Traduzca el blog a 33 idiomas / It translates blog to 33 languages


| | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | |

martes, octubre 09, 2012

Aleida Guevara recuerda a su padre: el Che






“El hombre nuevo no es algo acabado, es algo que se va creando y se va transformando a través de la percepción de la sociedad. Cada vez que tú mejoras la sociedad, debe mejorar el hombre. Y cada vez que mejore el hombre, va a exigir una sociedad más avanzada.”


Dra. Aleida Guevara , hija del Che, en entrevista del Diario La República(Uruguay), 14/01/2012



En las siguientes entrevistas, Aleida, hija mayor del segundo matrimonio del Che, nos dibuja  a un Ernesto Guevara la Serna, hijo, padre, hermano, como lo somos todos, pero con  un detalle vital: nunca se mintió a si mismo

Aleida Guevara, también nos da a conocer cómo se manifiesta en la sociedad cubana el espíritu de la revolución y el ejemplo de su padre, el Che. (Jesús Hubert)

 
Entrevista a la hija del Che_1




Entrevista a la hija del Che_2




Entrevista a la hija del Che_3



Entrevista con la hija del Che


Aleida Guevara March, hija del Che y de Aleida March, estuvo en Argentina presentando el libro Evocación, escrito por su madre.
 

Quien fue parte de la lucha clandestina en Cuba, guerrillera, militante revolucionaria hasta la actualidad y madre de cuatro hijos con el comandante. En esta entrevista concedida a la Central de Trabajadores de la Argentina, Aleida brinda detalles del libro de su madre, narra pasajes inéditos de su vida familiar, recuerdos de su infancia y opina acerca de la actualidad cubana.

¿Qué significó para usted cumplir años presentando el libro de su madre en el país que vio nacer a su padre?

(Se ríe) Mira, tú sabes que yo de esas cosas no soy muy sentimental. A mí me hacen llorar otras cosas, ¿no? Primero me hubiera gustado celebrar mi cumpleaños con mis hijas y con mi madre. Mi mamá me mando un correo de lo más lindo que al final decía: “Soy muy feliz de haber traído al mundo una niña tan bonita”. Yo le respondí: “No mami, creo que tu y papi tenían un problema ocular” (se ríe sin parar).


Porque la verdad que yo fui un macaco cuando nací, después me arreglé un poquitico pero nada más… El cumpleaños, es un año más o un año menos, depende cómo lo ves. Porque a mí me dicen: “cumplís un año más”, y sí, viví un año más, es verdad, pero también estás restándole a lo que te queda ¿no? Depende de la mirada que tú hagas.

Hablando de su madre: ¿Por qué decidió quebrar el silencio?

Yo pienso que son varios factores los que influyen. Ella es grande ya como mujer. Siente también que hay una deuda con sus hijos que no había pagado, pero además de eso, en estos últimos años, han salido muchos escritos sobre mi papá que desgraciadamente no son muy fieles a la verdad y ella se molesta mucho con eso. Así que me imagino que ella misma probó su misma medicina: “Si yo protesto por esto entonces: ¿qué voy a esperar? ¿Que yo no esté para que alguien invente lo que he vivido? Entonces mejor es contarlo yo”. Creo que esa es una de las razones que más influyó en su decisión de hacerlo ahora.

Pero además la posibilidad real de hacerlo ahora, lloró, sufrió pero ya sus hijos son mujeres, hombres, tiene nietos. Es decir, ella ya no es imprescindible para cada uno de nosotros. En aquella época, cuando éramos muy chiquitos, si ella no estaba: ¿qué iba a pasar con nuestras vidas? No es lo mismo cuando hay una mamá que guía, que forma, que educa. Así que ella tenía que poner como un dique de contención a todos sus sentimientos para poder seguir viviendo. Cuando vos lees el libro te das cuenta de que es un momento desgarrador la pérdida de mi padre. Y tiene que seguir viviendo. Así que me imagino que fue un mecanismo, durante tantos años, de resistir, de encerrar ese sentimiento para poder seguir hacia el exterior, ¿no?

Para seguir leyendo, favor de presionar: Más información

1967-2012: El Che también vive en el triunfo de Chávez




El 7 de Octubre, de la Venezuela del 2012, amanece porque hubo un 8 y 9 de Octubre de 1967, en la quebrada del Yuro, en Bolivia. Hugo Chávez reelegido, es la confirmación de un camino de afirmación e independencia de América Latina. Un camino de dignidad y esperanza que también abonó Ernesto Che Guevara con su propia sangre. Y hacen que hoy, la tierra de Bolívar y la cuna de San Martín, vuelvan estar unidas por la historia y por la solidaridad: el nuevo nombre del amor colectivo.

Para quienes aún no pueden ver la vida más allá de su economía personal y familiar, la solidaridad no les dice nada. Pero para los miles de hombres y mujeres de Cuba que siguen entregando sus horas como alfabetizadores, médicos o profesionales y técnicos en diferentes especialidades en las lejanas tierras de Africa o en Bolivia o Venezuela, la solidaridad es una forma superior de vivir y de ser cubanos, que es lo mismo que decir hijos de la tierra, hijos del hombre.

Para confirmarlo, allí están los miles y miles y miles de los que fueron enfermos y sanaron, que no leían y leyeron, por la solidaridad cubana. Continuidad de un ejemplo, de un discurso vivo, que se sigue llamando(y nos llama) Ernesto Che Guevara. Hoy lo recordamos, 45  años después, con la esperanza a cielo desplegado en Venezuela, Nicaragua, Brasil, Uruguay, El Salvador, Argentina, Ecuador y Bolivia.

Aun no hay una REVOLUCIÓN, es cierto, pero hacia allí vamos. Cuando el capital financiero ha dado un golpe de estado a nivel mundial para despojarnos aun del pan de cada día, cada paso solidario hacia la libertad de nuestros pueblos, como es el petroleo venezolano correspondiendo a la solidaridad cubana, merece celebrarse con un nuevo paso. Con la seguridad de que siempre estará adelante, comandando, con la estela de sus años: El Che. (Jesús Hubert)