Traduzca el blog a 33 idiomas / It translates blog to 33 languages


| | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | |

lunes, junio 02, 2008

Amor del bueno_Canta:Reyli



Como cuchillo, en la mantequilla
Entraste a mi vida, cuando me moría
Como la luna, por la rendija
Así te metiste, entre mis pupilas

Y así te fuí queriendo a diario
Sin una ley, sin un horario
uhhhhhh uh uh
Y así me fuiste despertando
De cada sueño donde estabas
Tuhhhhh uh uh

Y nadie lo buscaba, y nadie lo planeó así
En el destino estaba, que fueras para mi
Y nadie le apostaba, que aquello fuera tan feliz
Pero cupido se apiadó de mi

suparu noo suparunee, se apiadó de mi uh uh uh uh
suparu noo dirinou dividivire se apiadó de mi

Como la lluvia, en pleno desierto
Mojaste de fé mi corazón, Ahogaste mis miedos
Como una dulce voz, en el silencio
Así nos llegó el amor, "Amor del Bueno" ohh

Y así te fuí queriendo a diario
Sin una ley, sin un horario
uhhhhhh uh uh
Y así me fuiste despertando
De cada sueño donde estabas
Tuhhhhh uh uh

Y nadie lo buscaba, y nadie lo planeó así
En el destino estaba, que fueras para mi
Y nadie le apostaba, que aquello fuera tan feliz
Pero cupido se apiadó de mi
Y nadie le apostaba, que aquello fuera tan feliz
Pero cupido se apiadó de mi

se apiadó de mi uhnorunorunorunorunoruno
uhhhhhhhhnorunorunoru, sorunorunorunoru
uhnou

No se quien soy_Canta: Melvin



Tengo un destino y nada por delante
Subir escalones de una mente inalcanzable
Piso un suelo firme que se convierte en arena
Intento seguir hacia delante, es mi condena
Volveré, volveré, no sé ni cuando ni a qué
Pero lo haré, sé que dos y dos ya no son cuatro
Pero también sé que mañana estaré hablando
En una habitación oscura con mi alma a solas
Pidiendo perdón, escuchando romper las olas
Por un pecado que jamás cometí
Viviendo anclado y atado por siempre a ti
Si mañana no amanezco coméntale al cielo
Que solo soy otro corazón de hielo
Dile a la luna que siempre estuve
Al sol que no guardo rencor hacia los suyos
Escribe en un diario todas mis reflexiones
Quémalas y deja que el viento escriba canciones
Déjame tan solo ser tu príncipe algún día
Yo te prometo una tierra de fantasías
Sueños que jamás serán borrados
Ilusiones que no apagarán disparos
Tanques, solo son recuerdos de ambición
Guerras que solo son historias de ficción
Vida son algo mas que papel, moneda
Y si perdemos esperanza y alegría qué nos queda?
Nada, no queda nada
Solo un frío recuero y lágrimas en tu almohada
Dicen que sin luz no hay sombra
Yo digo que día a día la vida es sombra
Muero a cada instante sin saber a donde voy
Resucito y sigo sin saber quien soy

No sé si existo o soy un ser inerte
Si he de desfallecer o tengo que hacerme mas fuerte
No sé de donde vengo ni tampoco a donde voy
Yo solo sé que no sé quien soy.
Me siento triste y no tengo nada claro
Siento un gran desamparo porque mi alma está en paro
No me conozco y no sé para qué vivo
Invisible en un camino en el que siempre estoy perdido

