazones rojos Hey Mujer¡
No me digas nada a mi ....Corazones rojos...

Un mundo mejor_ Canta: La Oreja de Van Gogh

Artista: La Oreja De Van Gogh
Album: Lo que te conte mientras te hacias la dormida
Canción: Un mundo mejor

El tiempo ha pintado las calles del mismo colory tú te defiendes del hambre con una sonrisa y amor.Las casas parece que miran pidiendo perdón y todo comienza a bailar cuando ya no vigila el sol.

Quiero escuchar tu voz cantando en un mundo mejor.

Quiero encontrarte a ti sonriendo a la vida si no te sonríe ella a ti.

Dime niña de ojos tristes,recuerdas aquel viejo barco que tanto quisiste,donde tú y el mar hablabais de libertad,de una escalera a la luna quizá,de un mundo que no deje nunca de hacernos soñar.

Los coches se arrastran dejando detrás un olorque ahoga a turistas sin alma bebiendo en sus vasos de ron.Un niño pregunta si la libertad es así y suena una vieja habanera que le cuenta un cuento sin fin.

Quiero escuchar tu voz cantando en un mundo mejor.

Quiero encontrarte a ti sonriendo a la vida si no te sonríe ella a ti. Dime niña de ojos tristes,recuerdas aquel viejo barco que tanto quisiste,donde tú y el mar, hablabais de libertad,de una escalera a la luna quizá,de un mundo que no deje nunca de hacernos soñar.No digas nada, sólo es un ángel jugando a vivir.

Vuelve a sonreír por mí.Por eso dime niña de ojos tristes,recuerdas aquel viejo barco que tanto quisiste,donde tú y el mar, hablabais de libertad,de una escalera a la luna quizá,de un mundo que no deje nunca de hacernos soñar.

Audio del Discurso de Evo Morales, Presidente de Bolivia, sobre el Calentamiento Global en la ONU


Hermanas y hermanos Presidentes y Jefes de Estado de las Naciones Unidas:

El mundo tiene fiebre por el cambio climático y la enfermedad se llama modelo de desarrollo capitalista. Mientras en 10.000 años la variación de dióxido de carbono (CO2) en el planeta fue de aproximadamente un 10 por ciento, en los últimos 200 años de desarrollo industrial, el incremento en las emisiones de carbono ha sido de un 30 por ciento. Desde 1860, Europa y Norteamérica han contribuido con el 70 por ciento de las emisiones de CO2. El 2005 ha sido el año más caluroso de los últimos mil años en el planeta.

Diferentes investigaciones demuestran que de 40.170 especies vivas estudiadas, 16.119 están en peligro de extinción. Un pájaro de cada ocho puede desaparecer para siempre. Un mamífero de cada cuatro está amenazado. Un anfibio de cada tres puede dejar de existir. Ocho crustáceos de cada diez y tres insectos de cada cuatro están en riesgo de extinguirse. Vivimos la sexta crisis de extinción de especies vivas en la historia del planeta Tierra y, en esta ocasión, la tasa de extinción es 100 veces más acelerada que en los tiempos geológicos.

Ante este futuro sombrío, los intereses transnacionales proponen seguir como antes y pintar la máquina de verde, es decir, seguir con el crecimiento y el consumismo irracional y desigual generando más y más ganancias sin darse cuenta de que actualmente estamos consumiendo en un año lo que el planeta produce en un año y tres meses. Ante esta realidad, la solución no puede ser el maquillaje ambiental.

Para mitigar los impactos del cambio climático leo en informes del Banco Mundial que hay que acabar con los subsidios a los hidrocarburos, ponerle precio al agua y promover la inversión privada en los sectores de energía limpia. Nuevamente quieren aplicar las recetas de mercado y privatización para hacer negocios con la propia enfermedad que estas políticas producen. Lo mismo sucede en el caso de los biocombustibles puesto que para producir un litro de etanol se requieren 12 litros de agua. De igual forma, para procesar una tonelada de agrocombustibles se necesita, en promedio, una hectárea de tierra.

Ante esta situación, nosotros -los pueblos indígenas y los habitantes humildes y honestos de este planeta- creemos que ha llegado la hora de hacer un alto para reencontrarnos con nuestras raíces, con el respeto a la madre tierra; con la Pachamama como la llamamos en los Andes. Hoy, los pueblos indígenas de América Latina y del mundo estamos convocados por la historia para convertirnos en la vanguardia de la defensa de la naturaleza y de la vida.

Estoy convencido de que la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, aprobada recientemente después de tantos años de lucha, tiene que pasar del papel a la realidad para que nuestros conocimientos y nuestra participación nos ayuden a construir un nuevo futuro de esperanza para todos. Quién sino los pueblos indígenas podemos señalar el rumbo de la humanidad para la preservación de la naturaleza, de los recursos naturales y de los territorios que habitamos ancestralmente.

Necesitamos un golpe de timón de fondo y a nivel mundial para dejar de ser los condenados de la tierra. Los países del norte tienen que reducir sus emisiones de carbono entre un 60 y un 80 por ciento si queremos evitar que la temperatura de la tierra suba más de 2 grados en lo que queda de siglo provocando que el calentamiento global alcance proporciones catastróficas para la vida y la naturaleza.

Tenemos que crear una Organización Mundial del Medioambiente con fuerza vinculante, y disciplinar a la Organización Mundial del Comercio empeñada en llevarnos a la barbarie. Ya no podemos seguir hablando de crecimiento del Producto Bruto Nacional sin tomar en cuenta la destrucción y el derroche de los recursos naturales. Tenemos que adoptar un indicador que permita considerar, de manera combinada, el Índice de Desarrollo Humano y la Huella Ecológica para medir nuestra situación medioambiental.

Hay que aplicar fuertes impuestos a la superconcentración de la riqueza y adoptar mecanismos efectivos para su redistribución equitativa. No es posible que tres familias tengan ingresos superiores al PIB conjunto de los 48 países más pobres. No podemos hablar de equidad y justicia social mientras continúe esta situación.

Los Estados Unidos y Europa consumen, en promedio, 8.4 veces más que el promedio mundial. Por ello, es necesario que bajen sus niveles de consumo y reconozcan que todos somos huéspedes de una misma tierra; de la misma Pachamama.

Sé que no es fácil el cambio cuando un sector extremadamente poderoso tiene que renunciar a sus extraordinarias ganancias para que sobreviva el planeta Tierra. En mi propio país sufro, con la frente en alto, ese sabotaje permanente porque estamos acabando con los privilegios para que todos podamos "Vivir Bien" y no mejor que nuestros semejantes. Sé que el cambio en el mundo es mucho más difícil que en mi país, pero tengo absoluta confianza en el ser humano, en su capacidad de razonar, de aprender de sus errores, de recuperar sus raíces y de cambiar para forjar un mundo justo, diverso, inclusivo, equilibrado y armónico con la naturaleza.

Evo Morales Ayma Presidente de la República de Bolivia. / 24 de septiembre de 2007.

martes, octubre 30, 2007

Imagine_Canción original de John Lennon_Versión gregoriana

Imagina que no existe el cielo
es fácil si lo intentas

No hay infierno bajo nosotros
sobre nosotros sólo hay cielo

Imagina a toda la gente
viviendo para hoy

Imagina que no hay países
no es difícil de hacer

Nada por lo que matar o morir
y religiones tampoco

Imagina a toda la gente
viviendo la vida en paz

Dirás que soy un soñador
pero no soy el único

Espero que algún día te unas a nosotros
y el mundo será como UNO

Imagina que no hay posesiones
me pregunto si puedes

Sin necesidad de avaricia o hambre
una hermandad de hombres

Imagina a toda la gente
compartiendo todo el mundo

Dirás que soy un soñador
pero no soy el único

Espero que algún día te unas a nosotros
y el mundo será como UNO.

Fuego y política en California_Amy Goodman (*) / SINPERMISO

El fuego arrasa el sur de California. Lluvias torrenciales empapan Nueva Orleáns. El sudeste de los EEUU soporta una de sus peores sequías, desde Tennesee a Georgia, pasando por las Carolinas.

Los medios de comunicación realizan una tarea admirable mostrando las imágenes del clima extremo, pero no explican por qué ocurre lo que ocurre. ¿cuál es eslabón que une a esas distintas catástrofes? El cambio climático. Dos palabras que con demasiada frecuencia han sido borradas en los sitios gubernamentales de Internet y en los estudios científicos oficiales.

La prensa no conecta ambas cosas, pero Bill McKibben sí lo hace. En el año 1989 escribió el libro “The End of Nature,” que fue uno de los primeros libros que explicaba el calentamiento global como un fenómeno derivado de la crisis medioambiental. Ahora, luego de casi veinte años, McKibben lleva adelante una campaña para reclutar la participación de grupos dispuestos a dar a conocer la catástrofe potencial del cambio climático y demandar una acción federal que promueva la iniciativa. La primera acción en ese sentido fue el 14 de abril de 2007, organizada por comunidades locales a través de una red central de Internet, y tuvo como resultado el inicio de 1.4000 actividades coordinadas en sólo tres meses. El segundo día de actividad está planeado para el 3 de noviembre, y organizado por el sitio de Internet: stepitup2007.org.

Según McKibben, “Lo importante es recordar y pensar que utilizamos todo nuestro tiempo para organizarnos ahora, tratando de modificar el estado de las cosas, y que en ese mismo tiempo los seres humanos han hecho que la temperatura del planeta aumente un grado Fahrenheit…” “Los modelos computacionales de simulación muestran claramente que antes de finalizar el siglo -y a menos que tomemos fuertes medidas- efectivamente habremos sido responsables de que la temperatura del planeta ascienda otros cinco grados Fahrenheit. De modo que le sugiero que se ponga Ud. a observar cualquier cosa que esté pasando ahora y lo multiplique por cinco, y entonces agregue todos esos efectos cascada que ocurrirán a medida que vayamos traspasando los umbrales, uno después del otro.”

Entender el efecto cascada es lo decisivo. ¿Cómo es posible que a partir de un grado Fahrenheit se produzca una diferencia tan grande? Como ha dicho el científico Tom Swetnam de la Universidad de Arizona, un impacto inmediato y mensurable de este aumento engañosamente pequeño de la temperatura, se extendería -en frecuencia y duración- como un reguero de pólvora en el oeste de USA. Swetman y su equipo de colaboradores han puesto en conexión el calentamiento y la tendencia a las sequías desde 1980, con la incidencia de incendios similares a los que están fuera de control y asolan al sur de California (más de una docena).

