Traduzca el blog a 33 idiomas / It translates blog to 33 languages


| | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | |

miércoles, abril 09, 2008

¡Si, pero no!_Escribe Bertha Medina, desde Mèxico

En todo mi camino espiritual, he hablado y compartido mis experiencias con los Ángeles y de la manera en que ha ido cambiando mi vida.

A todos les he hablado mucho sobre el poder de los pensamientos, sobre el poder de las palabras, sobre la ley de atracción, energías divinas, de quienes somos, y de lo importante que es perdonar.

Pero…. son tan pocos los que han logrado cambiar sus vidas, porque la mayoría solo se queda con la teoría, no lo experimentan, no lo creen.
El otro día hablaba con una amiga que está enferma, llorando me contaba un sin fin de problemas por los cuales ella está atravesando, traté como siempre de explicarle la leyes del universo y ella me dijo:

- Si, Bertha, ya lo se, yo siempre pienso en positivo, decreto todo el día lo que quiero y tengo mucha fe.
- Entonces… ¿porque no eres feliz? ¿Por qué tu vida esta llena de problemas? ¿Por que siempre estás enferma?

Cristo dijo: “Por sus frutos os conoceréis” Así que si estamos mal en nuestra vida es porque en nuestra mente pensamos mal, porque decimos cosas negativas o nos quejamos de todo.

Y esto se ve reflejado en nosotros como enfermedades, como malas situaciones.

¡Nada podrá convencerme de que el pensar bien, de que el decretar lo bueno y de que la fe no sirven de nada! Y no podrán ¡porque yo lo viví, yo lo experimenté y yo lo comprobé! No una vez, sino mil veces, siempre.

Nadie, y digo NADIE es victima de Dios o de los demás, lo que pase en nuestra vida la creamos nosotros, ni mas ni menos, y solo nosotros podemos cambiar eso.

No solo sabiendo de memoria la teoría, ¡sino actuando!

Nadie quiere aceptar la responsabilidad de lo que hemos creado, es mas fácil echarle la culpa a Dios o a los demás.

“ es que mi esposo siempre me grita, o pelea por todo, es que fulanita no me comprende, es que Dios me esta probando”

¡Por Dios! ¿Qué clase de Dios creen que tenemos?

Dios no manda pruebas ni castigos, el sabe exactamente quienes somos y de lo que podremos llegar a ser.

Somos nosotros los que no queremos aceptar la verdad, y mientras no aceptemos que solo en nosotros esta el error y que solo somos nosotros los que estamos creando esto, pues seguiremos viviendo una y otra vez esas malas situaciones.

Estamos ya tan acostumbrados a pensar y hablar negativamente que ya no lo vemos ni lo escuchamos, pero ahí están! Ahí están nuestros miedos, nuestros rencores y esto nos trae limitaciones y enfermedad.

Aquí no hay vuelta de hoja, si eres feliz es porque piensas en positivo, hablas con la verdad y actúas bien.

Y si no lo somos, pues es porque así lo queremos, así lo creamos y así lo atraemos! No por la voluntad de Dios, ni por los demás.

¿Hasta cuando seguirás sufriendo? De què te sirve la teoría sin la práctica, si no actúas y lo compruebas tu misma. La decisión es solo tuya.

Diariamente recibo cientos de correos y la mayoría que “ya sabe” solo habla de quejas y problemas, por algo los Ángeles dicen:

“Ay de aquellos que no quieren escuchar
Ay de aquellos que no quieren ver
Porque sufrirán las consecuencias una y otra ves de sus propias creaciones.”

Yo no soy perfecta, estoy muy lejos de serlo, yo también me caigo y tropiezo de vez en cuando, pero si acepto mi responsabilidad, no le hecho la culpa a nadie, ni me pongo en el papel de victima.

Cuando llega a mi una mala situación, primero me calmo, luego examino mi mente, mi proceder, busco la enseñanza y aprendo de ella.

Y... ¿saben?, “la mala situación” se convierte en “buena situación”, porque aprendo de ella, es un escalón mas que logre subir hacia mi evolución.
Cada día que pasa mi vida es mejor, ¡porque yo soy mejor! Porque voy aprendiendo, me voy fortaleciendo y voy creciendo.

Muchos de ustedes lo han visto en mis escritos, siempre encuentro una enseñanza en cada paso de mi vida y al encontrarla me levanto feliz, ¡si, feliz de haberla visto y de haberla vivido!

Ese es el secreto de la felicidad, ver de lo “malo” una oportunidad para cambiar, para crear, para crecer, no para quejarme de algo que yo misma cree y atraje a mi vida.

Hay que empezar a observar nuestros pensamientos y nuestras palabras, cada ves que contamos nuestros problemas, estamos dando ordenes al universo para que los vuelva a crear y nos lo mande a nuestra vida.

Debemos callar nuestra mente negativa.

Debemos callar nuestros pensamientos de rencor, del pasado:

Debemos cuidar lo que decimos, y empezar a ver nosotros mismos de lo que somos capaces de ser.

Así que mi consejo siempre es: No te quedes solo con la teoría, ¡ACTUA, VIVELO Y COMPRUEBALO!

Un beso
Siempre en la luz
Bertha Alicia
bamcbamc777@hotmail.com

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Espero tu amable comentario