No queda nada o queda todo
No sé y qué me importa
Pese a todo pequé y me pesa esta vida corta
Aportando mas pena, la pena que ya sentí
Suelo firme es la arena donde yo un día me hundí
Donde descubrí que la magia no existe
Aferrado a mi mismo cada día estoy mas triste
Volcado en tu ausencia me escondo en mi cueva
Desconfío de este cielo porque puede ser que llueva
Una palabra de ti no tuvo calor
Perdón por darte palabras que sí tuvieron valor
No se donde ando caminando entre personas
Avanzando sin sentido en un mundo de coronas
Donde no me encuentro y todo son problemas
Donde el sufrimiento vence a todo lo demás
Afilo mis pezuñas, solo somos animales
Dependiendo de un cerebro que nos hace subnormales
Harto de putos colegas y de zorras que son falsas
Me acuesto en mi rencor con mi alma q esta descalza
Quiero crear un camino que no lleve a ningún lado
Ser libre de una vez en vez de estar siempre atado
De las alegrías nacen ilusiones
Que al fin y al cabo siempre terminan en canciones
Canciones que son tristes y recuerdan soledad
Canciones de este corazón que solo pide libertad
Q yo no quiero banderas, tampoco falsas promesas
Quiero un ‘te quiero’ sincero y sentirlo si me besas
Yo no sé quien soy y me vuelvo a morir
Eso básicamente es lo que yo llamo vivir
Sentir en mi un sinfín de finales
El último de la fila al filo de jodidos planes
He tirado a la basura las sonrisas escritas
Esos días en que la brisa de tu risa era infinita
Perdido en mi quiero ser parte del mar
Aunque me harte de olvidarte nunca volveré a volar
Sigo sin encontrarme donde estoy hoy por hoy
Mi alma ausente sigue sin saber quién soy.


No sé si existo o soy un ser inerte
Si he de desfallecer o tengo que hacerme mas fuerte
No sé de donde vengo ni tampoco a donde voy
Yo solo sé que no sé quien soy.
Me siento triste y no tengo nada claro
Siento un gran desamparo porque mi alma está en paro
No me conozco y no sé para qué vivo
Invisible en un camino en el que siempre estoy perdido

Un corazòn de madera_Canta: Vinales

Se llaman VINALES. Un nuevo quinteto de jóvenes músicos gauchos que están recreando electrónicamente algunos temas clásicos del acervo folklórico argentino. ¿Sigue siendo folklore lo que hacen?. La palabra la tienen ustedes.(Jesùs Hubert)

No empequeñezcas a nadie_ Escribe: Justin Scott


"Hay hombres cuyas palabras son como golpes, pero la lengua de los sabios es medicina". Todo lo que necesitas saber en cuanto a la salud mental, puede ser resumido en dos palabras: No Empequeñezcas.

El 95% de todos los problemas emocionales y mentales podrían ser eliminados si todos practicáramos esta verdad. ¡Cómo cambiaría todo si viviéramos conforme a ella! No empequeñezcas a los demás. No hagas nada que pueda hacer que alguien se sienta menospreciado. No juzgues ni critiques de una forma que disminuya la autoestima y el sentir de otras personas.

La mayoría de los problemas de crímenes, abusos, fracasos, problemas, hogares destruidos y adicciones a drogas y alcohol, pueden ser atribuidos a una autoestima herida.

No empequeñezcas. No lo olvides, vívelo, enséñalo a los demás y principalmente a tus hijos para que no cometan los errores por los cuales la mayoría hemos pasado.

Mantén tu enfoque sobre lo positivo de los demás.

Resalta siempre lo bueno en cada persona.

Anima siempre a tu prójimo.

Trata a los demás de la misma forma en que quisieras ser tratado.

Habla palabras que ayuden y sanen.

Evita palabras que destruyan y causen dolor.

¡Tus palabras sí importan!

Ellas pueden traer vida o muerte.

Utiliza tus palabras sabiamente, edifica a los demás…

Tomado de la Revista Luz del Alma:
http://www.luzdelalma.jetband.com.ar/revista1/pagina4.htm

¿Hacia dònde va Cuba?_Escribe: Guillermo Almeyra / SIN PERMISO


Las utopías son sociedades ideales. Proyección necesaria del hombre para vivir en una relaciòn armònica con sus semejantes. Pero la vida no es en blanco o negro, tiene matices. Y los proyectos de utopía también los tienen. Por eso nos interesa lo que ocurre en Cuba. Uno de los "sueños" emblemáticos de los años 60 y hoy una sociedad que, aun bloqueada económicamente por el poderoso vecino del Norte, se enfrenta a la presión de un mundo cada vez mas integrado por el capital internacional.

