Traduzca el blog a 33 idiomas / It translates blog to 33 languages


| | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | |

martes, julio 28, 2015

Grecia: La venganza de la "troika" contra Varoufakis_ Escribe Luis Martín / el diario.es - Canarias

Varufakis ve "ridícula" la demanda de reformar las pensiones en Grecia
Vienen por Varufakis...

Enfrentarse con el poder financiero mundial -el poder real- especialmente desde la escena oficial, no es juego. 

A quienes no tienen el menor escrúpulo para condenar a los pueblos a condiciones ignominiosas y miserables de vida, solo para llenarse los bolsillo con las llamadas políticas de austeridad y los rescates financieros, no les tiembla la mano para bajarle el dedo mediático (y tal vez algún "accidente" por allí) a quienes osan desafiar sus oscuros designios.

El nuevo anti-héroe, para la tristemente celebre troika, la cual comanda a la Comunidad Económica Europea en beneficio de los banqueros, es el ex ministro de economía griego, Yanis Varufakis.

Enterémonos por la misma boca de Varufakis el por qué. (Jesús Hubert)

Varoufakis: "Quienes dieron el golpe de Estado me quieren juzgar por traición"

El ex ministro de Finanzas griego, Yanis Varoufakis, asegura a este diario que la “troika” controla los sistemas informáticos de la agencia tributaria helena

El ministro desarrollaba una estrategia alternativa para crear una banca paralela por medio de los datos fiscales de los contribuyentes griegos y pidió penetrar en el sistema informático de la Agencia Tributaria del país

Teme ser procesado por traición al intentar defender la soberanía fiscal del país y haberse enfrentado a sus acreedores

Cree que se está manipulando su plan b para afrontar una posible salida del euro pero que seguirá "contando la verdad como antídoto a la propaganda"

El último escándalo desatado en Grecia tiene tintes de novela de John le Carré: el periódico conservador heleno, Ekathimerini, desvelaba a primera hora del domingo filtraciones de una teleconferencia que tuvo lugar el pasado 16 de julio entre el exministro de Finanzas griego, Yanis Varufakis, un grupo de gestores de fondos soberanos, de pensiones y aseguradoras internacionales, y el que fuera ministro de Hacienda de Reino Unido bajo el mandato de John Major, Norman Lamont. 

La conversación, a cuyo contenido el diario griego afirma haber tenido acceso y de la que reproduce fragmentos selectos, giró en torno a un presunto plan secreto ideado por Varufakis y autorizado por el primer ministro, Alexis Tsipras, para crear un sistema de pagos paralelo que hiciera frente a una crisis bancaria, así como a los preparativos para una posible vuelta al dracma si la crisis entre la república helena y sus acreedores derivaba en la salida del país de la moneda única. 

Este diario se ha puesto en contacto con el exministro griego para recabar su opinión sobre lo publicado por el diario Kathimerini y su percepción de lo que a su juicio no es otra cosa que una estrategia para anularlo a él, a sus cinco meses al frente de la cartera de Finanzas y a su oposición frontal al programa de rescate que Bruselas intenta someter a su país. 

"En mi último día al frente del ministerio, en mi mensaje de despedida expliqué públicamente que estábamos trabajando en convertir la web de la agencia fiscal en algo más que una simple interfaz para llevar a cabo tareas de recaudación: un avanzado sistema de pagos que permitiera la eficiente liquidación de adeudos del Estado hacia el contribuyente y viceversa", asegura. Ese sistema de pagos, "legítimo", subraya Varufakis, y que él mismo anunció de manera oficial, "ahora está siendo presentado como un complot ideado para sacar al país de la euro zona". 

De los fragmentos de las conversaciones publicadas por Ekathimerini se puede construir un relato tan intrigante como surrealista: Varufakis habría ordenado piratear los ordenadores de su propio ministerio para “secuestrar” los números de identificación fiscal de ciudadanos y empresas y así poner en marcha un sistema de banca paralela. Todo, con el objetivo último de poder “pulsar un botón” y cambiar la divisa del país “de la noche a la mañana”.  Sin embargo, el verdadero escándalo se encuentra detrás de la cortina literaria que el relato se empeña en sugerir: la troika controlaría el software de los sistemas informáticos de la agencia tributaria helena. 

Para seguir leyendo, favor de presionar MÁS INFORMACIÓN