Traduzca el blog a 33 idiomas / It translates blog to 33 languages


| | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | |

viernes, setiembre 14, 2007

Del miedo a la conciencia : ¡A modificar las profecías!_Jesús Hubert


Estamos en el tiempo del cumplimiento de las profecías. Profecía, básicamente, es anticipo y comunicación de lo que puede venir o esta viniendo, si no existe una variación de los factores que ocasionaran los hechos predichos.

Profecía es lo que dieron a conocer los anunciadores, los llamados profetas – hoy les llamaríamos canales – del Antiguo Testamento y que sirvieron de apoyo y confirmación a muchas de las enseñanzas de Jesús y sus apóstoles.

Profecías son también las que ha dejado en la memoria y también en las pesadillas de los hombres, seres adelantados como Nostradamus, o las reveladas por seres de luz, como la Madre de Jesús, en reconocidos mensajes a la humanidad.

Y en esta primera década del Siglo XXI , profecías son también las legadas por la sabiduría del Pueblo Maya, que nos previenen acerca del gran cambio que ya se está produciendo en la tierra y que alcanzaría su momento estelar el 12 de Diciembre del 2012.

También en los tiempos que nos toca vivir (no por casualidad), son profecías la lluvia de mensajes y comunicaciones de espíritus maestros, quienes desde planos superiores, desde otras dimensiones, están revelando los secretos de la vida y la existencia, a infinidad de grupos y personas en toda la faz del planeta.

Revelaciones, que no tienen otro objetivo que servir de poderoso y urgente despertador cósmico, para despertar al hombre a la conciencia de UNIDAD, de amor y fraternidad. Acción de emergencia, en la que están unidos ángeles, maestros ascendidos y extraterrestres, ante la testaruda y ciega conducta de la humanidad que está destruyendo su propio habitat ecológico y espiritual.

Este momento no nos coge de sorpresa, ya había sido anunciado en Hechos de los Apóstoles, capitulo 2, versículos 17 y 18 cuando Pedro citando al profeta Joel, recuerda que en el final de los tiempos, niños y jóvenes, hombres y mujeres, profetizarán.

Más allá de las formas apocalípticas con que aparece en el imaginario popular esta transformación de la tierra, hay que enfocarnos en comprender que la profecía no es una condena arbitraria e inamovible de lo que ha de ocurrir.

La profecía es una predicción en base a la proyección de las energías, vale decir de las vibraciones: los sentimientos, pensamientos y emociones de una parte significativa de la humanidad que ocasionará, por su interacción y unidad con la naturaleza y el cosmos, determinadas consecuencias y desenlaces. Por lo tanto, si se da un cambio de actitudes y el flujo de energías eleva sus vibraciones de amor, armonía, paz, fraternidad y de responsabilidad con la Madre Tierra, - como de hecho está ocurriendo - la atmósfera causal variará y podrá atenuarse o cambiar las formas de transformación de la tierra y la humanidad.

El nuevo estadio en nuestro horizonte será hechura nuestra. Debemos saber que si no se estuviesen multiplicando los grupos y personas con esta nueva conciencia de conexión cósmica, ya los cambios hubiesen sido mas drásticos y violentos. Y...¡ojo!...que esta tarea no es exclusividad de ningún grupo, iglesia, secta o denominación.

La conciencia y la ACCION UNITARIA de los hombres, compartiendo y viviendo en amor, es la herramienta suprema que reclama la hora presente.

¡Fuera el miedo, bienvenido el AMOR!.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Espero tu amable comentario