De allí el valor de esta breve radiografía que extraemos de la Revista SINPERMISO acerca de la situación económica y social en la Cuba de hoy y sus perspectivas.(Jesús Hubert)


En comparación con las penurias del llamado "periodo especial", la situación económica de Cuba ha mejorado sensiblemente y la economía crece, a pesar de las dificultades, aunque ese crecimiento se refleje muy poco en la vida cotidiana de la mayoría de la población. Por ejemplo, los cortes de luz, que eran constantes y larguísimos, se han reducido mucho; el transporte colectivo urbano mejoró, y la alimentación también, pero la comida no es muy variada, es cara y en buena parte debe ser pagada en el peso convertible cubano. Sin embargo, servicios públicos esenciales que fueron de calidad, como la salud pública y la educación, se han deteriorado y en la actualidad son blanco de muchas críticas en la isla y, sobre todo, la corrupción y el robo de los bienes del Estado (es decir, de todos), lejos de reducirse han aumentado porque los salarios son cada vez menos suficientes para hacer frente al aumento del costo de la vida y subsisten las trabas a la autorganización de iniciativas populares que permitan reducir la escasez.

Por consiguiente, son reales muchos de los problemas que enumera el artículo de Samuel Farber ("La vida después de Fidel"), publicado en la revista SinPermiso el 18 de mayo (1) y, grosso modo, también tiene asidero su visión de las cuatro corrientes político-ideológicas predominantes en estos momentos en la dirección del partido y del Estado cubanos, a las que él define como neoliberales, "comunistas de mercado", partidarios de la aplicación en Cuba de un sistema sinovietnamita (control férreo de un partido único sobre una economía de libre mercado) y un puñado de los llamados "talibanes" o "huerfanitos" ligados a Fidel Castro y a una política voluntarista de lucha burocrática contra la burocracia y de medidas administrativas estatales contra los vicios que resultaron o resultan del sistema.

Pero aunque sacarle una fotografía a la realidad cubana sea muy útil, mucho más importante es colocar esa realidad en la dinámica de la economía mundial y tratar de asir, de aprehender, las corrientes poderosas pero poco visibles que se expresan en lo profundo de la sociedad y no en los sectores dominantes o sólo indirectamente en éstos. O sea, la tendencia no revolucionaria o potencialmente contrarrevolucionaria alimentada por el descreimiento en la revolución de parte importante de la juventud urbana, sobre todo habanera, que está compuesta por una polvareda de lumpen, de pequeños delincuentes, de gente que considera normales los fraudes y los arreglos de todo tipo, y tiene como meta conseguir dinero de cualquier modo y como lema: "primero yo". Y, en la vertiente opuesta, la tendencia revolucionaria, socialista, democrática y, en los hechos, autogestionaria, que existe en capas juveniles y minoritarias de los intelectuales y defiende a capa y espada las conquistas de la revolución (la dignidad y la independencia de los cubanos, el sistema educativo y sanitario, la democratización social con la incorporación de los negros, las mujeres y los pobres en general, el internacionalismo).

El aumento del costo mundial de los alimentos y del petróleo se sentirá cada vez más con mayor fuerza, ya que las medidas que se adoptaron para paliar este problema (como la entrega de tierras y apoyos a los campesinos o las exploraciones petroleras) no darán frutos en el corto plazo y además los ingresos por concepto de turismo, que sirven para pagar las exportaciones, se reducirán, porque la crisis económica afectará el poder adquisitivo de las capas más pobres de turistas de las clases medias europeas y canadienses, y encarecerá los viajes en avión a la isla y los productos de consumo que debe comprar la hotelería cubana.

El crecimiento de la economía cubana será afectado, las necesidades sin satisfacer persistirán, y con ellas subsistirá la tensión política y social que la apertura relativa a los sectores que reciben dólares de los emigrados (poder viajar, comprar electrodomésticos, ir a hoteles de lujo) no podrá calmar, ya que ni los pobres urbanos, los lumpenes ni los estudiantes e intelectuales radicales se cuentan entre los beneficiarios de esas medidas distensivas.

Además, Cuba no tiene, como China o Vietnam, una enorme masa de mano de obra barata disponible. La de la isla es escasa y debido a lo obsoleto del equipamiento industrial y agrícola es relativamente cara y tiene baja productividad, aunque tenga alta creatividad potencial y buen nivel cultural, y el país no es rural sino que 75 por ciento de su población es urbana.

La gente común (sobre todo los jóvenes que entraron en la pubertad en los años 80) se ha formado en la crisis y en la escasez durante más de 20 años y deberá seguir remando con gran esfuerzo contra la corriente. El efecto sicológico y político de este hecho es y será enorme, y tiende a polarizar más la sociedad entre el ala desesperanzada u hostil y la que busca una renovación radical, aunque en el centro, entre los burócratas, los miembros del partido y los intelectuales (es decir, en las capas privilegiadas y dominantes, incluyendo en éstas a los miembros del partido en uniforme que aunque forman un grupo particular también tienen diferencias internas), se muevan las tendencias que apunta Samuel Farber.

