Traduzca el blog a 33 idiomas / It translates blog to 33 languages


| | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | |

jueves, julio 16, 2015

Cómo el fascismo financiero aplastó la democracia en Grecia _ Escribe: Eduardo Garzón / La Marea


MANEJAR EUROPA CON LA BANCA:
"¡Cómo no se me ocurrió antes!"


El mundo ha ingresado a una nueva etapa. Lo que se presentaba como una embestida reaccionaria de la derecha europea para “rescatar” a la banca, hundiendo la economía de sus pueblos y parecía posible de revertir en las urnas, después de la tragedia griega (sin metáforas), es ya casi una ilusión.

No están lejos de la verdad, quienes califican a las medidas impuestas por la Unión (¡que ironía!) Europea, como un golpe de estado financiero. 
El estrangulamiento bancario y financiero tiene más poder que los tanques, los aviones y las bombas. Allí están el partido Syriza y el pueblo griego para confirmarlo.

La democracia ha muerto en Europa, las botas de los banqueros la aplastaron, en su propia cuna. 

Y… ¡ojo!..., amigos, el fascismo financiero tiene un mecanismo de dominio perverso, no solo contra los estados, sino especialmente contra el pueblo de a pie: el crédito.  No lo olvidemos. (Jesús Hubert)

¿Por qué Tsipras ha aceptado las salvajes condiciones de la troika?


“Cuando la única alternativa supone plegarte a las exigencias de una élite avasalladora, […] lo cierto es que la salida del euro debe considerarse como un mal menor”, sostiene el autor

Eduardo Garzón


Tras más de cinco meses de duras negociaciones se ha firmado finalmente un acuerdo entre el gobierno griego y la antigua troika (Comisión Europea, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional). A decir verdad, el término “acuerdo” no es el más indicado para referirse a lo que en toda regla es un conjunto de imposiciones de política económica que el propio gobierno griego reconoce que son contraproducentes para su economía. Y es que la postura del equipo de Syriza siempre ha sido clara: aunque son conscientes de que las medidas de austeridad propugnadas por la Troika son perjudiciales para el crecimiento económico y para las clases populares, la única posibilidad de recibir asistencia financiera en el marco del euro es haciendo determinadas concesiones. Sin embargo, lo que sorprende profundamente del acuerdo recién firmado es que presenta condiciones mucho más negativas para el pueblo griego que las que presentaban borradores de acuerdos anteriores que no fueron firmados. Entonces, ¿qué ha pasado aquí?

Para poder entenderlo es imprescindible atender a las declaraciones de los gobernantes griegos tras la firma del acuerdo. Según el primer ministro, Alexis Tsipras, “durante la reunión del Eurogrupo el gobierno heleno ha recibido serias amenazas y chantajes que de materializarse tendrían graves consecuencias para el pueblo griego, ya que existe un plan perfectamente detallado (que ya estaba siendo aplicado) para lograr un aislamiento completo del país a partir del miércoles a todos los niveles, incluyendo el colapso de los bancos y la falta de provisiones de todo tipo. Por lo tanto, con el fin de sobrevivir y no sucumbir al Grexit, el gobierno se ha visto obligado a aceptar compromisos muy duros, aunque también algunas victorias”.

Para seguir leyendo, favor de presionar MÁS INFORMACIÓN