Traduzca el blog a 33 idiomas / It translates blog to 33 languages


| | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | |

martes, setiembre 23, 2008

Mi experiencia con los hermanos extraterrestres_Escribe: Bertha Medina / Mèxico


Esta es la segunda entrega que nos hace llegar nuestra amiga Bertha Medina, desde Tampico,Mèxico,para compatirnos el relato de còmo empezò su experiencia de relaciòn con los seres de Oriòn y las Plèyades, que antecedieron a su conocimiento, a su recordar, de que ella misma es un ser de las Plèyades que ha encarnado en la tierra para cumplir tareas de guia espiritual, testimonio que hemos publicado anteriormente en nuestro blog:

http://ahora-hurroca.blogspot.com/2008/09/soy-analehi-de-plyades-y-bertha-medina.html

Confiamos en que, mas allà de la impresiòn que pueda causarles, este testimonio los llame a meditar y reconocer, que los seres humanos no somos los ùnicos hijos de Dios en el vasto universo. (Jesùs Hubert)

Esta experiencia de mi vida es para aquellos que quieran escuchar, para aquellos que deben despertar.

Hace unos años, me fui de vacaciones con mi hija a la casa de campo de mi hermano en lo alto de una montaña de Tula, Hidalgo. Me gusta ir allá porque puedo meditar sin el estrés de la ciudad.

Una noche, me despertó un fuerte zumbido, como si fuera la maquina de un tren o algo así, me asome por la ventana pero no vi nada, así que miré el reloj, eran cerca de las 5 de la mañana, mas o menos la hora en que acostumbro a levantarme, así que decidí ya no dormirme y aprovechar que todos dormían para meditar en paz.

Poco después de relajarme, aparecieron tres seres, pensando que estaba soñando o en una especie de viaje astral, les pregunte tranquila de donde eran.

Uno de ellos, me dijo que se llamaba Hassel y que venían del planeta Orión y que tenían una base cerca de ahí, al decirlo de inmediato vi el lugar donde estaba la base, pareciera que podía ver a través de sus mentes como ellos de la mía.

Yo los observaba atenta, nunca había creído siquiera que existieran seres de otras galaxias, ellos eran como de un metro de altura, grisáceos, con ojos muy grandes así como los pintaban en la televisión.

Hassel parecía escuchar todo lo que pasaba por mi mente así que me dijo:

- No solo tu planeta tiene vida, hay millones de mundos, millones de galaxias con seres diferentes.

Todo iba muy bien. Tenía tantas preguntas que quería hacer, hasta que vi que mi hermana se levantaba y los tres seres se escondieron para no ser vistos por ella. Ahí comprendí que no estaba dormida, ni en meditación, ¡ERA REAL!, ¡ellos realmente estaban ahí!.

Un miedo tremendo se apoderó de mí y quise gritar con todas mis fuerzas y salir corriendo de ahí, pero no pude moverme, estaba paralizada, no podía ni siquiera mover los labios para hablar, solo podía mover los ojos, aterrorizada, vi como mi hermana saliò de la recamara y los tres seres volvieron a ponerse a mi lado, uno de ellos, el de la izquierda, empezó a subir por la escalera de la litera de mi hija. Yo gritaba en mi mente, desesperada...

- Si la tocas te mataré, organizarè una cacería de extraterrestres, al cabo ya se donde esta su base, ¡aléjate de mi hija!

Pero el ser ni se inmuto, siguió subiendo logrando que mi hija despertara y al volverse preguntó... ¿Quien es?, luego hubo silencio, el ser bajo y se escondieron de nuevo, pues mi hermana venia de regreso del baño. Emocionada, vi que ella empezó a ponerse los zapatos, así que creí que los seres se irían, pero algo pasó, que mi hermana cayó dormida con los zapatos a medio poner. Asi, los tres seres aparecieron de nuevo, y mi terror aumento....

- Charly, ¡ayúdame!!!!!!, por Dios tengo tanto miedooo!, llamé a mi ángel, pero fue Hassel el que respondió...

- Nosotros también tenemos miedo, pero este encuentro debió hacerse, eres muy importante para nosotros.

