Traduzca el blog a 33 idiomas / It translates blog to 33 languages


| | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | |

jueves, agosto 13, 2009

Goles silenciados de Evo Morales(*) _ Escribe: Guillermo Giacosa / Perú 21

“Miente, miente… que algo queda”, esta máxima se aplica perfectamente al papel envolvente y falsificador de la realidad que lamentablemente cumplen los grandes medios de comunicación en el mundo, a nombre de una supuesta “libertad” y un “orden democrático”. Como se dice también: “para muestra un botón”.

El periodista argentino, afincado en el Perú, Guillermo Giacosa, rescata un hecho que desmiente rotundamente a los agoreros que solo destacan algunas metidas de pata, mas de forma que otra cosa, del Presidente Morales y su gobierno, anécdotas sobredimensionadas para ocultar verdaderos logros para Bolivia, como el que leerán.

Vale la pena considerar este ejemplo, para no tragarnos muchos sapos, culebras, “porcinos” y “porcinadas” que nos venden diariamente los poderosos de este mundo a través de sus medios de incomunicación, recordando también que callar es una forma de mentir. (Jesús Hubert)




Siempre insistimos en que la prensa, generalmente, destaca lo que conviene a su visión de mundo y, a veces, a la defensa de sus intereses. Repetimos también que el mundo que la gente considera como real es el que le han vendido los medios de comunicación y que, en no pocas oportunidades, no coincide exactamente con lo que realmente ocurre. Un ejemplo de ello es Bolivia. Cada vez que menciono al país altiplánico, mi interlocutor pone cara de tragedia. No por los entuertos y desencuentros que ha tenido con el Perú, sino por las muchas desgracias que se le adjudican y por el futuro que se le pronostica. Seguramente, como aquí, enfrenta muchas situaciones difíciles y su futuro, como el de todos nosotros –y de la humanidad en general–, es de pronóstico reservado. Hay, sin embargo, algunos datos que sería saludable conocer, no solo como información útil sino, también, como una manera de ser más conscientes de que existe un ocultamiento deliberado de la información que es, sin más ni más, una forma de mentir.

¿Sabía usted, por ejemplo, que las reservas internacionales bolivianas alcanzaron –por primera vez en casi 185 años de historia– los 8 mil 12.1 millones de dólares, según confirmó el Banco Central de ese país (BCB)?

Su informe dice así: “El BCB comunica que, el día martes 21 de julio de 2009, los registros contables mostraron que las Reservas Internacionales Netas (RIN) han llegado a 8 mil 12.1 millones de dólares USD. Este nivel es superior en 201.3 millones de dólares USD al registrado el 18 de setiembre de 2008, antes de los efectos de la crisis. Si se excluyen las reservas de oro, el aumento de las RIN es de 159.5 millones de dólares USD”. En ese sentido, el ministro de Economía y Finanzas Públicas, Luis Arce, afirmó que el crecimiento logrado por las RIN muestra que “la economía goza de buena salud, pese a la crisis financiera internacional”.

Casi igual que por aquí, donde nos ufanamos de estar escabulléndoles el bulto a los efectos más negativos de la crisis. Enhorabuena por ambos países. Regresando a Bolivia, dicen los informes que la gestión 2008 cerró con las reservas en siete mil 722 millones de dólares, y entre enero y julio de este año crecieron en 290 millones de dólares, “lo que muestra la estabilidad de la economía boliviana, en un contexto de crisis financiera internacional que golpeó a la mayoría de los países vecinos”.

Aquí se repite también lo mismo: “Estamos mejor que nuestros vecinos”. Parecidos comentarios pueden encontrarse en la prensa de nuestros vecinos. Cifras más, cifras menos, el piso ha estado parejo para América Latina y se elogia a quienes responden a las iniciativas de Washington y se critica a quienes no las siguen.

Bolivia, a quien se le auguraban todos los males imaginables, superó en el 2008 todo el ahorro acumulado de reservas de su historia. ¿Algo debe de haber hecho bien? ¿Se hace periodismo para complacer una visión del mundo o para reflejar lo que ocurre? Depende de cómo cada quien interprete su profesión.

(*) Publicado originalmente con el título:”Buenas noticias de Bolivia”, el Martes 11 de Agosto de 2009, en el diario “Perú 21”.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Espero tu amable comentario