Traduzca el blog a 33 idiomas / It translates blog to 33 languages


| | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | |

domingo, febrero 24, 2008

¡Sin tirar patadas!_Bertha Alicia Medina / Mèxico


Una vez hace tiempo, tuve un disgusto muy…muy fuerte con una persona. Me gritò y me lastimò en lo mas profundo de mi corazón.Lloré todo el santo día, sus palabras aparecían una y otra vez en mi mente y después de sufrirlo mucho, la ira y el rencor suplieron a la decepción. Cada día que pasaba yo me iba llenando de más y más coraje, al verlo pasar tan indiferente a mi lado.

Mi dolor, mi ira... iban creciendo tanto, que la situación del tamaño que fue, se convirtió en un monstruo. No podía rezar, ni mucho menos meditar, todo lo veía negro y lleno de dolor.

Entonces apareció Charly(el ángel de Bertha) y me dijo:

- ¿Què estas haciendo?
- ¿Yo?, nada- (como si pudiera esconderle algo a èl)
- ¿Cómo que nada?- pregunto - Si estas tirando patadas en el camino de la luz!

Yo le dije:

- Si, Charly, pero yo tengo la razón, el me grito…me lastimo.
- Aquí no importa la razón, me dijo.

¡Y es ciertooo! No importa quien tiene la razón, lo importante es ¿qué estoy haciendo yo?, lo importante es ¿quien soy yo?. Yo soy la que decidió seguir el camino hacia Dios. Yo soy quien sabe perfectamente que no es bueno pensar ni decir ni sentir cosas malas.Yo soy quien busca la luz y convertirme en una mejor persona. Entonces… ¿què estoy haciendo?

Decidí volver a levantarme y soltar todos esos pensamientos negativos, decidí soltar ese dolor y pedirle a Dios sabiduría para enfrentar esta situación.

En el momento en que solté y perdone las cosas empezaron a cambiar. Me liberè y entonces volví abrir mi corazón.Esa persona sintió mi amor y entonces vino a la casa y se disculpo. Eso es lo que trato hoy de decirles.Cuando abrimos nuestro corazón al amor, a Dios, entonces atraemos lo mejor de las personas.Pero si cerramos la puerta por rencor o por miedo, entonces estaremos nosotros mismos encarcelándonos en la prisión de la tristeza y la soledad.

No debemos pagar un mal con otro mal, porque nosotros somos hijos de Dios, porque somos seres de luz, de amor y de misericordia, somos creadores de todo el bien.

Por eso cuando alguien te lastime o te ofenda, perdónalo y después bendícelo y cambia tu mente a cosas buenas o bellas, no te enganches en la situación. Y si esa persona sigue lleno de rencor o de mala actitud, compadécete de èl, pues es èl quien mas sufre y se castiga por ello. Asi que bendícelo en tu corazón, toma tu luz y sigue caminando, pero....¡SIN TIRAR PATADAS!

Un beso
siempre en la luz
Bertha Alicia

bamcbamc@hotmail.com

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Espero tu amable comentario