Luego el ser de la izquierda, saco algo y me lo encajó en el vientre, yo gritaba y lloraba…

- Me duele muchooooo!, gritè. Hassel puso su dedo frío en el centro de mi frente y el dolor desapareció, mas no el miedo, la idea de que los extraterrestres hacían experimentos humanos apenas me dejaba estar consiente. Luego, me voltearon y me hicieron algo en la espalda, no había dolor, pero sentí que hacían algo en tres puntos, el miedo por fin me hizo perder el conocimiento y desperté a las 5:30 a.m.

Todo parecía normal, todos dormían, así que por un momento creí que había tenido una pesadilla, me levanté y me fui a la cocina para tratar de asimilar que fue todo eso, cuando llego mi hija y mi hermana detrás de mi.

Mi hija me dijo:

- Mami, vi un mono, un demonio anoche, me estaba mirando, era horrible, y me durmió, ¡él me durmió!.

Mi hermana agrego:

- Yo también sentí que algo estaba en la recamara, sentía mucho miedo, por eso decidí ya no dormirme, pero algo paso ¡y cai dormida!.

Yo empecé a llorar y les conté todo lo que vi y paso, mi hermana me revisó y vio que traía un punto rojo en el vientre y tres en la espalda.

Por supuesto que en ese momento, tomé mis cosas y a mi hija y me regrese a mi casa, al llegar y contarle a mi esposo, me dio un infarto, así que termine en el hospital, hice que me revisaran ¡de todo! pero no encontraron nada, aunque si pasò algo raro, el quiste que yo tenia en mi matriz ya no estaba.

En fin, por un buen tiempo borré de mi mente todo lo que se relacionaba a extraterrestres, el puro tema me ponía a temblar, hasta que un día Charly(mi ángel) me tomo de la mano y me llevo volando, como siempre, por el universo y cual fue mi sorpresa que llegamos nada menos que a Orión y me puso frente a frente a Hassel.

No recuerdo las palabras exactas, pero me dijo que ellos no quisieron asustarme, que no me paralizaron, sino que fue mi miedo, que ellos respetaban el libre albedrío pero que habían tenido que intervenir, porque para ellos era muy importante y que el quiste que yo tenia podía acabar con mi vida y así no podría lograr mi objetivo.

Yo no entendía nada de esto, pero al menos el miedo hacia seres de otras galaxias desapareció, asi que acepte que me enviaran un guía. Meses después, cuando creí que ya me había olvidado del asunto, una noche mientras jugaba con mi nieto, sentí la presencia de tres seres de luz, parecían ángeles, solo que no tenían alas y su mirada era muy seria. Mi nieto también los vio,(es como yo, vemos lo que para otros es invisible, como ángeles, auras, monos(demonios), etc.).Él, con su manita, me volteaba la cara en dirección contraria para que yo no los viera.

Esa noche al cerrar mis ojos, aparecieron los tres seres de luz, uno de ellos se llamaba MALEHAB y me dijo que eran mis guías, yo les pregunte: - ¿Son ángeles?, al verles el parecido a Charly, eran muy altos, delgados blancos y su cuerpo irradiaba mucha luz. Ellos dijeron:

- No, no lo somos, nosotros somos como tu, hermanos en luz, somos de Pléyades y estamos aquí para ayudarte a recordar. Ya no tuve miedo, gracias a que Hassel me advirtió y me preparó para este encuentro.

Esa noche fue la primera de los muchos viajes en que me llevarían a su nave.

Dudas sobre el salvataje hacen temblar a los mercados_AméricaEconomía.com Reuters

Pensamos que la crisis mundial que nos viene del gigante herido del norte, es lo suficientemente grave para que tengamos que darle mas espacio en nuestro blog.

Una espiritualidad con los ojos abiertos y los pies en la tierra, supone no dejarnos adormecer con el manejo que hacen los grandes intereses a travès de los medios masivos de comunicación y podamos obtener la informaciòn oportuna para formarnos nuestro propio criterio y asi poder tomar nuestras medidas preventivas - si es posible - frente a una realidad que deciden los grandes intereses en función de su propio beneficio, sin importarle el sufrimiento de las mayorías.