Las predicciones no son buenas. Los árboles liberan oxígeno y absorben el dióxido de carbono, el principal gas invernadero. En el mes de agosto de 2006, Swetnam publicó un artículo en Science en el que informaba que los bosques del oeste de los EEUU eliminaban entre el 20 y el 40 por ciento del dióxido de carbono del país. Como advierte McKibbern, en la medida en que los bosques arden, el carbono es liberado a la atmósfera. Entonces, quedan pocos árboles para retener el dióxido de carbono, lo que implica más calor, más incendios y más extendidos, y así sucesivamente; todo lo cual crea una espiral positiva. La principal advertencia de la comunidad científica es la siguiente: Si la temperatura de la tierra sube aún más, probablemente tres o cuatro grados, se producirá una espiral de reacción irreversible que tendrá consecuencias abrumadoras para la temperatura del planeta, con impactos en cascada que harán que el planeta sea cada vez más caliente.

Las corporaciones norteamericanas están sintiendo el calor. Las industrias que emiten carbono, como las compañías de petróleo –escarmentadas con la experiencia de Big Tobacco y del amianto- saben que en un futuro podrían ser consideradas responsables, y por eso financian ciencia basura y “Astroturf”(esto es, fingen la existencia de grupos de base) a fin de sembrar la duda sobre los efectos del calentamiento global. Las compañías de seguros no se pueden permitir ignorar las consecuencias del calentamiento global, en la medida en que el clima produce daños que ascienden miles de millones de dólares.

McKibben y la campaña “Set It up”, proponen tres exigencias básicas:

Trabajos verdes ahora, para todos: 5 millones de “trabajos verdes” que conserven el 20 por ciento de la energía para el 2015. Los trabajos verdes son los que crea una economía transformadora que no usa carbón o petróleo, o sea una economía sustentable fundada en un nuevo paquete de fuentes de energía, y que asegura que las personas que resultados excluidas por la antigua economía, ya no volverán a serlo.

Bajar un 80 por ciento de las emisiones de carbono para 2050. Congelar ahora el nivel de contaminación del clima y recortar al menos un 80 por ciento para el 2050, y un 30 por ciento para el 2020

No más carbón: moratoria para las nuevas plantas propulsadas a carbón.

McKibben explica que “necesitamos un movimiento tan fuerte y dispuesto al sacrificio, urgido moralmente y apasionado por los movimientos de derechos civiles, como lo fue la generación anterior a la nuestra. Si no lo hacemos pronto y sabiendo que tenemos un límite real de tiempo, si no lo logramos pronto, entonces no tendremos la fuerza necesaria para lograr los cambios, teniendo en cuenta que existen fuertes intereses creados que desearán que las cosas queden como están, a pesar de que están desestabilizando al planeta del modo más trágico y poderoso .

La gente ya está reaccionando. El lunes fueron arrestadas 60 personas en Washington, DC., (60 people were arrested ) el día del NO a la Guerra y el Calentamiento. Los manifestantes conectaban la Guerra de Irak con la reconstrucción post-Katrina y el cambio climático, reclamaban una acción por parte del Congreso, y exigían a los funcionarios que se hicieran cargo del problema. Lo seres humanos estamos produciendo el calentamiento global. Tenemos posibilidad de limitar los daños, pero tenemos poco tiempo. El tiempo vuela. ¡Hagámoslo!

(*) Amy Goodman es la editora de “Democracy Now!” un programa internacional diario de radio y television que se transmite en más de 500 estaciones en EEUU.

Fuego y politica en California

lunes, octubre 29, 2007

Remesas de migrantes superan inversiones y ayuda extranjera_(Dow Jones Newswires) / América Economía

Para los "gurus" de la macroeconomia y los crédulos de los beneficios invalorables de la inversión extranjera, les viene muy bien esta noticia de fuentes totalmente libres de cualquier sospecha chavista o que se le parezca.

El hecho es incontrovertible: los migrantes financian a sus propios pueblos con las remesas de dinero que envían,fruto de su arduo trabajo, y no como se creia, la sacrosante inversión extranjera, que cacarea, y saca más, de lo que realmente invierte.

Lean y enterense, para que nadie les cuente cuentos.(Jesús Hubert)


Viernes 26 de octubre, 2007.- Las remesas que enviaron los emigrantes a América Latina en el 2006 superaron los US$ 68.000 millones y sobrepasaron incluso la inversión extranjera directa (IED), según un estudio dado a conocer hoy viernes.

El Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), agencia de Naciones Unidas que tiene su sede en Roma, realizó con la colaboración del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) el primer mapa mundial de flujos de remesas hacia los países en desarrollo.

Los emigrantes repartidos por todo el mundo enviaron a sus hogares US$ 300.000 millones en el 2006, cifra superior a los US$ 104.000 millones otorgados por los países donantes por concepto de ayuda, según la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE).

También superaron la inversión extranjera directa que alcanzó a US$ 167.000 millones.

Las remesas provienen de unos 150 millones de migrantes que envían periódicamente a sus hogares entre US$ 100 y US$ 300.

Asia fue el primer destino de las remesas al recibir más de US$ 114.000 millones, seguido por América Latina y el Caribe (US$ 68.000 millones), Europa Oriental (US$ 51.000 millones), Africa (US$ 39.000 millones) y el Medio Oriente (US$ 29.000 millones).

Si se considera cada país por separado, India recibió la mayor cantidad (US$ 24.500 millones), seguido por México (US$ 24.200 millones), Filipinas (US$ 14.600 millones) y Rusia (US$ 13.700 millones).

"Más de una tercera parte de tales remesas se envía a familias de las zonas rurales, donde la pobreza suele estar más arraigada que en las ciudades", señaló el presidente adjunto del FIDA, Kevin Cleaver.

Manifestó que "para el FIDA, lo más importante es examinar cómo se puede canalizar este dinero para contribuir a la prosperidad de las zonas rurales". Dijo que una de sus prioridades es "aumentar las posibilidades de la población pobre de encontrar el modo de reducir los costos de transacción y vincular las remesas a otros servicios financieros como los ahorros, las inversiones y los préstamos".

Si bien se destinan sobre todo a necesidades básicas, como alimentos, ropa y medicinas, se ahorra entre el 10% y el 20%, pero se "suelen esconder debajo del colchón y rara vez se invierte en instituciones financieras para que renten, desaprovechando así una gran oportunidad para el desarrollo de la economía local", manifestó. Puso a México como ejemplo de América Latina en su política de ayudar a invertir el dinero que envían los emigrantes.

Señaló que los cobros por los envíos varían mucho de país a país, entre un 2% y un 8%, que es mucho menor hace 10 años cuando alcanzaba entre el 20 y el 25%.

Cleaver descartó, al responder a una pregunta, que el crimen organizado o grupos terroristas puedan utilizar estos envíos porque, dijo, se trata de sumas muy pequeñas y requeriría de miles de personas para lograr algún objetivo.

Preciso que esta era una opinión personal porque el estudio no había considerado esta posibilidad. El FIDA es un organismo especializado de la ONU consagrado a erradicar la pobreza y el hambre de las zonas rurales en los países en desarrollo. Por medio de préstamos a bajo interés y donaciones, en la actualidad presta apoyo a 191 programas y proyectos de erradicación de la pobreza rural, cuyo valor total asciende a US$ 6.000 millones.

Tomado de la edición digital de América Economía del 29/10/07

domingo, octubre 28, 2007

Te llegará una rosa cada día_Canta: Alberto Cortez

Te llegará una rosa cada día
que medie entre los dos una distancia,
y será tu silente compañía
cuando a solas te duela la nostalgia.

Te llegará una rosa cada día
augurándote tiempos de ventura,
compañera total del alma mía,
propietaria de toda la ternura.

Quisiera ser un mago fabuloso
para trocar las rosas por estrellas,
dejarlas en tu almohada sigiloso
y que iluminen tu sueño todas ellas.

Te llegará una rosa y la mañana
será para "vivirla" entre comillas,
tu alma escapará por la ventana de tu orilla
volando hasta mi orilla.

Aquellos que no tienen fantasía
no podrán entender, es muy complejo,
que acorta la distancia cada día
recibir una rosa desde lejos.

Te llegará una rosa, y día a día
será como quitarle al calendario
las hojas que nos faltan todavía
para dejar de ser dos solitarios.

Te llegará una rosa cada día,
que medie entre los dos una distancia,
compañera total del alma mía
propietaria de toda la ternura....

jueves, octubre 25, 2007

La falsa oposición entre materia y espiritu_Escribe: Satish Kumar(*)

El fin de la falsa división entre materia y espiritu. El terminar con la equivocada idea de que un ser espiritual debe vivir pisando nubes, mientras el mundo se le viene abajo, son algunos de las grandes conquistas para el hombre de carne ...y espiritu, de la nueva espiritualidad.

Nueva espiritualidad, por su reactualización, no por su origen, que tiene como objetivo central la reconciliación del hombre con su naturaleza interior y exterior, en ese orden, mediante el conocimiento de su ilimitada capacidad y poder, que le viene de su propia esencia divina, activada por la mágica fuerza de la autoconciencia.

Sobre esto y más, trata este trascendente artículo del líder hindú Satish Kumar.
(Jesús Hubert)


La simplicidad elegante es la manera de descubrir la espiritualidad.


La materia y el espíritu son dos lados de la misma moneda. Lo que medimos es materia, lo que sentimos, espíritu. La materia representa cantidad, el espíritu nos habla de calidad. Sin espíritu la materia no tiene vida. Un árbol también tiene cuerpo y espíritu; hasta las piedras que parecen inertes contienen su espíritu. No hay dicotomía, ni dualismo, ni separación entre materia y espíritu.

El problema no es la materia, sino el materialismo. Tampoco hay problema con el espíritu, pero el espiritualismo sí es problemático. En el momento que encapsulamos una idea o un pensamiento en un ‘ismo’ creamos los cimientos del pensamiento dualista. El universo es uni-verso: una canción, un poema, un verso. Contiene formas infinitas que bailan juntas en armonía, cantan en concierto, se equilibran en la gravedad, se transforman en evolución, mientras el universo mantiene su entereza y su orden implicado. Oscuridad y luz, arriba y abajo, izquierda y derecha, palabras y significado, materia y espíritu se complementan, cómodos en un abrazo mútuo. ¿Dónde está la contradicción? ¿Dónde está el conflicto?.

La vida alimenta a la vida, la materia alimenta a la materia, el espíritu alimenta al espíritu. Los tres se alimentan entre sí. Existe reciprocidad total. Esta es la visión global oriental, una visión global antigua, una visión global que existe en las tradiciones tribales de las culturas preindustriales en las que la naturaleza y el espíritu, la tierra y el cielo, el sol y la luna existen en reciprocidad y armonía eternas.

Las culturas dualistas modernas ven a la naturaleza salvaje, la supervivencia de los más fuertes, la desaparición de los débiles y los mansos, el conflicto y la competición como la única verdadera realidad. Desde esta visión global emerge la noción de una ruptura entre la mente y la materia. Una vez separadas la mente y la materia, el debate comienza sobre si la mente es superior a la materia o la materia es superior a la mente.