Pero lo importante es que en Cuba la protesta estudiantil y la de los intelectuales no es igual a la que existió en su momento en la Unión Soviética o en Checoeslovaquia, pues es liberalizadora, potencialmente libertaria, no neoliberal, y tiene fuertes elementos democráticos y autogestionarios que aparecen esbozados en artículos de importantes revistas cultural-políticas. Lo importante es también que el pueblo cubano se formó en grandes experiencias políticas, aunque con una dirección que parecía omnipotente porque se apoyaba en ese consenso siempre renovado. Y lo importante, por último, es que la crisis de desarrollo, en todos los sentidos, que encara Cuba, tiene lugar cuando hay en América Latina un entorno favorable y una crisis profunda del enemigo imperialista. Todo está en juego.

NOTA de SP: (1) El artículo de Samuel Farber dio luego pie a un debate interesante con Saul Landau, también reproducido –el pasado 25 de mayo— por SinPermiso. Para ver ese debate, ingresa al enlace: http://www.sinpermiso.info/textos/index.php?id=1881

Tomado de la ediciòn del 01 de Junio de 2008 de la ediciòn Internet de la Revista SINPERMISO

Mùsica y vida diaria en Cuba:

Reconectarse con el corazòn_Escribe: Robin Sharma


Cuando perdemos conexión con el corazón, esencialmente perdemos conexión con el niño entusiasta que hay en nosotros. Hay que practicar mucho para volver a conectarse con las cosas que nos hablan más profundamente y así recuperar esa chispa de la infancia. Cuesta mucho trabajo volver a saber quiénes somos realmente.

Empieza reflexionando diariamente en las cosas que te hacen feliz. Son los anhelos de tu corazón que debes satisfacer si esperas crearte una vida extraordinaria. Cuando sigues los anhelos de tu corazón y escuchas los deseos de tu verdadera persona, se te abre un universo de posibilidades y atravesarás el umbral hacia una realidad completamente nueva. Habrá coincidencias significativas, parecerá que tienes un toque mágico que atrae la mejor gente y las mejores oportunidades a tu vida. Pero estos acontecimientos sólo serán una confirmación, de parte del mundo, de que te encuentras en el buen camino.

Cesa de luchar y empieza a ser. La lucha genera estrés y el estrés es un gran obstáculo para vivir en estado de gracia, de serenidad y de flujo, para lograr ese estado que necesitas para que acuda a ti tu mejor vida. Así no funcionan las leyes de la naturaleza. Para que una flor crezca no hay ni lucha ni intentos: sólo sucede. Ocurre un amable y natural despliegue. Tratar de empujar a la flor para que crezca sólo consigue matarla. Y sin embargo a eso nos solemos inclinar en la vida. No puedes empujar el río. Tienes que dejarlo fluir. Y si no comprendes este punto y continúas el combate, estás actuando, básicamente, contra las reglas de la naturaleza.

Déjate llevar por el flujo de la vida un poco más y entonces la vida fluirá en ti. Vive en un estado de tranquila entrega, acepta que la vida te entregue lo que te tiene reservado. Deja de luchar con ella, deja de condicionar tu felicidad a que las cosas tengan un aspecto determinado. Si lo haces, tu vida empezará a mejorar y la verdadera felicidad fluirá hacia ti. Deja de analizar cada suceso como bueno o malo: experiméntalo. Este es el camino que conduce al dominio: el desapego de los resultados. No dejes escapar las mejores horas de tu vida. Deja de luchar y entrégate a la energía que verdaderamente dirige el mundo. La misma energía que creó el poderoso océano te ha creado a ti. En vez de combatirla, únete a ella, deja de luchar tanto por lo que deseas en la vida. Es una de las paradojas del mundo: aquello que persigues se te escapará. En la medida en que dejes de preocuparte por lo que te deparará la vida, mejores cosas te deparará.

Debes retirarte de esa lucha y dejarte envolver por lo que se despliega, a sabiendas de que estás precisamente donde debías de estar. Deja de controlar tu vida y simplemente entrégate a ella, confiando en que, sin que importe el aspecto que tenga, todo es parte de un plan mayor.

