Traduzca el blog a 33 idiomas / It translates blog to 33 languages


| | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | |

martes, setiembre 23, 2008

Dudas sobre el salvataje hacen temblar a los mercados_AméricaEconomía.com Reuters

Pensamos que la crisis mundial que nos viene del gigante herido del norte, es lo suficientemente grave para que tengamos que darle mas espacio en nuestro blog.

Una espiritualidad con los ojos abiertos y los pies en la tierra, supone no dejarnos adormecer con el manejo que hacen los grandes intereses a travès de los medios masivos de comunicación y podamos obtener la informaciòn oportuna para formarnos nuestro propio criterio y asi poder tomar nuestras medidas preventivas - si es posible - frente a una realidad que deciden los grandes intereses en función de su propio beneficio, sin importarle el sufrimiento de las mayorías.

Este “salvataje” del gobierno norteamericano que pretende premiar a los grandes especuladores, causantes de la crisis, seguramente planteará nuevas interrogantes acerca de si el dólar puede seguir siendo aun la moneda que rija las transacciones comerciales en el mundo. Y, también, veremos en que medida los nuevos actores de la economia mundial, como China, Rusia e India podrán frenar, en alguna medida, la debacle general e impedir que este tsunami financiero nos arrastre a todos al abismo de la recesiòn mundial. (Jesùs Hubert)

El dólar se hundió en línea con Wall Street. El impacto bursátil en la región fue mixto: mientras México y Brasil experimentaron las mayores bajas, Argentina y Chile registraron alzas.

Las dudas surgidas en torno a la aprobación de un rescate para el sistema financiero por US$ 700.000 millones de dólares, patrocinado por el Gobierno de George W. Bush para calmar la crisis global del crédito, llevaron a Wall Street a cerrar este lunes con una fuerte caída, que arrastró a algunas plazas de la región.

Mientras el debate en el Congreso de Estados Unidos sobre el paquete de rescate financiero parecía postergarse hasta la semana próxima, porque legisladores negociaban compensaciones para los contribuyentes por salvar a Wall Street, el promedio industrial Dow Jones perdió un 3,27 por ciento, impulsado también por una fuerte alza del precio del petróleo (ver Crudo cierra en US$109, tras alza por temor inflacionario).

El dólar, en tanto, se desplomó alcanzando un mínimo en más de tres semanas ante el euro, ya que el plan de rescate del Gobierno de Estados Unidos revivió las preocupaciones sobre el enorme déficit presupuestario del país (ver Dólar se desploma tras rescate financiero).

El plan de la administración Bush, que espera la aprobación del Congreso, considera dar poderes al Tesoro estadounidense para comprar deuda “tóxica” relacionada con hipotecas a grupos financieros, incluyendo a subsidiarias de bancos extranjeros en Estados Unidos.

Pero el anuncio no logró enfriar los temores del mundo financiero. “El gran detalle que queremos conocer es cómo va a comprar el Gobierno esos títulos, y cuánto pagará, cómo funcionará esa subasta invertida,” dijo Giri Cherukuri operador titular de OakBrook Investments LLC. “Y la gran pregunta es: ¿Esto nos pondrá a salvo?,” añadió.

Para Antonio Fuenzalida, subgerente de Inversiones de Euroamérica Corredores de Bolsa, en Santiago de Chile, “el mercado apuesta casi en un 100% a que se va a aprobar (el plan de rescate financiero), pero mientras eso no suceda igual queda un grado de incertidumbre,” dijo.

Todos miran a Washington. Este lunes todos los ojos se volvieron a Washington, un día después de que los últimos dos grandes bancos de Wall Street, Goldman Sachs y Morgan Stanley, se volvieron compañías bancarias matrices, bajo la supervisión regulatoria directa de la Fed, y abandonaron el modelo de banca de inversión que dominó Wall Street en las últimas dos décadas.