Esta visión global de escisión, ruptura, conflicto, competición, separación y dualismo, también ha engendrado la idea de la separación entre el mundo humano y el mundo natural. Una vez establecida esta separación, los humanos se consideran la especie superior, dedicada a controlar y manipular a la naturaleza para su uso personal. En esta visión del mundo, la naturaleza existe para beneficio del ser humano, para ser convertida en propiedad y poseída, y si se proteje y conserva la naturaleza, es sólo para el beneficio humano. El mundo natural –plantas, animales, ríos, océanos, montañas y cielos– queda denudado de espíritu. Si es que existe el espíritu, se limita al espíritu humano. Pero incluso eso es dudoso. En esta visión del mundo, a los humanos también se les considera nada más que una formación de material, moléculas, genes y elementos. La mente se considera como una función del cerebro, y el cerebro es un órgano en la cabeza y nada más.

El espíritu en los negocios


Esta noción de existencia sin espíritu puede ser descrita como materialismo. Todo es materia; tierra, bosques, alimento, agua, labor, literatura y arte son mercancías que se compran y venden en el mercado –el mercado mundial, el mercado de divisas, el mercado llamado libre. Este es un mercado de ventaja competitiva, un mercado sin piedad, un mercado en el cual la supervivencia de los más fuertes es el más importante imperativo: los fuertes en competición con los débiles para obtener la mayor porción del mercado para sí mismos. Se establecen monopolios en nombre de la competición libre. Cinco cadenas de supermercados controlan el ochenta por ciento de los alimentos vendidos en el Reino Unido. Cuatro o cinco corporaciones multinacionales gigantescas, como Monsanto y Cargill, controlan el ochenta por ciento del comercio internacional en alimentos. Los huertos pequeños y familiares no pueden competir con los grandes y se ven forzados a dejar de existir. Este es el mundo del cual el espíritu ha sido ahuyentado. Negocio sin espíritu, comercio sin compasión, industria sin ecología, finanzas sin justicia, economías sin equidad, sólo pueden alentar la desarticulación de la sociedad y la destrucción del mundo natural. Sólo cuando el espíritu y los negocios trabajan juntos puede la humanidad hallar un propósito coherente.

El espíritu en la política

Del mismo modo que el materialismo dirige las ciencias económicas, dirige también la política. En lugar de ver a las naciones, regiones y culturas del mundo como una comunidad humana, el mundo se percibe como un campo de batalla entre naciones en competición entre sí para obtener el poder, la influencia y el control sobre las mentes, los mercados y los recursos naturales. Los intereses de una nación se ven en oposición con los intereses nacionales de las demás. El interés nacional de la India está opuesto al interés nacional de Pakistán. El interés nacional palestino y el interés nacional israelí; el interés nacional estadounidense y el interés nacional iraquí; el interés nacional checheno y el interés nacional ruso, etcétera… la lista es larga. Y de esa manera tenemos políticas polarizadas: “Si no estás con nosotros estás contra nosotros”, se ha convertido en el raciocinio dominante. Y si no estás con nosotros no sólo estás contra nosotros, formas parte del eje del mal.

Esta es la política denudada de espíritu. ¿Qué podemos esperar de tal política más que rivalidad, conflicto, carreras armamentísticas, terrorismo y guerras? Los políticos hablan de democracia y libertad pero persiguen el camino de la hegemonía y el interés personal. ¿Cómo puede una versión particular de la democracia y la libertad servir para todo el mundo? No puede haber democracia y libertad sin compasión, reverencia y respeto por la diversidad, la diferencia y el pluralismo. La compasión, la reverencia y el respeto son cualidades espirituales, pero la política fundada en materialismo considera que los valores del espíritu son inconsecuentes, utópicos, idealistas, irreales e irracionales. ¿Pero adónde nos han llevado las políticas del poder, del control y del interés personal? La Primera Guerra Mundial, la Segunda Guerra Mundial, la guerra fría, la guerra de Vietnam, la guerra en Kashmir, la guerra en Irak, el ataque sobre las Torres Gemelas de Nueva York. De nuevo, la lista es muy larga. Política sin espiritualismo ha demostrado ser un gran fracaso y, por consiguiente, incumbe reanudar los lazos entre la política y la espiritualidad.

Espíritu en la religión

A veces las palabras espiritualidad y religión se confunden, pero la espiritualidad y la religión son distintas. La política debe estar libre del constreñimiento de la religión, pero no debe estar libre de valores espirituales. La palabra religión viene de la raíz latina religio que significa anudar con la cuerda de ciertas creencias. Un grupo de personas se junta, comparte un sistema de creencias, permanece unido y se apoya. De esta manera la religión te anuda, mientras que la raíz del significado de la palabra espíritu está asociada con el aliento, con el aire. Todos podemos ser espíritus libres y respirar libremente. La espiritualidad trasciende las creencias. El espíritu nos mueve, nos inspira, toca nuestros corazones y refresca nuestas almas.

Cuando una habitación ha permanecido cerrada mucho tiempo el aire se hace rancio. Cuando entramos en la habitación después de unos días la encontramos agobiante y abrimos las puertas y las ventanas para dejar que corra el aire fresco. Del mismo modo, cuando las mentes han estado cerradas demasiado tiempo necesitamos un avatar radical, un profeta, que abra las ventanas para que nuestras mentes y pensamientos rancios se ventilen de nuevo. Un Buda, un Jesús, un Ghandi, una Madre Teresa, un Rumi, una Hildegard de Bingen aparece y deshace las telarañas de las mentes cerradas. Es cierto que no necesitamos esperar a que vengan tales profetas: nosotros podemos ser nuestros propios profetas, descerrajar nuestros propios corazones y mentes y permitir que el aire fresco de la compasión, la generosidad, la divinidad, la sacralidad se escampe por nuestras vidas.

Los grupos y las tradiciones sagrados tienen un papel importante. Nos inician en una disciplina de pensamiento y práctica; nos proveen de una infraestructura; nos ofrecen un sentido de comunidad, de solidaridad, de apoyo. Un brote tierno necesita una maceta y una estaca que le apoyen en las tempranas etapas de su desarrollo, o el entorno de un invernadero que le proteja de la escarcha y los vientos fríos. Pero cuando adquiere la suficiente fuerza necesita ser plantado en campo abierto para que pueda desarrollar sus propias raíces y convertirse en un árbol maduro. Del mismo modo las órdenes religiosas hacen de invernaderos para las almas inquietas. Pero al final cada uno de nosotros necesita establecer sus propias raíces y encontrar la divinidad de manera individual.

Existen muchas buenas religiones, muchas buenas filosofías y muchas buenas tradiciones. Debemos aceptarlas todas y aceptar que las diferentes tradiciones religiosas satisfacen la necesidad de distintas personas en distintos tiempos, en distintos lugares y en distintos contextos. Este espíritu de generosidad, inclusividad y reconocimiento es una cualidad espiritual. Cuando las órdenes religiosas pierden esta cualidad, se convierten simplemente en meras sectas que protegen sus propios intereses creados.

Actualmente las religiones institucionalizadas han caído en esta trampa. Para ellas el mantenimiento de instituciones se ha convertido en algo más importante que ayudar a sus miembros a crecer, a desarrollarse y a descubrir su propio espíritu libre. Cuando las órdenes religiosas se concentran en mantener sus propiedades y sus reputaciones, pierden su espiritualidad y entonces ellas, también, se convierten en un negocio sin espíritu. Igual que es necesario restaurar el espíritu en los negocios y en la política, también necesitamos restaurar el espíritu en la religión. Esto puede parecer una proposición extraña porque la misma razón de ser de cada religión es buscar el espíritu y establecer el amor universal. La realidad nos demuestra lo contrario. Las religiones han hecho mucho bien pero también han hecho mucho mal, y podemos ver por todos lados que las tensiones entre cristianos, musulmanes, hindúes y judíos son causas principales de los conflictos, de guerras y desarmonía.

La rivalidad entre las religiones cesaría si se dieran cuenta que las fes religiosas son como ríos que desembocan en el mismo océano de espiritualidad. Aunque los diversos ríos con sus distintos nombres alimentan distintas regiones y distintas gentes, todos proveen la misma cualidad de alimento. No existe conflicto entre ríos. ¿Por qué debe haber conflicto entre religiones? Su teología o sistema de creencias pueden ser diferentes, pero la espiritualidad es la misma. La espiritualidad es lo importante. El respeto hacia la diversidad de creencias es un imperativo espiritual.

Espiritualidad y cambio social

Igual que los negocios, las políticas y las religiones necesitan retomar sus raíces espirituales, también los movimientos medioambientales y pro justicia social necesitan adquirir una dimensión espiritual. Actualmente la mayoría de movimientos que abogan por el cambio social se concentran en campañas negativas. Presentan escenarios de perdición y penuria y se convierten en reflejos virtuales de las instituciones que critican.

El verdadero ímpetu para la sostenibilidad ecológica y la justicia social proviene de visiones éticas, estéticas y espirituales. Pero este enfoque se pierde cuando los organizadores quedan atrapados en metas falsas, tales como sus deseos de atraer la atención de los medios o su necesidad de obtener más miembros para sus organizaciones. Estos deseos se convierten en fines en sí mismos y se olvida la presentación de una visión holística, inclusiva y constructiva. El amor hacia la naturaleza y el valor intrínseco de toda la vida, humana y no humana, es el terreno esencial en el que deben echar raíces los movimientos medioambientales y pro justicia social. La base de todas las campañas es la reverencia por la vida, y ésta es una base espiritual. No existe contradicción entre campañas pragmáticas y conceptos espirituales. El programa político de Mahatma Ghandi estaba fundado sobre valores espirituales. El Movimiento pro Derechos Civiles de Martin Luther King, Jr. tenía sus raíces en una visión espiritual. Los movimientos contemporáneos medioambientales y de justicia social también requieren ese ámplio punto de vista global en lugar de limitarse a la ciencia de la ecología y las ciencias sociales.

Espiritualidad y la ciencia

Se suele creer que la ciencia y la espiritualidad son como agua y aceite: no se pueden mezclar. Esta es una noción errónea. La ciencia necesita la espiritualidad y la espiritualidad necesita la ciencia.