Este “salvataje” del gobierno norteamericano que pretende premiar a los grandes especuladores, causantes de la crisis, seguramente planteará nuevas interrogantes acerca de si el dólar puede seguir siendo aun la moneda que rija las transacciones comerciales en el mundo. Y, también, veremos en que medida los nuevos actores de la economia mundial, como China, Rusia e India podrán frenar, en alguna medida, la debacle general e impedir que este tsunami financiero nos arrastre a todos al abismo de la recesiòn mundial. (Jesùs Hubert)

El dólar se hundió en línea con Wall Street. El impacto bursátil en la región fue mixto: mientras México y Brasil experimentaron las mayores bajas, Argentina y Chile registraron alzas.

Las dudas surgidas en torno a la aprobación de un rescate para el sistema financiero por US$ 700.000 millones de dólares, patrocinado por el Gobierno de George W. Bush para calmar la crisis global del crédito, llevaron a Wall Street a cerrar este lunes con una fuerte caída, que arrastró a algunas plazas de la región.

Mientras el debate en el Congreso de Estados Unidos sobre el paquete de rescate financiero parecía postergarse hasta la semana próxima, porque legisladores negociaban compensaciones para los contribuyentes por salvar a Wall Street, el promedio industrial Dow Jones perdió un 3,27 por ciento, impulsado también por una fuerte alza del precio del petróleo (ver Crudo cierra en US$109, tras alza por temor inflacionario).

El dólar, en tanto, se desplomó alcanzando un mínimo en más de tres semanas ante el euro, ya que el plan de rescate del Gobierno de Estados Unidos revivió las preocupaciones sobre el enorme déficit presupuestario del país (ver Dólar se desploma tras rescate financiero).

El plan de la administración Bush, que espera la aprobación del Congreso, considera dar poderes al Tesoro estadounidense para comprar deuda “tóxica” relacionada con hipotecas a grupos financieros, incluyendo a subsidiarias de bancos extranjeros en Estados Unidos.

Pero el anuncio no logró enfriar los temores del mundo financiero. “El gran detalle que queremos conocer es cómo va a comprar el Gobierno esos títulos, y cuánto pagará, cómo funcionará esa subasta invertida,” dijo Giri Cherukuri operador titular de OakBrook Investments LLC. “Y la gran pregunta es: ¿Esto nos pondrá a salvo?,” añadió.

Para Antonio Fuenzalida, subgerente de Inversiones de Euroamérica Corredores de Bolsa, en Santiago de Chile, “el mercado apuesta casi en un 100% a que se va a aprobar (el plan de rescate financiero), pero mientras eso no suceda igual queda un grado de incertidumbre,” dijo.

Todos miran a Washington. Este lunes todos los ojos se volvieron a Washington, un día después de que los últimos dos grandes bancos de Wall Street, Goldman Sachs y Morgan Stanley, se volvieron compañías bancarias matrices, bajo la supervisión regulatoria directa de la Fed, y abandonaron el modelo de banca de inversión que dominó Wall Street en las últimas dos décadas.

Al aceptar un mayor control de la Fed, Goldman Sachs Group Inc y Morgan Stanley intentan esquivar las quiebras o ventas en que cayeron sus rivales. La ayuda llega luego que la semana pasada quebró Lehman Brothers, Merrill Lynch fue vendida a Bank of America y la aseguradora American International Group (AIG) fue estatizada.

Durante toda la jornada los legisladores y el Gobierno de Bush negociaron los detalles del acuerdo que permita sacar a los mercados de la peor crisis financiera de Estados Unidos desde la Gran Depresión. El secretario del Tesoro, Henry Paulson, y el presidente de la Reserva Federal Ben Bernanke comenzarán este martes una ronda de audiencias en el Congreso para acelerar la aprobación de la legislación del rescate.

