Traduzca el blog a 33 idiomas / It translates blog to 33 languages


| | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | |

jueves, noviembre 27, 2008

En China no hay socialismo_Entrevista al escritor peruano Oswaldo Reynoso por Efrain Rùa


Cuando la ola de la izquierda latinoamericana de los años 70's se fue diluyendo en un remanzo de relaciones pùblicas con los paises del socialismo "realmente existente" y en una boyante plèyade de ONGs, solo algunas conciencias libres quedaron en pie, con la suficiente autoridad para decir su palabra con lucidez y credibilidad, una de ellas y de las mas genuinas, es la del brillante escritor peruano Oswaldo Reynoso.

Testigo privilegiado de la China en proceso de desmontaje del socialismo y de la sintomàtica masacre de estudiantes de la Plaza Tian’anmen , experiencia que volcò en su reveladora novela "Los Eunucos Inmortales", Oswaldo Reynoso, en esta elocuente entrevista, pone los puntos sobre las ies sobre lo que significa la China de hoy para un mundo en crisis y en busca de formas alternativas de organizaciòn social y de convivencia humana. (Jesùs Hubert)

Oswaldo Reynoso, el notable escritor peruano, vivió años cruciales en China tras la muerte de Mao Zedong. En estas líneas describe el tránsito de esa sociedad socialista a una sociedad de mercado, en la que rigen las leyes del capital, que tanto alaba el presidente Alan García.

Hace poco un periódico anunciaba que el Perú ingresaba a un mercado de más de 1,300 millones de personas. ¿Coincides con esta versión?

No, porque habría que ver que la capacidad de compra de los chinos es muy poca. Es como decir que el Perú tiene un mercado de 28 millones de habitantes, pero a nosotros nos consta que el porcentaje de personas que pueden comprar un artefacto del extranjero es muy poca.

¿Por qué se produce esta situación en un país que tuvo récords de crecimiento?

Por los mismos vicios y defectos del capitalismo, que crea un grupo de grandes ingresos y una gran mayoría de pobres. Ahora leí a un economista que decía que el problema no es reducir la pobreza, sino hacer una mejor distribución de la riqueza.

Lo que usted dice es que China no es un país socialista sino capitalista. ¿Por qué?

¿Qué define a un país socialista? La distribución de su riqueza. Un país es socialista porque tiene un sistema económico, político. En China ¿ese sistema socialista existe?

No. China es un país capitalista con la diferencia –como lo dijo Deng Xiaoping en entrevista con Gorvachov- que se conservó el partido comunista para hacer esa reforma.

Deng se propuso construir una sociedad de mercado en una economía socialista. ¿Eso fue positivo?

Han pasado más de 27 años y hay gran cantidad de pobres. Hay mafias, hay corrupción, todos los males de un país capitalista están en China. Entonces, de qué país socialista hablamos…

En 1989, se justificó la represión contra los estudiantes acusándolos de estar en contra del sistema socialista. Qué pasó realmente en Tian’anmen?

Lo que ocurrió tiene sus antecedentes: les quitaron la gratuidad de la enseñanza. Los comerciantes ganaban más que un profesor universitario o los intelectuales. Es decir, se rompió el sistema equitativo de distribución y eso lo sintieron los estudiantes. Además, las consignas eran contra los “viejos corruptos del partido”.

¿Cómo se produjo la destrucción de la economía socialista?

Se transformó la propiedad socialista y pasó a manos de algunos dirigentes del partido, como ocurrió en las comunas. Un lema del partido en ese entonces era hacerse rico…

Una de las consignas de los estudiantes era la democracia interna en el partido. ¿Qué pasó con esa demanda tras el aplastamiento de la revuelta?

Se acabó. Ahora el partido ejerce una verdadera dictadura. Todo disidente es perseguido y encarcelado. Cuando Deng Xiaoping es rehabilitado pega un cartel (un dazibao) contra el alcalde por la construcción de unos inmuebles, acusándolo de corrupto. Y llamó a la gente a hacer lo mismo en lo que se llamó el Muro de la Libertad, pero cuando Deng logra el poder efectivo, cierra el Muro y ya no hubo más dazibaos.

Mao Ze Dong tenía una consigna que era que cada chino tuviera por lo menos un taza de arroz al día. ¿Está cerca de cumplirse esta meta?

No creo, hay zonas muy pobres y hay quienes tienen 20 mil tazones…

¿Por qué Alan García saluda los éxitos de China?

Porque están en la misma línea, de construir un desarrollo capitalista que beneficie a unos pocos. El famoso ‘chorreo’ va contra las leyes de Newton, siempre chorrea para arriba, nunca para abajo.

En el libro “Los Eunucos Inmortales”, hay una frase que resume el espíritu de los estudiantes: “La vida sin libertad no solo es fea sino sucia. ¿Cuál es la interpretación que le das?

Ellos querían un socialismo con libertad. Yo hace muchos años dije que así como el mundo se sorprendió por el derrumbe del ‘Muro de Berlín’, un día se íba a sorprender con la caída de Wall Street, algo que acaba de suceder. Yo creo que la única alternativa que le queda a la humanidad es el socialismo con libertad, no un socialismo de mercado. Es necesario que por encima de todo se vea la felicidad del hombre en la tierra, no la riqueza.

Publicado: 24/11/2008

Tomado de la pàgina web: www.tercaopinion.org

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Espero tu amable comentario