Traduzca el blog a 33 idiomas / It translates blog to 33 languages


| | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | |

jueves, enero 26, 2012

Google: “Nuevas condiciones de privacidad”…¿el segundo capítulo de la censura en internet?


El fin de la privacidad en los servicios de Google


Antes del cierre de Megaupload, Google y los líderes de los servicios de Internet aparecían  como opositores a la censura en Internet que preparaba el congreso norteamericano con su proyecto de ley Sopa-Pipa.

Pero esta noche, al iniciar el ingreso a mi correo de gmail, apareció el mensaje que encabeza esta nota, en el cual Google advierte a los usuarios de sus diversos servicios que a partir del 1 de Marzo regirán nuevas condiciones de privacidad. Señalando que “Si decides seguir usando Google una vez que se haya producido el cambio, lo estarás haciendo con arreglo a la nueva Política de privacidad y a las nuevas Condiciones de servicio.”

En otras palabras, aceptas  o lo dejas.


Vean una de las nuevas condiciones que de “privacidad”, solo tienen el nombre:

"Cookies e identificadores anónimos


Utilizamos diferentes tecnologías para recoger y almacenar datos cuando accedes a un servicio de Google, incluyendo el envío de una o varias cookies  o de identificadores anónimos a tu dispositivo. También utilizamos las cookies y los identificadores anónimos cuando interactúas con los servicios que ofrecemos a nuestros partners, como los servicios de publicidad o las funciones de Google que pueden aparecer en otras páginas web."
 


Para mayores detalles, entérense ustedes directamente de lo que se trata leyendo el documento completo:

http://www.google.com.pe/intl/es/policies/privacy/preview/

Lo que esta ocurriendo es una consecuencia lógica de la hegemonía casi monopólico de Google como buscador en la red.

Como es costumbre, lamentablemente, quienes brindan algún servicio de interés público, cuando se trata de una empresa privada, se irrogan el derecho de imponer sus condiciones. Por ello, es importante que los internautas tomemos conciencia de que es necesario hacer causa común para que servicios vitales como los buscadores, correos y fuentes de almacenamiento e intercambio en la Internet lleguen a ser administrados en forma multinacional y sin fines de lucro por un organismo con las virtudes, pero sin los defectos de las Naciones Unidas.

El Internet es una conquista y patrimonio de la humanidad que no puede seguir sujeta a las leyes del negocio y el interés privado.

Sabemos que al publicar el presente post en nuestro blog, que es alojado gratuitamente por blogger, unos de los servicios de Google, nos arriesgamos a perder este espacio, pero lo hacemos, como siempre, poniendo por delante el interés colectivo antes que el interés personal. (Jesús Hubert)

Jerusalem debe volver a ser santa / Escribe: Koldo Aldai



Mural en la estación central de autobuses de Jerusalem

Dolor, si, pero no llanto. Afirmación de la palabra para iluminar una tierra que nació santa y albergó a Jesús. 

Todavía es 3 de la tarde, aun la cruz esta clavada y sigue siendo ese viernes desgarrado en Jerusalem. El miedo permanece, sigue alimentando sus días.

Koldo Aldai, activo militante de la nueva espiritualidad,  sin capillas excluyentes, nos transmite su experiencia de Israel y la ciudad que debe volver a ser santa. (Jesús Hubert)



Artaza, 26 de Enero de 2012

Muy queridos/as amigos/as: Adjunto os presento las letras que me traje de Jerusalem. Artículo de  reflexión y crónica de los pasos. Hago  breve escala entre viaje y viaje, apretado tiempo para ordenar apuntes  y compartiros lo vivido y sentido en la Tierra que llaman santa,  lapso contado para vaciar la máquina y poderos mostrar también algunas imágenes.

Continúa el peregrinaje en otro hemisferio, por otra  geografía desconocida, pero de seguro también hermosa y sagrada.  En la hora del frío seguimos sembrando unidos sobre esta tierra  bendita.

Fuerte y  fraterno abrazo,

Koldo

Todas las tierras prometidas

Las jóvenes soldado israelíes se acicalan ante los puestos de bisutería de la Estación Central de autobuses de Jerusalem. El uniforme verde olivo y el pesado fusil a la espalda no han logrado mermar su coquetería. La vida puede transcurrir aparentemente igual, pese a la alerta permanente. En el crudo Enero los espejos siguen cantando una belleza acostumbrada a convivir con el hierro. Nada quiebran las armas de fuego en esa cotidianidad tan unida a la presencia de lo bélico.

Sin embargo otro Israel es posible sin tantos scaneres, sin alambradas, sin muros, sin terror en el alma… En algún otro punto más firme, más amable y duradero deberá descansar la paz de sus hogares La seguridad nacional no podrá ser por siempre semejante peso a la espalda de sus jóvenes. Habrá que cuestionar en algún momento lo que devino tan habitual y natural paisaje. Una ciudad santa no puede tener día y noche, cada doscientos metros, vigilancia de soldados. Es demasiado caro el miedo; a pesar de la estrechez de las calles, también demasiado largas y frías las noches de invierno en la vieja Jerusalem.

(Para seguir leyendo, presione: Más información)