Después de las conversaciones de rescate del lunes, Barney Frank, un importante congresista demócrata, dijo que el Gobierno de Estados Unidos llegaría incluso a tomar una participación accionaria en las empresas que buscan un rescate, algo que el Departamento del Tesoro no quiso confirmar. Frank dijo que el Departamento del Tesoro también acordó que un directorio de supervisión vigile el rescate.

Disputa por compensaciones a ejecutivos. Sin embargo, Frank dijo que los legisladores y funcionarios del Tesoro no coincidieron en el asunto de si a los ejecutivos de las empresas que necesitan un rescate se les debe pedir limitar sus compensaciones. Con los detalles aún en disputa, Frank dijo que podría tomar hasta la próxima semana completar la legislación.

Más temprano, el presidente estadounidense George W. Bush dijo que “la incapacidad para actuar tendrían consecuencias más allá de Wall Street”. Pero Henry Waxman, presidente del comité de Supervisión y Reforma del Gobierno de la Cámara de Representantes, se mostró indignado ante la idea de un rescate que no limite los pagos a ejecutivos. “El plan del gobierno (de Bush) enriquecería a los ejecutivos de Wall Street cuyas temerarias inversiones provocaron la crisis financiera,” dijo el influyente demócrata.

Los demócratas, que controlan ambas cámaras del Congreso, presionaron para cambiar el plan, preocupados de que pueda expandir los poderes del Poder Ejecutivo sin una adecuada supervisión, una frecuente crítica demócrata hacia a administración de Bush. Los republicanos, en tanto, intentan que la aprobación del paquete legislativo sea lo más rápida posible, para evitar una erosión de su candidato presidencial.

De hecho, las fuertes turbulencias en los mercados financieros han puesto nerviosos a los principales candidatos presidenciales de Estados Unidos, enfrascados en una dura campaña electoral a la que todavía le quedan seis semanas (ver Obama y McCain se enfrentan por crisis financiera)

La región espera y tiembla. Mientras la discusión en Washington por el rescate se recalienta, la incertidumbre sigue propagándose por los mercados mundiales. En América Latina, las plazas bursátiles de la región cerraron el lunes de forma mixta. Pese a que durante gran parte de la jornada la mayoría de los mercados latinoamericanos se mantuvo alejada de las fuertes caídas de Wall Street, las dos mayores plazas de la región no pudieron sustraerse al pesimismo reinante en la mayor economía mundial (ver Bolsas cierran mixtas tras el "plan de rescate")

Brasil y México terminaron la jornada en baja, mientras que Argentina y Chile registraron alzas. Una fuerte alza en los precios del petróleo contribuyó también a una mayor cautela frente al panorama inflacionario en la región (el crudo experimentó a media jornada un alza que elevó el precio a los US$ 120, cerrando finalmente en US$ 109)..Los analistas se preguntan cuándo finalizará una crisis que se ha movido de un asunto a otro desde que la economía estadounidense mostró las primeras señales y los precios de las viviendas comenzaron a derrumbarse el año pasado. La salida todavía no se ve cerca.

Tomado del Newsletter Diario de la Revista Amèrica Economìa / Martes 23 de septiembre de 2008

El comunismo de los ricos_Escribe: Nelson Manrique / Perù 21


Muchos antes, con el proteccionismo y la subvenciòn hacia sus propios productores, en desigualdad con los productores de los paises que comercian con Estados Unidos y a quienes este pais exige aranceles bajos o inexistentes, Estados Unidos ya mostraba la ley del embudo y su liberalismo inequitativo y falso, pero las recientes medidas para salvar a las empresas financieras y de seguros, que compromete el patrimonio del estado norteamericano, el cual no pertenece solo a los grandes empresarios y es màs, cuando ya miles de personas estàn quedando sin empleo y otros muchos sin casa, por no poder pagar los crèditos, es un escàndalo que revela la verdad detràs de la teorìa econòmica liberal y la autèntica entraña de la democracia a la norteamericana. (Jesùs Hubert)

En la introducción de su excelente historia del siglo XX (The Age of Extremes: The Short Twentieth Century, 1914-1991) Eric Hobsbawm –probablemente el más importante historiador vivo del mundo– escribió en 1994 que a cualquier persona que hubiese vivido la crisis de 1929 tenía que sorprenderle la confianza que el neoliberalismo ponía, al terminar el siglo XX, en los mecanismos de mercado como principio organizador de la economía.

