Traduzca el blog a 33 idiomas / It translates blog to 33 languages


| | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | |

jueves, octubre 16, 2008

Para toda la vida_Cantan:Marcela Morelo & Bahiano

Detras de todo gran amor
hay una vocacion de infinito.

El amor de pareja
es una invitaciòn secreta
al amor universal,
algunos terminan en frustraciòn
...otros, develan el secreto. (Jesùs Hubert)



Entre el sol y la luna esta tu corazon
cariño mio
Volando, volando en el cielo dibujas tu nombre
tu nombre y el mio
Todo parece un sueño cuando estoy contigo
cariño mio
Me haces tomar conciencia que amo y vivo
Amo y vivo
Este es un amor eterno,
este es un amor sagrado

Para toda la vida
te quiero
Para toda la vida
Para toda la vida
te quiero
Para toda la vida

Un arcoiris radiante aparece de pronto
cariño mio
Para pintar con colores tu nombre y el mi nombre
tu nombre y el mio

Este es un amor eterno
Este es un amor sagrado

Para toda la vida
te quiero
Para toda la vida
Para toda la vida
te quiero
Para toda la vida

Entre el sol, y la luna esta tu corazon
esta tu corazon

Bendita la luz_Canta: Mana y Juan Luis Guerra

Entender que nada es casual,
comprender que todo confluye
por y para algo
...y aceptar. (Jesùs Hubert)



Bendito el lugar y el motivo de estar ahí
bendita la coincidencia.
Bendito el reloj que nos puso puntual
ahí bendita sea tu presencia.
Bendito Dios por encontrarnos en el camino
y de quitarme esta soledad de mi destino.

Bendita la luz,
bendita la luz de tu mirada
bendita la luz,
bendita la luz de tu mirada
desde el alma.

Benditos ojos que me esquivaban,
simulaban desdén que me ignoraba
y de repente sostienes la mirada.
Bendito Dios por encontrarnos
en el camino y de quitarme
esta soledad de mi destino.

Bendita la luz,
bendita la luz de tu mirada
bendita la luz,
bendita la luz de tu mirada, oh.

Gloria divina de esta suerte,
del buen tino,
de encontrarte justo ahí,
en medio del camino.
Gloria al cielo de encontrarte ahora,
llevarte mi soledad
y coincidir en mi destino,
en el mismo destino.
Épale

Bendita la luz,
bendita la luz de tu mirada
bendita la luz,
bendita la luz de tu mirada.

Bendita mirada, oh,
bendita mirada desde el alma.
Tu mirada, oh oh,
bendita, bendita,
bendita mirada,
bendita tu alma y bendita tu luz.
Tu mirada, oh oh.
Oh oh, te digo es tan bendita
tu luz amor.
Y tu mirada oh, oh.
Bendito el reloj y bendito el lugar,
benditos tus besos cerquita del mar.
Y tu mirada, oh, oh.
Amor amor, qué bendita tu mirada,
tu mirada amor.

Crisis alimentaria: Los hambrientos siempre dan miedo _ Escribe: Leonardo Boff


Mas allà de la liturgia, que ademàs varia de iglesia a iglesia, el partir el pan para compartirlo, como signo-memoria de Jesùs, es un llamado permanente a cerrar la brecha entre los hombres, que pasa por la satisfacciòn de las necesidades mas elementales, entre ellas, las mas urgente: el alimento.

Todos los progresos cientìficos y tecnologicos y todas las iglesias y advocaciones espirituales del mundo, no tienen mayor sentido, si el nùmero de hambrientos no solo no disminuye, si no mas bien sigue aumentando. (Jesùs Hubert)

En las negociaciones de la ronda de Doha sobre comercio internacional se ha notado algo cruel. Mientras los países ricos se negaban a disminuir los subsidios agrícolas y a modificar otros renglones de la agenda comercial para preservar su alto nivel de consumo, otros luchaban, desesperadamente, para garantizar la supervivencia de sus pueblos.

La visión de los países opulentos es miope, pues ya está instalada la crisis alimentaria, posiblemente de larga duración, que puede afectarlos a ellos, pero mucho más a millones y millones de personas, que se enfrentan no a la pobreza sino directamente a la muerte. Ya han estallado revueltas de hambrientos en cuarenta países sin que la prensa empresarial, comprometida con el orden imperante, haya hecho referencia alguna. Los hambrientos siempre dan miedo.

La crisis alimentaria asociada a los trastornos provenientes de los cambios climáticos es de tal envergadura que nos está permitido hablar de la urgencia de una revolución. Esta fue la palabra usada el día 2 de febrero de 2007 en París por el ex-presidente francés Chirac al oír los resultados alarmantes sobre el calentamiento global. Advertía que, ante la situación actual, debemos tomar la palabra revolución en su sentido más literal. Es urgente hacer cambios radicales en las formas de producción y de consumo si queremos salvarnos y preservar la vida en nuestro Planeta. Esta vez no podemos hacer economía de revolución. Hay que llevarla a cabo ya ahora

Evidentemente no se trata de revolución en el sentido de utilizar la violencia, sino con el sentido que le dio nuestro historiador Caio Prado Jr: «transformaciones capaces de estructurar la vida de todo un sistema social de manera que se corresponda con las necesidades más profundas y generales de sus poblaciones, algo que confiere un nuevo rumbo a las vidas humanas».

Pues eso es lo que se está imponiendo a nivel mundial. La Organización Mundial del Comercio, el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional y la mayoría de los gobiernos han implantado un tipo de industrialización de la agricultura con la liberalización de los mercados que se rigen por la competición y por la especulación, que han acabado por afectar a la soberanía alimentaria de la mayoría de los países del mundo. Es una ilusión pensar que los que han producido la crisis, tienen la llave de su solución. Ellos proponen más de lo mismo: más producción, más fertilizantes, más productos genéticamente modificados, más mercado no para saciar el hambre sino para hacer más dinero. Ninguno piensa en colocar más dinero en las manos de los hambrientos para que puedan comprar comida y sobrevivir. Pueden morir de hambre delante de una mesa repleta a la cual no tienen acceso.

La solución se encuentra en las manos de aquellos que en el mundo entero garantizan gran parte del suministro alimentario: la agricultura familiar y las pequeñas cooperativas populares. La agricultura familiar en Brasil representa el 70% de los alimentos que llegan a la mesa. Es responsable del 67% del fríjol, del 89% de la mandioca, del 70% de los pollos, del 60% de los cerdos, del 56% de los lácteos, del 69% de la lechuga y del 75% de la cebolla. Estos pequeños agricultores, articulados entre sí y también a nivel internacional, deben formular las políticas de producción, privilegiar los mercados locales y regionales y mantener bajo vigilancia los mercados mundiales para inhibir la especulación e impedir la formación de oligopolios.

Este tipo de agricultura aprovecha los conocimientos ancestrales, sabe preservar los suelos y enriquecer su fertilidad con nutrientes naturales. Brasil, al lado del agro-negocio, tiene que privilegiar la agricultura familiar, pues ella tiene condiciones para garantizar nuestra soberanía alimentaria y ser la mesa puesta para las hambres del mundo entero.
Tomado del boletin internet de la Revista Fusiòn del 12/10/2008