Cuando la ciencia abandona las limitaciones de las dimensiones moral, ética y espiritual, e intenta lograr todo lo que es lograble, experimentando con todo sin tener en cuenta las consecuencias, entonces la ciencia conduce a las tecnologías de armas nucleares, ingeniería genética, clonaje animal y humano y productos envenenantes que contaminan la tierra, el agua y el aire. Es peligroso dar a la ciencia carta blanca para dominar las mentes humanas y para subyugar al mundo natural. La ciencia contemporánea ha adquirido tal estatus de superioridad que actualmente domina y controla la industria, el negocio, la educación y la política. Algunos de sus experimentos resultan ser tan burdos y crueles que traspasan los límites de la civilización. Los valores éticos, morales y espirituales son esenciales para moderar el poder de la ciencia.
En la medida que la ciencia necesita la espiritualidad, la espiritualidad necesita la ciencia. Sin una cierta cantidad de destreza racional, analítica e intelectual, la espiritualidad puede fácilmente convertirse en un ejercicio sectario y egoísta. Yo fui monje durante nueve años, persiguiendo mi propia purificación y salvación. Vi al mundo como una trampa y a la espiritualidad como el camino de mi liberación del mundo. Entonces encontré en mi camino las escrituras de Mahatma Gandhi. Él dijo que no existe dualismo entre el mundo y el espíritu. La espiritualidad no es sólo cosa de santos. No se limita a órdenes monásticas o cuevas en las montañas. La espiritualidad es la vida diaria, desde el cultivo de alimentos a su cocción, el acto de comer, lavar los platos, barrer el piso, construir la casa, elaborar la ropa y velar por los vecinos. Debemos llevar la espiritualidad a todas las facetas de nuestras vidas: la política, los negocios, la agricultura y a la educación. Y debemos hacerlo desde un punto de vista científico.

Ese fue un concepto tan inspirador que decidí abandonar la orden monástica y regresar al mundo cotidiano.

Satisfacer las necesidades espirituales

Nosotros, los seres humanos, tenemos necesidades corporales y también necesidades espirituales. Alimento, agua, cobijo, calor, trabajo, educación y salud son nuestras necesidades esenciales. Necesitamos entrar en actividades económicas para satisfacer estas necesidades. Pero una vez hemos satisfecho estas necesidades, necesitamos encontrar un sentido de sosiego y satisfacción para sentirnos felices y realizados. Necesitamos la sabiduría para percibir cuándo tenemos suficiente. Si seguimos con las actividades económicas incluso después de haber satisfecho nuestras necesidades, entonces nos convertimos en víctimas de la avaricia y de los deseos. Muchas de las crisis políticas y ambientales son crisis del deseo.

Los que se benefician en interminables actividades económicas invierten un esfuerzo enorme en persuadirnos de que al tener más bienes materiales seremos más felices. Pero la felicidad no proviene sólo de los bienes materiales; también tenemos necesidades sociales y espirituales: la necesidad de una comunidad, el amor, la amistad, la belleza, el arte y la música. Necesitamos utilizar nuestra imaginación y nuestra creatividad. Necesitamos la oportunidad para hacer cosas con nuestras propias manos. Necesitamos tiempo para estar quietos y contemplar; necesitamos espacios que podamos apreciar y disfrutar. Estas necesidades espirituales no pueden ser satisfechas convirtiéndonos en consumidores de objetos ofrecidos por empresas que obtienen inmensos beneficios en detrimento del medio ambiente y de la ética, y a costa de las generaciones venideras. El materialismo es su nueva religión y quieren que todos nos convirtamos a ella y seamos miembros leales de su fe.

Esta religión del materialismo es evidentemente insostenible. Si los seis mil millones de ciudadanos del planeta vivieran el estilo de vida de los consumidores occidentales, y consumieran la energía de los combustibles fósiles, necesitaríamos cinco planetas, pero no tenemos cinco planetas: sólo tenemos uno. Por eso, necesitamos inventar un estilo de vida de elegante simplicidad en la cual los regalos de la Tierra se comparten entre todos los seres humanos de manera justa, sin comprometer las necesidades del mundo más que humano y de las futuras generaciones. Esta elegante simplicidad es la manera de descubrir la espiritualidad. Abrazamos la simplicidad no sólo porque ese estilo de vida consumista es injusto e insostenible, sino también porque es la causa del descontento, de la insatisfacción, la desarmonía, la depresión, la enfermedad y la división. Aunque no existiera el problema de calentamiento global, de escasez de recursos, de polución y desperdicio, seguiríamos necesitando escoger un estilo de vida más sencillo que nos conduzca a, y sea congruente con, la espiritualidad, porque un estilo de vida sencillo, un estilo de vida desembarazado del peso de las posesiones innecesarias, es el estilo de vida que nos puede ofrecer la oportunidad de explorar el universo de la imaginación y encontrar la felicidad ilimitada en ese universo.

El Buda era un príncipe, poseía palacios, elefantes, caballos, terrenos y tesoros de oro y plata, pero descubrió que toda esa riqueza lo mantenía encadenado a la avaricia, al deseo, la ansia, el orgullo, el ego, el miedo y la ira. La idea de que el poder y la riqueza lo harían feliz era una ilusión; la felicidad por medio de posesiones materiales era un espejismo. Así que se abrazó a una vida de pobreza noble, lo que significó aceptar ciertos límites voluntariamente. En esos tiempos no había explosión de población, el Buda no sufría escasez de materiales básicos o recursos naturales, no había problema de calentamiento ambiental y sin embargo prefirió el camino de la espiritualidad y la simplicidad porque era la única manera de cubrir las necesidades del alma igual que del cuerpo.

Espiritualidad y civilización

Mi terreno, mi casa, mis posesiones, mi poder, mi riqueza son los deseos de mentes pequeñas. La espiritualidad nos libera de la mente pequeña y del pequeño Yo, la identidad del Ego. A través de la espiritualidad podemos abrir las puertas de la mente grande y del corazón grande donde compartir, velar por los demás, y sentir compasión son verdaderas realidades. La vida existe sólo a través del regalo de otras vidas: toda la vida es interdependiente. La existencia es una red intricada de relaciones interconectadas. Compartimos el aliento de la vida y de esa manera estamos conectados. Seamos ricos o pobres, blancos o negros, jóvenes o viejos, humanos o animales, peces o aves, árboles o piedras, todo se sostiene en el mismo aire, la misma luz solar, la misma agua, la misma tierra. No existen fronteras, no hay separación, no hay división, ni dualidad; todo es el baile de la vida eterna donde el espíritu y la materia se mueven como uno. Día y noche, tierra y cielo bailan juntos, y donde hay baile, hay felicidad y belleza.

La religión del materialismo y la cultura del consumismo que promueve la civilización occidental han bloqueado el flujo de la felicidad y belleza. Una vez, a Mahatma Ghandi le preguntaron: “¿Qué piensa usted de la civilización occidental?” Replicó: “Sería una buena idea”. Sí, sería una buena idea porque cualquier sociedad que rechaza los valores espirituales y se pelea por bienes materiales, monta guerras para controlar el petróleo, y produce armas nucleares para mantener su poder político, no puede llamarse una civilización. La cultura moderna, consumista, construida sobre instituciones económicas injustas e insostenibles no puede considerarse civilizada. La verdadera marca de la civilización es mantener un equilibrio entre el progreso material y la integridad espiritual. ¿Cómo podemos considerarnos civilizados cuando no sabemos vivir juntos en armonía ni vivir en la tierra sin destruirla? Hemos desarrollado tecnologías para alcanzar la luna pero no la sabiduría para vivir con nuestros vecinos, ni mecanismos para compartir alimentos y agua con los demás seres humanos. Una civilización sin una base espiritual no es una civilización.

Nuestra manera de tratar a los animales es un claro ejemplo de nuestra falta de civilización. Vacas, cerdos y gallinas viven presos en granjas-fábricas. Utilizamos ratones, monos y conejos como esclavos como si no sintiesen dolor; todo por culpa de la avaricia y arrogancia humanas. La civilización occidental parece creer que la vida es prescindible en servicio del deseo humano. El racismo, el nacionalismo, el sexismo, y la discriminación contra personas mayores, han sido confrontados y en cierta medida eliminados, pero el humanismo sigue dominando nuestras mentes. Esto nos hace considerar que la especie humana es superior a las demás especies. Este humanismo es una clase de especies-ismo. Si vamos a luchar por la civilización deberemos cambiar nuestra filosofía, nuestra visión global y nuestro comportamiento. Deberemos entrar en un nuevo paradigma en el cual todos los seres son considerados inter-seres, inter-dependientes, inter-relacionados e inter-especies.

La espiritualidad comienza en casa

¿Dónde comenzamos esta revolución espiritual? Comenzamos con nosotros mismos. La autotransformación es el primer paso hacia la transformación social, política y religiosa. Toda transformación comienza en el fondo y se mueve hacia arriba hasta abarcar al mundo entero. Esta es la ley del mundo natural. El roble grande y poderoso comienza con una bellota en la tierra. Después de sembrarla, durante unas semanas y meses nadie sabe si esa bellota vive o no, o si emergerá al mundo. Pero esa transformación secreta bajo la superficie terrestre permite a la bellota emerger de la tierra como un brote tierno. Sigue pequeño e insignificante, pero sólo con ese comienzo insignificante comienza el proceso que eventualmente resultará en el poderoso roble.

Mi madre solía decir: “Es mejor encender una vela que maldecir la oscuridad, pero antes de que puedas encender otras velas necesitarás encender tu propia vela. Se tu propia luz. Entonces podrás ofrecerte para ayudar a los demás. ¿Cómo puedes hacer feliz a otra persona si tú no eres feliz? Pero tu felicidad nace de tu bondad hacia los demás”.

Por eso las transformaciones sociales y políticas van juntas, porque cuando nos libramos del miedo y la ansiedad y quedamos tranquilos con nosotros mismos, entonces somos capaces de involucrarnos en la comunidad que nos rodea y con la sociedad en general para efectuar cambios sociales y políticos para mejorar las vidas de todos. Ese acto desinteresado de altruismo, a su vez, nos trae un mayor sentido de realización personal, de satisfacción y felicidad. De esa manera lo personal y lo político interactúan.

Tres pasos prácticos hacia la espiritualidad:

Confianza

Exploremos unas cuantas áreas de la espiritualidad. Ante todo entre ellas está la eliminación del miedo y el cultivo de la confianza. Si observamos detenidamente nos daremos cuenta de que muchas de nuestras dificultades psicológicas nacen del miedo. Un sentido de inseguridad, la ambición de lograr el éxito, el deseo de comprobar que valemos, los esfuerzos por causar impresión en los demás, el ansia por el poder sobre los demás y de controlarlos, la adicción a consumir y poseer, todos están finalmente relacionados con el miedo. Este miedo personal crece y se convierte en miedo social e inseguridad política. Pues el primer paso hacia la renovación espiritual es observar el fenómeno del miedo en nuestras vidas y darnos cuenta de que el miedo provoca más miedo. Luchamos para construir defensas psicológicas y físicas pero sólo sirven para aumentar nuestro miedo. Incluso cuando tenemos armas nucleares para protegernos no nos libramos del miedo.