Esto era debido a que para quienes sufrieron el 'crack’ de 1929 era claro que el libre mercado había llevado al desastre a la economía mundial, propiciando la especulación financiera y la acumulación de las contradicciones que desataron la Gran Depresión.

De allí que las medidas sistematizadas durante la siguiente década por sir John Maynard Keynes, que propiciaban una decidida intervención del Estado en la economía para expandir la demanda interna y salir de la recesión, tuvieran una gran acogida.

Hobsbawm recordaba, asimismo, que el amplio consenso que acompañó a la emergencia del Wellfare State (Estado de Bienestar) para garantizar el derecho de los ciudadanos a un trabajo digno y al acceso a servicios públicos de calidad, fue una respuesta a la indignación de los cientos de millones de víctimas del desplome del sistema capitalista mundial.

Por eso, cuando al terminar el siglo XX, los neoliberales proclamaban que la mejor política era dejar que el mercado organizara libremente la economía mundial Hobsbawm advertía que su deber como historiador era recordar las lecciones que había dejado la historia vivida.

No he podido menos que recordar al gran historiador inglés al leer la opinión de los editorialistas de The Economist, una de las más influyentes revistas económicas del mundo: “Se trata de una semana negra. Aquellos de nosotros que apoyamos el capitalismo financiero estamos abiertos a la acusación de que el sistema, que tanto hemos defendido, simplemente ha servido para que algunos truhanes se hagan ricos”.

La indignación de los especialistas ante la codicia de los capitalistas financieros solo es superada por la provocada por la política del gobierno para encarar la crisis, que echa la retórica neoliberal oficial al tacho de la basura.

El gobierno de Bush ha implementado una política de salvataje de las instituciones financieras en quiebra que haría palidecer de envidia a Lenin, pues incluye las nacionalizaciones más grandes de la historia de la humanidad.

De esta manera las pérdidas de las grandes corporaciones financieras serán socializadas: finalmente las pagarán los de abajo.

Las ganancias son privadas, las pérdidas, públicas: el comunismo de los ricos.
Tomado del diario Peru 21, ediciòn del 22/09/2008

Religión y patriotismo en USA_Escribe: Rafael Sánchez Ferlosio(*) / EL PAIS


Desde que Jesùs afirmò rotundamente ante Pilatos : "mi reino no es de este mundo", muchìiisimos mas que los judios y los zelotes han seguido afirmando lo contrario, como voluntad divina.

Y ello ha significado, millones de crìmenes, en nombre de Dios, a lo largo de la historia humana.Y no solo a nombre del cristianismo, por cierto.

Hace un par de dias, publicamos la entrevista al teòlogo de la la liberaciòn Gustavo Gutierrez, y hoy, para seguir confirmando las implicancias polìticas de la religiòn, muy a propòsito de la nueva dama de hierro, la Palin, la candidata a la vicepresidencia por los Republicanos, quien ha afirmado que la guerra norteamericana contra Irak es "voluntad de Dios", publicamos este informe acerca de còmo la conciencia del pueblo norteamericano no es ajena al mesianismo guerrerista y opresor de sus gobernantes.

Muy a proposito, tambièn, les recomendamos leer la canalizaciòn de Jesùs acerca de la guerra de Irak, que publicamos aquì en dias pasados:
http://ahora-hurroca.blogspot.com/2008/08/jessel-cristo-habla-sobre-la-guerra-de.html

Que todo esto nos lleve a comprender, que no hay otro reino mas tangible donde la voluntad de Dios, con quien somos uno, pueda manifestarse en autèntico poder de amor,que nuestro propio reino interior (Jesùs Hubert)

Rafael Sánchez Ferlosio, en su último libro -God & Gun. Apuntes de polemología (Destino)-, analiza entre otros temas la fusión de religión y patriotismo en EE UU y los excesos que ello puede provocar al convertir al enemigo en encarnación del mal absoluto.