Al aceptar un mayor control de la Fed, Goldman Sachs Group Inc y Morgan Stanley intentan esquivar las quiebras o ventas en que cayeron sus rivales. La ayuda llega luego que la semana pasada quebró Lehman Brothers, Merrill Lynch fue vendida a Bank of America y la aseguradora American International Group (AIG) fue estatizada.

Durante toda la jornada los legisladores y el Gobierno de Bush negociaron los detalles del acuerdo que permita sacar a los mercados de la peor crisis financiera de Estados Unidos desde la Gran Depresión. El secretario del Tesoro, Henry Paulson, y el presidente de la Reserva Federal Ben Bernanke comenzarán este martes una ronda de audiencias en el Congreso para acelerar la aprobación de la legislación del rescate.

Después de las conversaciones de rescate del lunes, Barney Frank, un importante congresista demócrata, dijo que el Gobierno de Estados Unidos llegaría incluso a tomar una participación accionaria en las empresas que buscan un rescate, algo que el Departamento del Tesoro no quiso confirmar. Frank dijo que el Departamento del Tesoro también acordó que un directorio de supervisión vigile el rescate.

Disputa por compensaciones a ejecutivos. Sin embargo, Frank dijo que los legisladores y funcionarios del Tesoro no coincidieron en el asunto de si a los ejecutivos de las empresas que necesitan un rescate se les debe pedir limitar sus compensaciones. Con los detalles aún en disputa, Frank dijo que podría tomar hasta la próxima semana completar la legislación.

Más temprano, el presidente estadounidense George W. Bush dijo que “la incapacidad para actuar tendrían consecuencias más allá de Wall Street”. Pero Henry Waxman, presidente del comité de Supervisión y Reforma del Gobierno de la Cámara de Representantes, se mostró indignado ante la idea de un rescate que no limite los pagos a ejecutivos. “El plan del gobierno (de Bush) enriquecería a los ejecutivos de Wall Street cuyas temerarias inversiones provocaron la crisis financiera,” dijo el influyente demócrata.

Los demócratas, que controlan ambas cámaras del Congreso, presionaron para cambiar el plan, preocupados de que pueda expandir los poderes del Poder Ejecutivo sin una adecuada supervisión, una frecuente crítica demócrata hacia a administración de Bush. Los republicanos, en tanto, intentan que la aprobación del paquete legislativo sea lo más rápida posible, para evitar una erosión de su candidato presidencial.

De hecho, las fuertes turbulencias en los mercados financieros han puesto nerviosos a los principales candidatos presidenciales de Estados Unidos, enfrascados en una dura campaña electoral a la que todavía le quedan seis semanas (ver Obama y McCain se enfrentan por crisis financiera)

La región espera y tiembla. Mientras la discusión en Washington por el rescate se recalienta, la incertidumbre sigue propagándose por los mercados mundiales. En América Latina, las plazas bursátiles de la región cerraron el lunes de forma mixta. Pese a que durante gran parte de la jornada la mayoría de los mercados latinoamericanos se mantuvo alejada de las fuertes caídas de Wall Street, las dos mayores plazas de la región no pudieron sustraerse al pesimismo reinante en la mayor economía mundial (ver Bolsas cierran mixtas tras el "plan de rescate")

Brasil y México terminaron la jornada en baja, mientras que Argentina y Chile registraron alzas. Una fuerte alza en los precios del petróleo contribuyó también a una mayor cautela frente al panorama inflacionario en la región (el crudo experimentó a media jornada un alza que elevó el precio a los US$ 120, cerrando finalmente en US$ 109)..Los analistas se preguntan cuándo finalizará una crisis que se ha movido de un asunto a otro desde que la economía estadounidense mostró las primeras señales y los precios de las viviendas comenzaron a derrumbarse el año pasado. La salida todavía no se ve cerca.

Tomado del Newsletter Diario de la Revista Amèrica Economìa / Martes 23 de septiembre de 2008

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Espero tu amable comentario