Disfruta del proceso, del gran despliegue de tu vida. Hazte más presente en la vida, muéstrate más y saborea los momentos. Es lo único que en realidad importa. El camino es mejor que la meta. La vida no es más que una serie de momentos. Si los pierdes, la pierdes.

Para aprender cualquier habilidad, especialmente la de vivir una vida basada en amar lo que estás haciendo y vivir el momento, hay tres pasos para alcanzar el dominio. Primero aprendes lo que necesitas aprender. Después necesitas que el aprendizaje se asiente y se integre en tu vida. Eso sucede experimentando en el laboratorio de tus días lo que has aprendido. Es la parte «hacer». No bien sucede eso, y puede tardar bastante, accedes finalmente a la parte «ser» de tu vida. Allí viven los maestros. No tratan de vivir, sencillamente viven. Y no tratan de estar presentes, sencillamente están.

Hay cuatro etapas por las cuales debes pasar si quieres convertirte de principiante en maestro. La primera es la incompetencia inconsciente. Es triste pero la mayoría de la gente pasa en ella su vida entera. En esta etapa introductoria, no sabemos lo que no sabemos. Somos esencialmente inconscientes, estamos dormidos ante lo que verdaderamente somos y ante lo que nuestra vida puede ser. Pero en cuanto abrimos los ojos y despertamos aceptando alguna responsabilidad sobre nuestra vida y la creación de nuestro destino, pasamos a una segunda etapa, la de incompetencia consciente. Aquí desarrollamos un estado de alerta ante lo que no sabemos, nos hacemos conscientes de nuestra incompetencia acerca de cómo dirigir la vida.

Una vez aquí, si nos mantenemos conscientes y continuamos trabajando interiormente para abrirnos, pasaremos a la próxima fase, la de competencia consciente. Ésta se caracteriza por los maravillosos resultados que empiezan a manifestarse en la vida. Estamos creando conscientemente una existencia extraordinaria. El único problema es que aún nos esforzamos. Todavía hay lucha y eso genera estrés. Somos conscientemente competentes en la manera como conducimos la vida. Es un buen lugar donde estar, pero verdaderamente no lo es para vivir.

Todos deberíamos aspirar a la última y más alta etapa, la de competencia inconsciente. Esta etapa de la vida es la de dominio verdadero. Y no tiene que ver con aprender más o hacer más, es sencillamente ser.

Vivir en la cabeza y lejos del corazón es una manera algo estresante de vivir. No es una manera elegante de vivir. Hay modos mejores de experimentar el sendero de la vida. En lugar de tratar de controlar la vida empieza sentir curiosidad por ella. En lugar de tratar de saber y controlar todo, vive en estado de curiosidad.

No hace falta que sepas dónde vas a estar dentro de un año, ni siquiera hace falta saber qué estarás haciendo dentro de un mes. Apártate de esa necesidad de certidumbre que todos tenemos y acércate hacia la curiosidad que todos necesitamos... Sencillamente… ¡sé! Vive el momento con toda la fuerza de tu vida y goza del regalo del presente. Los tesoros de tu vida se te presentarán por sí mismos sólo si verdaderamente estás abierto a ellos.

Es hora de que entre en acción el corazón. Deja de tratar de controlar la vida y la forma como actúa la naturaleza. Tu inteligencia no puede ser más poderosa que la inteligencia que gobierna el mundo. Ábrete más. Allí fuera hay un mundo más grande lo que crees. Vive curiosamente. Vive en el asombro. Vive maravillado.

Empieza por estar más alerta y consciente. Busca claves, detecta patrones y conecta los puntos. Verifica las sincronías y descubre que esas hermosas coincidencias sólo son tu mejor vida que acude a ti. Puedes practicar estar alerta sencillamente prestando más atención a lo que sucede alrededor. Has de estar más atento a la danza de la vida.

El universo es un lugar amistoso y suceda lo que suceda siempre es para mejor. Tu destino se desplegará como está previsto. Mientras, disfruta del presente. Vívelo en plenitud. Auténticamente. Gózalo. Vívelo desde el núcleo de tu corazón. La vida se hará cargo de sí misma.

Tomado de la revista LUZ DEL ALMA:
http://www.luzdelalma.jetband.com.ar/