Además, la historia ha demostrado que las armas nucleares no ofrecen defensa y no traen seguridad. El ataque sobre las Torres Gemelas en Nueva York comprobó que al final, todas las defensas son futiles. Los atacantes pueden atacar con cuchillo o cúter, entonces ¿dónde está la justificación para malgastar tanto tiempo, esfuerzo y recursos construyento misíles nucleares cuando no proporcionan ni defensa ni seguridad? El país más poderoso del planeta, los EUA, es también el país más inseguro del mundo. Paradójicamente, cuantas más defensas construimos, más inseguros estamos. Las sociedades occidentales parecen estar obsesionadas con la seguridad y sufren mucho para asegurarse contra cualquier eventualidad. Tal obsesión tiene un efecto paralizador.

El primer paso hacia la esfera espiritual es comprender el miedo y cultivar la confianza. Confía en ti mismo. Eres lo bueno que eres. Personificas la chispa divina, el impulso creativo, el poder de la imaginación que siempre tendrás a tu lado y te protegerá. Confía en los demás: están en la misma barca contigo. Desean el amor como tú. Sólo podrás florecer a través de relaciones con otras personas. Tú eres porque otros son y otros son porque tú eres. Todos existimos, florecemos y maduramos en esta mutualidad, reciprocidad y unidad. Entrega amor y el amor será reciprocado. Entrega miedo y el miedo será reciprocado. Planta una semilla de cardo y obtendrás cientos de cardos. Planta una semilla de camelio y obtendrás centenares de camelias. Cosecharás lo que siembras, ésa es la antigua sabiduría. Sin embargo, aún no la hemos aprendido.Entonces confía en el proceso del universo. El sol está ahí para nutrir toda la vida. El agua está para calmar la sed. La tierra está para dar alimento. El momento en que nace un bebé el pecho de la madre se llena de leche. El proceso del universo está incrustado en la vida –el sistema de apoyo de la mutualidad-. Cientos de miles de especies –leones, elefantes, serpientes, mariposas– se nutren, beben, encuentran cobijo y protección en el misterioso proceso del universo; confía en él. Como Julián de Norwich dijo: “Todo acabará bien. Todas las cosas acabarán bien”.

Participación

La segunda cualidad espiritual es la participación. Participa en el proceso mágico de la vida. La vida es un milagro: no la podemos explicar; tampoco podemos conocerla del todo, pero podemos activa y conscientemente participar en ella sin tratar de controlarla, manipularla y subyugarla.
La participación es fácil y sencilla. Se nos han otorgado dos maravillosas manos para cultivar la tierra y producir alimentos. Al trabajar con la tierra en el jardín satisfacemos la necesidad del cuerpo tanto como la necesidad de la mente. La producción industrial de alimentos nos ha robado el derecho primordial de participar en el cultivo de alimentos. El cultivo masivo mecanizado e industrializado nace de nuestro deseo de dominar. El cultivo pequeño, natural, localizado –aún mejor, nuestro propio huerto– es una manera de participar con los ritmos de las estaciones. Nuestros países deberían ser jardines, no explotaciones. Los animales deberían ser liberados de las prisiones de las explotaciones mecanizadas. Cultivar alimentos es un ejemplo del principio de la participación. Hornear pan, preparar comidas, compartir la comida con la familia, amigos e invitados son al mismo tiempo actividades espirituales y actividades sociales y económicas. La cultura de la comida rápida nos ha robado la actividad fundamental de la participación en el ritual diario y práctica de alimentación física y espiritual. Es precioso que personas por toda Europa se sienten inspirados por el movimiento italiano de la Comida Lenta. La Comida Lenta es la comida espiritual. La comida rápida es la comida del miedo.
La tranquilidad es una cualidad espiritual. Si queremos restaurar nuestra espiritualidad necesitamos tranquilizarnos. Paradójicamente sólo cuando nos tranquilizamos podemos llegar más lejos. Hacer menos, consumir menos, producir menos nos permitirá ser más, celebrar más, y disfrutar más. El tiempo es lo que perfecciona las cosas. Date tiempo a ti mismo para hacer las cosas y date tiempo para descansar. Toma el tiempo necesario para hacer y también para ser. Es en el baile de hacer y ser donde la espiritualidad se encuentra.

Una vez, el Emperador de Persia preguntó a su Maestro Sufi: “Por favor aconséjame: ¿qué debo estar haciendo para renovar mi alma y refrescar mi mente, para poder ser feliz conmigo mismo y efectivo en mi trabajo?” El Maestro Sufi dijo: “Señor mío, ¡duerma todo lo que pueda!” El Emperador se sorprendió y se asombró al escuchar la respuesta y dijo: “¿Dormir? Tengo poco tiempo para dormir. Tengo que velar por la justicia, aplicar leyes, recibir embajadores y liderar ejércitos. ¿Cómo puedo dormir cuando tengo tanto que hacer?” El Maestro Sufi respondió: “Señor, cuanto más duerma, ¡menos oprimirá!” El Emperador se quedó mudo: comprendió el significado del astuto Sufi. Aunque el sabio era duro, también tenía razón.
Los países occidentales están en una posición similar a la del Emperador de Persia. Cuanto más trabajamos, más consumimos: conducimos coches, volamos en aviones, vamos de compras y producimos basura. Cuanto más rápido hacemos estas cosas, más daño estamos infligiendo al ambiente, a los pobres y a nuestra paz mental. Así que la verdadera forma de participar es vivir y trabajar en armonía con nosotros mismos, con los demás seres humanos y con el mundo natural. La participación no equivale velocidad y eficiencia, sino armonía, equilibrio y acción apropiada.

Gratitud

La tercera cualidad espiritual es un sentido de gratitud. En nuestra cultura occidental nos quejamos de todo. Si está lloviendo decimos: “¡Qué tiempo más malo hace, tanto frío y humedad!” Cando hace sol nos quejamos: “¿No hace calor? ¡Qué calor!”. Los medios están llenos de quejas y críticas. Los debates en el parlamento se concentran en los aspectos negativos de las políticas del gobierno. La oposición culpa al gobierno y el gobierno se queja de la oposición. La cultura nacional de quejas y culpas lo permea todo, incluso en nuestra vida familiar y en nuestros lugares de trabajo. Debido a la dominancia de la cultura de la condena aprendemos a condenarnos a nosotros mismos también. “No valgo lo suficiente”, es un sentimiento común. Lo que hacemos, no lo apreciamos. Pensamos que deberíamos estar haciendo algo diferente, otra cosa, algo mejor. Entonces, tampoco aprendemos a apreciar lo que las demás personas hacen. “Tuve una niñez terrible”, nos quejamos. “Mi colegio fue malísimo”, decimos. “Mis compañeros de trabajo nunca me aprecian”, alegamos, y este tipo de crítica es interminable.

Para desarrollar la espiritualidad, necesitamos balancear nuestras facultades críticas con la facultad de la apreciación y la gratitud. Necesitamos entrenarnos a enfocar nuestras mentes para reconocer los dones que hemos recibido de nuestros ancestros, nuestros padres, nuestros maestros, nuestros compañeros y nuestra sociedad en general. Tembién necesitamos expresar nuestra gratitud por los regalos de la Tierra. ¡Qué magnífico sistema Gaiano, éste del que formamos parte! Regula el clima, organiza las estaciones del año y provee abundancia de alimentos, belleza y placeres sensuales para todas las criaturas. Cuando experimentamos el asombro de las maravillas de la Tierra sagrada no nos podemos sentir más que bendecidos y agradecidos. Cuando se sirve la comida nos afecta un sentido de gratitud. Agradecemos al cocinero y al jardinero pero también agradecemos a la tierra y la lluvia y la luz del sol. Incluso expresamos nuestra gratitud hacia las lombrices que han estado trabajando día y noche para mantener la tierra fértil. Más allá de la destreza del jardinero, sin lombrices no hay alimento. Por eso en alabanza decimos: “Que vivan las lombrices”, y aún más allá nos juntamos al poeta Gerard Manley Hopkins y decimos: “Que siga viviendo lo húmedo y lo salvaje”. Es la belleza de lo salvaje lo que alimenta nuestra alma mientras el fruto de la tierra alimenta el cuerpo.

La generosidad y el amor incondicional de la Tierra hacia todas sus criaturas no tiene límites. Plantamos una pequeña semilla de manzana en la tierra. Esa pequeña semilla se convierte en un árbol en unos años y produce miles y miles de manzanas año tras año. Y todo eso de una semilla pequeña, que a veces se siembra sola. Cuando en el otoño las manzanas maduran con su carne fragante, jugosa y crujiente, comemos hasta que nos lo agradece el corazón. El árbol no conoce la discriminación, no hace preguntas. Rico o pobre, santo o pecador, filósofo o payaso, abeja o pájaro, todos y cada uno pueden recibir el fruto libremente. ¿Qué más podemos sentir sino agradecimiento? Y desde esta gratitud fluye humildad, ya que la arrogancia nace de las quejas y las críticas. Cuando somos críticos hacia la naturaleza llegamos a la conclusión de que la naturaleza no es suficiente: es imperfecta y no fiable. La naturaleza necesita nuestra tecnología e ingeniería, así que nos esforzamos por mejorarla, pero acabamos destruyéndola. Con un sentido de gratitud obramos con el grano de la naturaleza, trabajamos en armonía con ella y apreciamos sus cualidades milagrosas.

Para acabar, mi enfoque es que no hay dualismo y separación entre la materia y el espíritu. El espíritu contiene a la materia y la materia al espíritu, pero los hemos separado y hemos hecho del espíritu un asunto privado y hemos permitido que la materia sola domine nuestra vida pública. Necesitamos subsanar esta separación urgentemente. Sin tal reparación, el mundo material, la Tierra misma seguirá sufriendo consecuencias catastróficas, y las sabidurías espirituales seguirán siendo percibidas como idealísticas, esotéricas, prácticas de otros mundos que son totalmente irrelevantes para nuestra existencia cotidiana.

Cuando seamos capaces de reparar esta separación seremos capaces de inculcar el espíritu en los negocios, en el comercio y en la economía. Seremos capaces de crear una política que funciona para todos. Nuestras religiones no serán divisivas; al contrario: se convertirán en una fuente de sanación y servirán para resolver conflictos. El movimiento en favor de la sostenibilidad ambiental y la justicia social inspirará en lugar de agitar y, personalmente, los seres humanos se sentirán más cómodos consigo mismos y con el mundo que los rodea. La unión de materia y espíritu, de negocio y espíritu, de política y espíritu, de religión y espíritu y de activismo y espíritu es la más importante unión requerida en nuestro tiempo.

La gente siente hambre por alimentos espirituales, esta hambre no puede ser satisfecha con bienes materiales. Por eso, la gran labor que tenemos en nuestras manos es de crear espacio y tiempo para que la gente descubra su propia espiritualidad igual que la espiritualidad de los demás.

