Traduzca el blog a 33 idiomas / It translates blog to 33 languages


| | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | |

miércoles, septiembre 11, 2013

Cómo se transmitió el último mensaje radial de Salvador Allende_ Entrevista a Guillermo Ravest de Blanche Petrich / La Jornada


Guillermo Ravest, quien era director de Radio Magallanes el 11 de septiembre de 1973, día en que fue derrocado el presidente Salvador Allende. Foto: Blanche Petrich


Quizás sea uno de los discursos más dramáticos y difundidos de la historia. Mientras bombardeaban La Moneda, el 11 de Setiembre de 1973, Salvador Allende transmitió por Radio Magallanes su testamento político.

Que esta huella sonora no se haya perdido en el éter, lo debemos al periodista y director de  entonces de la radioemisora, Guilermo Ravest.

Hoy, cuarenta años después, Guilermo Ravest cuenta la historia del mensaje que sigue abriendo “nuevas alamedas” para el Hombre Nuevo. (Jesús Hubert)


Siguen incumplidas las tareas que Allende nos encomendó: Ravest
El periodista tomó la llamada con la que el derrocado mandatario chileno dijo adiós a su pueblo.
Blanche Petrich

Publicado: 11/09/2013 07:21
Veinte cassettes embutidos en los bolsillos de una vieja chamarra. Las calles de Santiago de Chile llovidas, con ese frío húmedo con el que se despide la primavera sureña. Hace 40 años, Guillermo Ravest, periodista, entonces de 46 años, director de Radio Magallanes, se apresura por la calle Huérfanos, a dos cuadras escasas de La Moneda bombardeada, a encontrarse con su compañera Ligeia Balladares, también periodista, quien horas antes se había pensado ya viuda, porque le habían dicho –los rumores de los episodios más negros—que a su marido lo habían matado.

Al fin, en el lugar de la cita, frente al viejo cine Central, el abrazo de los enamorados que habían sobrevivido la noche de los cuchillos largos del 11 de septiembre, 1973. Ligeia sintió esos bultos tan raros debajo de la chamarra.
–¿Y esto?
–Copias del último mensaje de Allende.
–¿Estai loco?
Las calles estaban erizadas de carabineros en plena cacería de brujas. Y los cassettes con las últimas palabras del presidente caído al pueblo de Chile eran dinamita pura. En un santiamén pasaron a la bolsa de tejido de la mujer. Y juntos, tomados del brazo, caminaron entre retenes y ruinas hacia su casa; cesantes los dos, derrotados como tantos miles de allendistas que caminaban los primeros pasos del túnel de la dictadura que habría de durar 17 años.
Días después, Ravest se acercó con su preciosa carga grabada al céntrico hotel Teatinos, donde se alojaban los corresponsales de medios de prensa extranjeros. Abordó primero al colega de L´Unitá, quien de inmediato se apoderó de un cassette. Otros lo rechazaron escandalizados, temerosos que esa grabación, subversiva a esas horas, pudiera ponerlos en peligro. Pero una a una, las grabaciones de Ravest encontraron correos confiables que esparcieron por el mundo uno de los mensajes políticos más emblemáticos del mundo.



Ültimo discurso de Salvador Allende por Radio Magallanes 


(enlace para oirlo)


Otras 20 copias tomaron veredas distintas, distribuidas por otro periodista de la Magallanes, Amado Felipe, quien junto con Ravest y dos compañeros del PC asignados como personal de seguridad, armados apenas con dos pistolitas matagatos, habían esperado todo el día y toda la noche la llegada de los golpistas. Mientras esperaban, encerrados en la cabina donde Víctor Jara grababa su programa de radio-teatro –“Luchín”, se llamó la última transmisión del cantautor

—hicieron 40 copias.

Para seguir leyendo, presione MÁS INFORMACIÓN

1972: Salvador Allende denuncia ante la ONU al nuevo poder mundial




El video que compartimos con ustedes es didáctico. Especialmente para las nuevas generaciones que no conocieron las causas y detalles del golpe pinochetista contra el gobierno de Salvador Allende hace 40 años.

Viéndolo, comprenderán porque la muerte de Allende y su gobierno ya estaba decretada de antemano por el mismo poder internacional que ha configurado la nueva división política y las verdaderas fronteras del mundo, dejando tan solo como línea muerta las fronteras nacionales y la soberanía de los estados.

Este fragmento del discurso valiente de Salvador Allende en las Naciones Unidas en 1972, es una pieza clave para entender el golpe militar del 11 de Setiembre de 1973 (Jesús Hubert)



“Estamos frente a un verdadero conflicto frontal entre las grandes corporaciones transnacionales y los Estados. Éstos aparecen interferidos en sus decisiones fundamentales, políticas, económicas y militares por organizaciones globales que no dependen de ningún Estado y que en la suma de sus actividades no responden ni están fiscalizadas por ningún parlamento, por ninguna institución representativa del interés colectivo. En una palabra, es toda la estructura política del mundo la que está siendo socavada”. (Salvador Allende en la ONU - 1972)