Traduzca el blog a 33 idiomas / It translates blog to 33 languages


| | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | |

domingo, agosto 03, 2008

¿Estamos listos para que el universo manifieste para nosotros?

A veces le llamamos suerte(...o mala suerte,segùn) , otras, le llamamos providencia y tambièn destino.

Pero en realidad es nuestro ser en armonia y en equilibrio, o a la inversa, con las leyes del universo.

Siempre nuestra actitud interior es la que nos conduce por calles congestionadas y semaforos interminables, o por vias despejadas y ràpidas.

Comprenderlo asi, asumirlo concientemente es empezar a vivir en el sentido correcto de nuestra evolucion, ascensiòn o cristificacòn...¡alas y buen viento, amigos! (Jesùs Hubert).

Las leyes Universales siempre están en movimiento y siempre están respondiéndonos. Puede parecer que nada está sucediendo porque no vemos los resultados que queremos en un tiempo apropiado. Pero esto no quiere decir que no haya actividad. Las leyes Universales requieren que estemos en un estado de equilibrio energético significando que nuestra energía debe estar en alineación con lo que estamos manifestando. Y espera que nosotros hagamos nuestro trabajo, equilibrarnos, antes de que veamos movimiento.

El Universo siempre ve la imagen más grande y está consciente de cada opción y cada oportunidad que es posible para nosotros. Como las leyes Universales gobiernan el movimiento de energía ellas responden a nuestro nivel de vibración energética que puede o no estar en alineación con lo que estamos tratando de manifestar. Cuando está en alineación, la manifestación ocurre fácilmente. Cuando no lo está, la manifestación es un reto y podemos no obtener nada o mucho menos de lo que anticipamos. La falta de movimiento es una indicación de que algo está fuera de equilibrio y se nos mostrará qué es lo que necesita ser transformado para mover la energía en la dirección de lo que queremos. Cuando estamos fuera de equilibrio la ley Universal parece agrandar esas áreas para que sepamos exactamente cuáles son.

Pedir por miedo, necesidad, desesperación o impotencia incrementa el desequilibrio. ¿Cómo sabemos en donde sucede esto? En cualquier momento que la alegría, la paz, la abundancia y el amor incondicional no estén fluyendo en nuestras vidas estamos fuera de equilibrio y nos sentimos atascados. Cualquier área en la que seamos infelices, estemos insatisfechos o aburridos significa que estamos fuera de alineación con nuestro propósito del alma y es un gentil recordatorio de que estamos listos para nuevas aventuras. Cualquier duda que tengamos es una indicación de nuestros miedos. ¿Podemos dirigirlos para que la energía pueda comenzar a moverse? El Universo es muy paciente y esperará hasta que estemos listos para entrar en equilibrio y elevar nuestras vibraciones energéticas a un nivel que esté en alineación con lo que queramos manifestar, entonces la energía comienza a moverse.

Es útil recordar que el Universo siempre nos responde. No inicia nada y responde directamente a nuestra energía y nivel de alineación. Siempre podemos distinguir en dónde estamos energéticamente y cuán cerca o lejos estamos de manifestar la realidad que deseamos por cómo la energía se está moviendo en nuestras vidas. Cuando estamos listos para estar completamente sin miedo, confiados y con fe, nuestra energía está equilibrada y el Universo se apura para traernos lo que deseamos. Cuando tengamos la voluntad de soltar nuestros miedos, apegos, arrepentimientos y penas, el Universo nos recompensará dándonos más de lo que hemos pedido y el flujo de energía en nuestras vidas hará una continua manifestación sin esfuerzo de una realidad para nosotros.
Publicado con el titulo: "Equilibrio y Movimiento" por el Boletín Semanal Uriel Heals - Julio 28, 2008 - Arcángel Uriel.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Espero tu amable comentario