No debería ser necesario que yo defendiera el caso del espacio espiritual, pero porque durante los últimos varios centenares de años la cultura Occidental ha seguido negando al espíritu y ha estado ocupada con elevar el estatus de la materia, nuestra sociedad y nuestra cultura han perdido el equilibrio e integridad. Para restaurar este equilibrio he señalado la importancia del espíritu. En un mundo ideal la gente reconocería que el espíritu siempre se halla implícito en la materia. Tradicionalmente, así es como era. La gente peregrinaba hacia montañas y ríos sagrados; la vida se consideraba sagrada e inviolable. Reconocíamos la dimensión metafísica de los árboles. El árbol que habla, el árbol de la sabiduría y el árbol de la vida expresan la cualidad espiritual implícita del árbol. El imperativo más importante de la vida es recuperar esta sabiduría perenne.

Este es el texto del Discurso Schumacher de Satish Kumar del 30 de octubre del 2004 en Bristol, RU. http://www.schumacher.org.uk/

(*) Satish Kumar nació en la India. Durante nueve años fue monje jainista y ha estudiado el budismo.

Ha hecho muchos peregrinajes a pie para promover la causa de la paz. El más largo fue de 13.000 Km caminando desde la India hasta los Estados Unidos, sin dinero, pasando por desiertos, montañas, tormentas y nieve. Durante aquella aventura estuvo preso en Francia y tuvo que encarar una pistola en EEUU. Entregó paquetes de “Té de la Paz” a los líderes de los cuarto poderes nucleares.

Actualmente reside en Inglaterra, edita la revista Resurgence y es director de programas en el Schumacher College

Articulo extraido de la pagina web: http://www.pocapoc.net/

miércoles, octubre 24, 2007

Anita Roddick: Una empresaria que dió su vida por el planeta_ Escribe: Alberto D. Fraile Oliver

“Hay tres mil millones de mujeres que no parecen supermodelos y sólo 8 que sí”
Ana Roddick, creó la Barbie "gordita" , como contracampaña a los patrones de belleza femenina, excluyentes y discriminatorios


La fundadora de The Body Shop, Anita Roddick, murió el pasado mes de septiembre. Su trayectoria como empresaria comprometida con la defensa del medioambiente y de las comunidades más desfavorecidas ha cambiado la manera de entender los negocios para siempre. Habrá un antes y un después de Anita Roddick en el mundo de la empresa. Si los empresarios han empezado a preocuparse por su responsabilidad social y ecológica se debe en gran medida a esta mujer.

Esto es así porque en realidad Anita Roddick fue una agitadora de conciencias y una activista que gracias a su inteligencia se coló en el mundo empresarial de primer nivel. Fue una infiltrada en el sistema que utilizó todas las armas que su éxito le proporcionaba para volcarse en causas nobles: defensora de los derechos humanos, protección del planeta, activar la autoestima de las personas, pionera del comercio justo, y defensa del medioambiente y de los animales.

Revolucionaria ética

Esta mujer rebelde convirtió su empresa en un referente mundial de empresa ecológica y socialmente responsable hasta tal punto que ella misma se convirtió en una fuerza moral. Pese a que fue uno de los mayores azotes para los poderes establecidos fue una de las mujeres que mayor fortuna personal acumuló en vida por meritos propios. Sin embargo vivía de una forma bastante austera, era espontánea, natural y nada arrogante. Siempre formó equipo con su marido Gordon, juntos formaban una pareja que se nutría mutuamente y que siempre reía.

Cualquier empresario lo suele tener muy claro, en su horizonte hay una única palabra que guía su acción: beneficio. Anita Roddick fue una empresaria diferente porque a esa palabra anteponía otras dos: gente y planeta. Es decir que los beneficios son bienvenidos cuando la gente y el planeta también salen beneficiados. Satish Kumar, otro gran activista, editor de la revista Resurgence, suele decir que “los negocios son para hacer amigos y servir a la comunidad”. Anita fue el ejemplo vivo de esta frase.

Su activismo la convirtió en la abanderada del cambio social y medioambiental a través de los negocios. Hay otra forma de hacer negocios y ella lo demostró. Cuando algunas personas empezaban a hablar tímidamente de comercio justo, ella fue y lo hizo. Nunca aceptó las reglas del juego de la globalización y desde su empresa trató de ofrecer alternativas constructivas al modelo de las multinacionales que en sus propias palabras “han transformado el planeta en un terreno de juego, paseándose de país en país a la búsqueda de sueldos más bajos, las leyes medioambientales más débiles y los trabajadores más dóciles y desesperados”.

Todo comenzó en 1976 cuando Anita se vio en la necesidad de sacar a sus hijas adelante y creó una pequeña tienda de cosméticos naturales en Brighton, un pueblecito de Inglaterra. La tiendecita no contaba con más de veinte productos pero su impulsora era una fuerza de la naturaleza cuya pasión por la vida le permitió transformar su chiringuito en una gran empresa. Luchó en un mundo empresarial dominado por hombres y en treinta años hizo el milagro de convertir un chiringuito en una compañía que cuenta con 2.000 establecimientos en todo el mundo, y que el grupo cosmético francés L’Oreal compró por casi mil millones de euros. Ella siempre reconoció que su gran error fue sacar The Body Shop a bolsa. Esta mala decisión le obligó, años más tarde a vender el que había sido el proyecto de su vida.

Frugalidad


Según contaba la propia Anita, “la frugalidad que mi madre experimentó durante los años de guerra me hicieron cuestionarme algunas cosas: ¿Por qué tirar un envase cuando se puede usar de nuevo? Nos comportamos tal y como ella había hecho durante la Segunda Guerra Mundial, utilizamos todo de nuevo, rellenamos todo, reciclamos todo lo que pudimos. La creación del activismo medioambiental de The Body Shop nació de ideas como esas.”

Sus campañas

Nunca tuvo pelos en la lengua y siempre criticó la avaricia y la falta de escrúpulos a los que contrapuso responsabilidad social, comercio justo, derechos humanos, defensa de la naturaleza, inversión ética y ética publicitaria.

Pese a que The Body Shop vende productos de belleza, su fundadora siempre afirmó que el mejor producto de belleza era una sonrisa. Por este motivo alentó el mejorar la autoestima de las mujeres ya que estaba convencida de que una buena autoestima es la raíz de la dignidad y de la libertad personal.

Fue muy crítica con los patrones de belleza establecidos por la industria de la moda. Criticó las imágenes idealizadas de la mujer, que tanto daño hacen al psiquismo de muchas personas y que son la causa principal de trastornos como la bulimia y la anorexia. Una de las campañas más polémicas de su compañía fue una que utilizó la imagen de la muñeca Barby con unas caderas más bien gordas y algunos kilos de más. El texto que acompañaba la imagen era el siguiente: “Hay tres mil millones de mujeres que no parecen supermodelos y sólo 8 que sí” La campaña fue censurada porque al fabricante de Barby, la empresa Mattel, no le gustó ver a su muñeca con algunos kilos de más. Se parecía demasiado a una mujer real como para que lo pudieran soportar.

Una de las causas de Anita Roddick fue siempre la lucha contra la utilización de animales en las pruebas de cosméticos. Algo que en 1976 era totalmente opuesto a la práctica de las empresas de productos de belleza, que torturaban a los animales para probar sus productos. La filosofía de Roddick estaba basada en la frase del filosofo Jeremy Bentham “la cuestión no es si los animales pueden razonar, tampoco si pueden hablar, la cuestión es si sufren.” El gobierno británico prohibió las pruebas en animales para productos de cosmética en 1998. Y bastante tuvo que ver la lata que dieron Anita y su empresa al respecto.

La defensa de los derechos humanos fue otro de sus caballos de batalla. Ella afirmaba que “son absolutamente esenciales si queremos mantener nuestra humanidad”. Una de las acciones de las que Anita estaba más orgullosa tuvo lugar en 1993 cuando se reunió con una delegación del pueblo Ogoni de Nigeria. Buscaban justicia y compensaciones de la gigantesca multinacional de petróleo Shell que estaba destrozando sus tierras para buscar y producir petróleo. Trabajando junto con ONG’s hicieron de su campaña una causa internacionalmente conocida. Trágicamente, el representante clave de los ogoni, Ken Saro-Wiwa y otros ocho ogonis fueron ejecutados por el gobierno nigeriano en 1995. Pero la campaña apoyada por Anita continuó y, finalmente, otros 19 ogonis que estaban presos fueron liberados. En 1997, después de cuatros años de presión incesante, Shell revisó su “manual de operaciones”, comprometiéndose como empresa a respetar los derechos humanos y el desarrollo sostenible.

La defensa del planeta también tenía cabida en sus campañas. Citaba a Jonh F. Kennedy: “la suprema realidad de nuestro tiempo es la vulnerabilidad de nuestro planeta” y proponía tres líneas de acción: decantarse por energías alternativas, cortar las emisiones de dióxido de carbono y presionar por un transporte público decente.

Anita Roddick demostró que las empresas pueden mostrar sentimientos más elevados que el temor y la codicia y, con su pasión, cambió el mundo, al menos el de los negocios.

Artículo publicado en la Revista Namaste num. 48, Octubre 2007. (Extraido de la pagina web: http://www.pocapoc.net)

¿Estáis sirviendo a un dios muerto o a un Dios Viviente?_Maestra Nada, canalizada por Kim Michaels el 06/04/07(*)

Siendo este un blog abierto al mundo, donde toda persona puede acceder en busca de conocimiento, tratamos de presentar aquello que puede ser mas comprensible para la mayoría, tal vez no tanto por la fuente que lo expresa, pero si por el contenido, por la enseñanza en si misma.

Por eso, te pedimos que si te suenan extraños, o hasta extravagantes, los nombres o procedencias de alguno de los autores, evites prejuiciarte y mas bien hagas un esfuerzo de abrirte a nuevos enfoques de temas que tal vez te parecían inamovibles o hasta indiscutibles.

La cierto es que no encontraras otro medio de poder acceder a la verdad, que hacer el ejercicio de auscultar con tu propia sensibilidad, especialmente con tu corazón, mensajes de gran trascendencia como el que hoy te presentamos.

Si quieres conocer más acerca de quién es la Maestra Nada y otros de los llamados Maestros Ascendidos, encontrarás mas información en esta dirección web: http://www.shangrala.org/Y_SPANISHSITE/SPIndex.html
(Jesús Hubert)

Adoración del becerro de oro, pintura de NICOLÁS POUSSIN (1594 – 1665)

Mis amados corazones, habéis ganado la visita del Chohán del Sexto Rayo, Nada es mi nombre. Generalmente no encuentro una oportunidad para hablar en la Tierra. Y la razón de esto, es que hay muy pocas personas en la Tierra que han comprendido y encarnado las cualidades del Sexto Rayo que, en verdad, es el rayo de la Ministración y el Servicio – servicio a toda la vida - servicio a Dios en toda la vida.

Amados míos, Jesús vino en el Sexto Rayo de la Ministración y el Servicio para ser un ejemplo viviente de servicio, del verdadero servicio, que es el servicio que busca elevar a toda la vida. Lo que pasó con el ejemplo y las enseñanzas de Jesús, fue que aquellos que no tenían el verdadero deseo de servir a toda la vida, pervirtieron esas enseñanzas y ese ejemplo – ese único y magnífico ejemplo de servicio – y crearon imágenes falsas de servicio.

Y así, veis mis amados, hay muchas personas a través del mundo que piensan que están dando un gran servicio. Hay muchas personas en el movimiento cristiano que piensan que están dando un gran servicio y ellas sostienen todo el día – 24 horas al día, si las escucháis con cuidado parloteando de su grandeza – sostienen que están sirviendo a Dios. Pero, amados míos, ellas no están sirviendo al Dios verdadero, al Dios Viviente. Están sirviendo a la imagen idólatra de Dios que ha sido creada en este planeta y que ha sido reforzada por muchas religiones en el mundo Occidental, especialmente, en la tradición judeo-cristiana.

Sirviendo a un Dios falso

Esa imagen idólatra es la de un Dios remoto en el cielo, en muchos casos el Dios furioso en el cielo, que juzga y condena al infierno a todos aquellos que no siguen su ley como robots. Pero comprended, amados míos, ese Dios – aunque ese Dios existe – no es el Dios real. Es un Dios falso que ha sido creado, no solamente en este planeta y en este universo, sino como el señor Maitreya explica en su libro, ha sido creado en una esfera superior y gradualmente ha descendido a esta esfera, donde ahora se ha convertido en la imagen dominante que las personas tienen de Dios en este planeta – el Dios externo - el ser remoto.

Y de ese modo, amados míos, millones de personas alrededor del mundo creen firme y verdaderamente en la falsa creencia que dice, que porque ellas están comprometidas con ésta o aquella religión, que porque están haciendo este o aquel trabajo prescrito por su religión, están sirviendo a Dios. Pero ellas están sirviendo al Dios falso, al ser remoto en el cielo, no están sirviendo al Dios Viviente. Y, amados míos, aquí está el por qué – el Dios Viviente - no es remoto. Porque sin Él nada fue hecho de lo que ha sido hecho. Y así, amados míos, incluso en la Biblia cristiana dice: Dios está en todo lo que ha sido hecho. Y sin embargo, fueron los cristianos al escuchar o al leer esta enseñaza los que dijeron: “Oh, pero eso es Panteísmo*. Esa es una enseñanza pagana”. Y así es, pero también es una enseñanza verdadera que fue falsamente etiquetada como herejía, por los padres de la Iglesia Católica.

Como veis, amados míos, si Dios está en todo y si el Reino de Dios está dentro de vosotros, entonces ¿por qué necesitaríais de una iglesia externa que se interponga entre vosotros y Dios? Y así, aquellos seres que vinieron de esferas superiores y que han descendido a la Tierra, son los que están tratando de exaltarse como dioses en la Tierra, los que crearon la imagen idólatra de un Dios remoto. Porque comprenderéis, mis amados, sólo si las personas creen que Dios es remoto, pueden caer en la mentira o engaño, que dice que necesitan de una iglesia externa para alcanzar a Dios.

Porque cuando comprendéis la verdad y el pleno significado de la afirmación de Jesús que dice: el Reino de Dios está dentro de vosotros, os daréis cuenta que no necesitáis de una iglesia externa para entrar al reino interior. Esto, amados míos, no quiere decir que no os podéis beneficiar de una actividad religiosa y de una actividad espiritual. Pero SÓLO os podéis beneficiar si esa actividad busca abrir vuestro corazón, de manera que podáis obtener un contacto interno con el Dios interior, con el Reino de Dios dentro de vosotros. Y si un movimiento u organización espiritual, en verdad, cumple esa meta original, entonces, puede ser muy provechoso y muy beneficioso para las personas reunirse en una comunidad.

La perversión de las organizaciones espirituales

Sin embargo, hasta ahora en esta Tierra, lo que le ha sucedido a todas las organizaciones espirituales es que después de algún tiempo, han caído presa de la manipulación de aquellos que están atrapados en la conciencia de la dualidad, y que por lo tanto, no desean, en verdad, servir a toda la vida. Desean sostener que sirven a Dios, pero es al ser externo y remoto en el cielo al que sirven. Y por lo tanto, amados míos, ellos necesitan que os mantengáis creyendo en la mentira o engaño del Dios externo.

Estos son aquellos seres de los que Jesús habló, cuando dijo acerca de los hipócritas que oran en las calles para ser vistos por los hombres, que ayunan y caminan con caras demacradas para que todos vean que están ayunando. O de aquellos que se paseaban en los templos y en las sinagogas, siempre sintiéndose superiores, los sabios, porque ellos sabían todo esto intelectualmente y hacían todas las cosas externas de forma correcta. Pero como Jesús dijo: “Vuestro corazón está lejos de mí”. Porque ellos no habían purificado su corazón del anti-amor que había entrado en ese corazón desde hacía algún tiempo, cuando ellos eligieron separarse del maestro del amor – cualquiera que ese maestro fuese – sin importar la esfera en la que ellos se separaron.

Dios no puede ser comprendido por el intelecto

Ved amados míos, la purificación del corazón es la clave para vencer la conciencia de la dualidad y la mentira o engaño del Dios remoto. Porque amados míos, podéis ver toda clase de personas en el mundo – bien sea que estén en una religión formal o no – podéis ver toda clase de personas que creen que han descubierto a Dios a través del intelecto. Algunos intelectualmente creen que han probado que Dios no existe. Otros intelectualmente creen que han probado que Dios si existe. Pero amados míos, ambos están errados.

Seguramente, eso sonará sorprendente para algunos – que yo pueda decir - que aquellos que creen que intelectualmente han probado la existencia de Dios puedan estar errados. Pero comprended, su conclusión no está errada, porque Dios si existe. Pero son las dos cosas las que están erradas. Primero, el Dios, la imagen de Dios, que ellos creen que han probado es la imagen idólatra del Dios remoto. Segundo, el intelecto no puede profundizar en el Dios real. Porque el Dios Viviente está más allá del intelecto, más allá del razonamiento intelectual, de todo análisis y de toda comparación.

Dios es incomparable y el intelecto trabaja analizando a través de la comparación. Algo es correcto, algo es real, en comparación con algo más. Sin embargo, Dios no puede ser comparado con nada, especialmente con ninguna cosa de este mundo. Porque cuando comparáis a Dios con cualquier cosa de este mundo ¿qué hacéis? Sí, mis amados, creáis una imagen idólatra. Y ahora decís: “Oh esto es lo que Dios es. Ahora hemos descubierto a Dios, hemos creado una atractiva y pequeña prisión mental, hemos puesto un rótulo en ella que dice “Dios” y ahora pensamos que el Dios real va a saltar dentro de la prisión y suponemos que él puede caber dentro de ella”.

La clave maestra para el verdadero servicio a la vida

Pero veis, amados míos, el Dios Viviente es el Dios que está en todo y por lo tanto, aquellos que sostienen estar sirviendo a Dios, es decir, al Dios remoto, sencillamente, están engañándose a si mismos. Porque comprended, amados míos, existe un Dios remoto, como el Señor Maitreya lo explica. Existe un ser en el plano superior que es el Creador de este sistema de mundos. Sin embargo, mis amados, ese ser también está en todo en este mundo de la forma. Porque todo en este mundo es creado del ser del Creador.

Y de ese modo, amados míos, todo es Dios. Sencillamente, son dos manifestaciones diferentes de Dios. Y así, aquellos que sostienen estar sirviendo al Dios remoto dirán: “Ah, pero estamos sirviendo al Creador. Y por eso, es que estamos haciendo estas actividades religiosas, desfilando con nuestros mejores trajes y estamos entonando cánticos, quemando incienso y dando oraciones, porque estamos adorando a Dios”. Pero comprended, amados míos, el Creador no necesita ser adorado. El Creador es el Todo ¿Qué podría el Creador necesitar de los seres humanos en la Tierra?.

Habéis visto esta presentación de las imágenes del universo.** Y seguramente cuando veis la inmensidad del universo, comprendéis que la Tierra es tan pequeña. Esto no quiere decir que la Tierra sea insignificante. Pero os debería dar un sentido de conmensurabilidad, que el Dios que ha creado este inmenso universo – el cual como todos sabéis es sólo una parte de la totalidad de este mundo de la forma – ese Dios, posiblemente, no necesita ser adorado. ¿Cómo puede ese Dios necesitar de alguien quemando incienso, prendiendo velas o diciendo oraciones, en una iglesia en la Tierra?

Entonces, comprended mis amados, el verdadero servicio a Dios no es servir al Dios remoto, cualquiera que sea la imagen que tengáis de ese Dios. No, el verdadero servicio a la vida es servir al Dios, que está en todo en este mundo de la forma; sirviendo a las personas para elevar a toda la vida, sirviendo para liberar a toda la vida. Y veis mis amados, es por eso que debe haber un punto en vuestro sendero espiritual donde enfrentáis esa iniciación: continuaréis siguiendo el crecimiento espiritual por motivos egocéntricos – egocéntricos, es decir, centrados en el pequeño ser, el ser inferior, la identidad que habéis creado – o estaréis dispuestos a expandir vuestro sentido de ser – permitiendo que el viejo sentido limitado del ser, muera – de manera que podáis comprender que el ser superior es el Dios que está en todo. Y entonces, en vez de perseguir el crecimiento espiritual para la glorificación del pequeño ser inferior, ahora perseguís el crecimiento porque os permitirá servir al todo de una manera mejor.

Y ese cambio en conciencia podría parecer insignificante, pero os digo, es el cambio en conciencia más contundente de la Tierra, más demoledor de las imágenes idólatras, el cambio en conciencia por el que cualquier buscador puede pasar. Pero amados míos, en verdad, existen tantas personas en este mundo que por décadas, han estado persiguiendo sinceramente el crecimiento espiritual. Pero aún no han comprendido que llega un momento crítico, donde necesitáis expandir el sentido del ser, de manera que no estéis persiguiendo el crecimiento espiritual para elevar vuestro ser, comparándoos con otros seres aparentando que sois más sabios, más santos, más puros y más espirituales.
El callejón sin salida del falso servicio
Esto amados míos, no es servicio a la vida, es un servicio para sí mismo - para el ser dualístico - el ser mortal. Y esto, en verdad, puede dar crecimiento, porque a medida que crecéis espiritualmente y os volvéis más armoniosos, podéis expandir vuestra conciencia. Pero mis amados, es posible entrar en un callejón sin salida, donde os mantenéis persiguiendo el crecimiento espiritual por este deseo sutil e irreconocible de glorificar al ser inferior. Y algunas personas pueden hacer esto por muchas vidas. Algunas de ellas, incluso, pueden llegar a un punto donde han logrado un cierto estado de control sobre su cuerpo físico, sobre su mente y también sobre la materia misma, por esto, ellas pueden manifestar ciertos fenómenos – tales como tener cenizas fluyendo de sus manos cuando hablan, o sanar al imponer las manos, o murmurar en lenguas irreconocibles - y otras señales y prodigios.
Pero veis, mis amados, si miráis más de cerca, veréis que el propósito de estas señales y prodigios, el deseo detrás de ellas, es separar a esa persona y colocarla por encima de los demás. Y eso, amados míos, es un callejón sin salida que puede ser perseguido por mucho tiempo. Pero no importa lo que otras señales y prodigios puedan ser, no hay crecimiento genuino, porque no hay expansión del corazón. Es sólo a través del corazón que podéis tener la autenticidad del servicio a la vida. ¿Y por qué esto es así? Porque sólo a través del corazón podéis conocer vuestra propia conexión interna con el Ser Todopoderoso de Dios. Y sólo cuando sabéis que procedéis del Todo, del Creador, comprenderéis que todas las demás personas proceden del Todo, del Creador. Y sólo entonces, podéis ver a Dios en ellas y sólo entonces podéis servir para liberar al Dios en ellas para ser MÁS, para ser todo lo que ella pueden ser aquí abajo.
Siguiendo vuestro Amor original.

Y así, amados míos ¿cómo podéis conectaros con esa Totalidad? Pues bien, mis amados, debéis seguir el Amor. Debéis pedir la comprensión del Amor. Debéis esforzaros por reconectaros con el Amor original de vuestro ser. Porque os digo, no importa donde estéis hoy, porque comenzasteis como un ser puro en el concepto inmaculado. Descendisteis al mundo de la forma porque vosotros – el vosotros más grande – lo que en verdad sois tuvo un deseo verdadero de servir a toda la vida, para elevar la esfera a la que originalmente descendisteis, bien sea esta esfera o cualquiera otra. Vinisteis aquí por un deseo verdadero.

Puede que hayáis caído en un estado diferente de conciencia y hayáis olvidado ese amor y ese deseo de servir a toda la vida. Pero podéis reconectaros a él porque, aún, está en el núcleo de vuestro ser. Y si vais a crecer más allá de un cierto punto, entonces, DEBÉIS reconectaros con él, porque no hay otra manera.

Comprended amados míos, la mentira de los ángeles caídos – desde Lucifer y todos los demás que tienen orgullo – es que, realmente, creen que pueden elevarse a si mismos a tal punto que pueden ser iguales a Dios, o más importantes que Dios. Pero esto, amados míos, jamás puede darse mientras estén atrapados en la mentira o el engaño de la separación. Podéis crecer para convertiros en un Dios, es vuestro derecho como el Señor Maitreya lo explica, pero sólo podéis hacerlo cuando comprendéis que Dios es el Todo y que está en todo y vosotros os esforzáis para servir al Todo, para elevar el Todo. Os convertís en uno con el deseo de Dios de elevar esta esfera hasta que, en verdad, se convierta en el Reino de Dios en manifestación y todo sea Luz y ya no haya más espacio para ninguna oscuridad, mentiras, ilusiones o engaños.

Una vez que os conectéis a esa unidad del Todo, entonces, podéis ser iguales a Dios. Pero como veis, amados míos, seréis iguales a Dios al convertiros en uno con Dios. Jamás podréis ser iguales estando separados de Dios – porque no existe tal cosa - porque Dios es el Todo. Y de ese modo, amados míos, como Dios es la máxima realidad ¿cómo podéis ser iguales a la máxima realidad mientras pensáis que estáis separados de la máxima realidad? Como veis, sólo existe una máxima realidad, pero la lógica de esos seres que han caído en la conciencia de la dualidad, es básicamente imperfecta. Ellos no pueden ver esto, vuestro ego no puede ver esto, vuestro intelecto no lo puede ver. Pero – ah – el corazón sí puede verlo.

Cuando el corazón está purificado y abierto, puede comprender la unidad con toda la vida. Y esa, en verdad, es la primera parte del sendero espiritual – llegar a comprender con el corazón - la unidad con toda la vida. Y luego, llevar esa unidad en todas vuestras acciones y palabras de manera que podáis servir al Uno en el Todo. Así, amados míos, es como gané mi ascensión hace muchos miles de años – al servir a otros - sirviendo a aquellos que estaban más cerca de mí en esa última encarnación, sirviendo sin pensar en uno, en sí mismo. Porque, en verdad, cuando lleguéis a sentir la unidad, comprenderéis: “No es con respecto a mí,” ese mí es, el ser separado. Es con respecto al mí verdadero, es decir, el Todo.

Entonces, mis amados, estoy agradecida por proporcionarme la plataforma que me permitió entregar esta enseñanza, que es más que las palabras que he dicho pero, en verdad, es una completa liberación de la vibración y de la forma de pensamiento del Sexto Rayo del Servicio – servicio incondicional - sin egoísmo.

Comprendiendo la importancia de como es Arriba, así es abajo

Amados míos, algunas veces a través de este movimiento habéis llegado a pensar que porque nuestras enseñanzas fluyen – aparentemente – sin mayor esfuerzo, quizás no son tan importantes o tan sagradas o que no habéis hecho ningún trabajo para ganarlas. Pero os digo, como Jesús lo dijo anteriormente, en verdad, vosotros habéis ganado la entrega de esta enseñanza. Como Jesús recientemente lo explico en una respuesta en la página Web, cuando un nuevo movimiento comienza y alcanza los vientos del Espíritu, se les puede dar una entrega inicial de Luz. Pero a menos que, tanto los líderes como aquellos que los acompañan en la organización multipliquen esa ofrenda, no llegarán a un nivel superior.

Porque, en verdad, habéis multiplicado lo que hemos dado a través de este movimiento – dando los rosarios, estudiando las enseñanzas - divulgándolas a través de diferentes medios, a las personas que encontráis en el sendero. Y al hacer todo esto, os ha conducido a un punto, en el cual nosotros podemos elevar todo lo que habéis hecho a un nivel superior. Amados míos, este mensajero, en su mente externa, algunas veces se siente un poquito culpable, porque siente que le tomó mucho tiempo traer en manifestación física el libro del Señor Maitreya, ya que en realidad, trabajó en él casi durante un año completo.

Pero en verdad, debo deciros que parte de la razón de esto, fue que las personas que estaban participando en este movimiento, aún, no habían multiplicado lo que ya habían estado recibiendo a un grado tal, que permitiera que el libro del Señor Maitreya, pudiera ser entregado. Y así, en verdad, fue necesario esperar que esa multiplicación ocurriera y no había garantía de que sucediera en un tiempo determinado. Realmente, no fue posible que este libro fuera entregado sino hasta ahora.

Y como veis, amados míos, os doy un sentido de conmensurabilidad, que aunque algunas veces parece que nuestras enseñanzas vienen fácilmente, en verdad, hay un esfuerzo de vuestra parte. Vosotros habéis ganado lo que habéis recibido. Y esto no es para que sintáis cualquier clase de orgullo, sino para daros un reconocimiento, para que comprendáis que nosotros los de las Huestes Ascendidas, no somos unas huestes remotas en el cielo. Nosotros no estamos sentados aquí arriba, con un plan previsto y todo lo que podéis hacer es esperar por él. No, mis amados, nosotros y vosotros somos una sociedad, un flujo de la figura del ocho. Podemos entregar una cierta cantidad de enseñanza, pero sólo podemos entregar más cuando vosotros la tomáis y la multiplicáis.

Y de ese modo, esto os da una comprensión de que no sois sólo un recipiente pasivo, como las personas que en todo el mundo van a las iglesias cada domingo y pasivamente se sientan y toman lo que el pastor les diga, bien sea que tenga sentido o no. Y así, os dais cuenta de que nosotros estamos en el flujo de la figura del ocho, porque no somos seres remotos en el cielo y vosotros no sois las personas remotas en la Tierra. Amados míos, nosotros vemos a Dios en vosotros, así, como vemos a Dios en nosotros y, por lo tanto, sabemos que sois extensiones de nosotros mismos en la Tierra. Y eso es verdad, porque tenéis la capacidad de multiplicar lo que nosotros hemos entregado. Porque si no tuvierais vida en vosotros ¿cómo podríais multiplicar lo que os damos?

Y como veis – nosotros somos vosotros y vosotros sois nosotros -. Nosotros estamos Arriba y vosotros estáis abajo. Pero sólo cuando comprendéis la unidad y os dais cuenta que somos una sociedad, experimentaréis la plenitud del flujo de la figura del ocho. Y cuando comprendéis esta unidad, seréis estimulados a poner, incluso, más que la buena voluntad, para multiplicar lo que se os ha estado dando. Y esto, por supuesto, hace relación a la Madre María y a Jesús porque llega un punto donde, para multiplicar lo que se ha estado dando, tenéis que ver lo que no habéis visto. Tenéis que ver parte del filtro de la dualidad y dejar que muera. Porque sólo, entonces, la multiplicación puede ocurrir; porque mientras estéis atrapados en la ilusión y el engaño, no podéis multiplicar lo que se da desde Arriba.

Por lo tanto, una vez más, os sello en mi gratitud, la gratitud del ministerio o del servicio, la gratitud del servicio, servicio a todos, servicio incondicional – no el servicio ciego - sino el servicio incondicional. Estáis sellados. Que vuestro corazón sea sellado en esa Llama de la Ministración y del Servicio. Que así sea.
*Panteísmo: Sistema de los que identifican a Dios con el mundo.
**Varias veces durante la conferencia los participantes vieron una presentación en filminas con imágenes del espacio y de las galaxias con música clásica de fondo.

(*) Este dictado fue entregado a través de Kim Michaels, el 6 de abril de 2007 durante la Conferencia de Shangra-la de Semana Santa. Los participantes habían dado el Rosario de la Purificación del Corazón, para establecer un VÍNCULO antes del dictado.

Texto extraido de la página web:
http://www.shangrala.org/Y_SPANISHSITE/SPD_ASCENDMASTERS/Nada040607.html

martes, octubre 23, 2007

Para amar en tiempos de guerra_Canta: Amparo Ochoa

Amparo Ochoa (29 de Septiembre de 1946, 8 de Febrero de 1994), cantautora popular mexicana, recordándola, nos recuerda que la guerra es una herida abierta, que atraviesa todos los pechos del hombre.

De los que viven, y de los que están muertos... aun sin saberlo, de los que matan por escalafón,
y también de aquellos que viven por amor, dejando de vivir, para que los que aman, vivan.

Nicaragua, El Salvador…memoria de partos interrumpidos, de sueños lanzados a la eternidad y de corazones unidos en un himno de humanidad. (Jesús Hubert).