Mucho se ha hablado y se habla de la acendrada religiosidad de los americanos, predominantemente protestante, que es al fin la que da forma a esa peculiar moralidad. Una religiosidad casi fundida con el patriotismo, como más adelante se verá, y al igual que la concomitante forma de moralidad, de la que puede servir de muestra la carta de cierto capitán de infantería aerotransportada, Ian Fishback, fechada el 26 de septiembre del 2005, enviada al senador por Arizona, John McCain, y leída por éste en el Senado, en su alegato contra el empleo de la tortura con los prisioneros cogidos en Irak. Fishback evoca la firme resolución que, en sus tiempos de cadete en West Point, tomó ante sí mismo de que nunca dejaría que sus soldados cometiesen algún acto deshonroso (dishonorable), pues quería protegerlos de cargar con este peso, y ahora se le parte el corazón por haberles fallado a algunos de ellos en la guerra. Le encarece al senador la urgencia de establecer unas reglas específicas (specific standards), para acabar con la confusión y la discordancia de opiniones que, en sus muchas consultas, ha podido comprobar con respecto a esta clase de comportamientos. Lo que quiero hacer notar con este ejemplo es cómo lo que ahí se reivindica no es sino el honor y la moral americana, nada que pueda estar por encima o más allá de ellos; el capitán lo especifica claramente: "We are America, and our actions should be held to a higher standard, the ideals expressed in documents such as the Declaration of Independence and the Constitution" (1).

Cuando hay Dios, todo está permitido. Así que nadie tan ferozmente peligroso como el justo, cargado de razón.

La actual "guerra contra el terrorismo" ha sido concebida desde el principio como guerra escatológica

El criterio del comportamiento con los prisioneros es, pues, América misma, su naturaleza. Fishback no se preocupa más que del ius in bello, de que el comportamiento individual de los soldados americanos responda al ideal de moralidad americano: ni por un momento se le pasa por las mentes poner en cuestión el ius ad bellum, el derecho de América para hacer la guerra. América no puede hacer más que una guerra justa, porque América, los americanos en cuanto americanos, son "los nuestros", y por definición "los nuestros son los buenos". Nadie lo comentó más lúcidamente que el entonces director de Le Monde, Jean-Marie Colombani: consideraba la mezcla de poder y buena conciencia como un "cóctel corrosivo", que borra cualquier duda o inhibición e impide la autocrítica. "Al cabo", decía literalmente, "la convicción absoluta de ser un país 'fundamentalmente bueno', tal como el año pasado declaró a Fox News el presidente Bush, tiene por consecuencia lógica la de satanizar al adversario; y una vez que esté deshumanizado, que sea el mal, todo está permitido contra él". Por mi parte, siempre he comentado cómo se equivocaba aquel personaje de Dostoievski que decía: "Si Dios no existe, todo está permitido". Es cuando hay Dios cuando todo está permitido. Así que nadie tan ferozmente peligroso como el justo, cargado de razón.

En cuanto a la caracterización de la religiosidad americana, es Huntington el que, en la obra citada anteriormente, nos dibuja la "composición de lugar" originaria: "La mayor intensidad religiosa fue, sin duda, la de los puritanos, especialmente en Massachusetts. Ellos fueron los primeros en definir su asentamiento, basado en una 'Alianza con Dios', para la creación de 'una ciudad sobre una colina', como un modelo para todo el mundo. Pronto los miembros de otras confesiones protestantes empezaron a considerarse a sí mismos y a Norteamérica en general del mismo modo. En los siglos XVII y XVIII, los norteamericanos definían su propósito en el Nuevo Mundo utilizando términos bíblicos. Eran un 'pueblo elegido' con una 'misión en el desierto'; crear 'la nueva Israel' o 'la nueva Jerusalén' en lo que era claramente 'la tierra prometida". El mismo autor añade más adelante: "En cierta medida, como dijo Tocqueville, los puritanos dieron forma a 'todo el destino de Estados Unidos". La propia idea de la Alianza va cargada de encono al aplicarse a la guerra de independencia contra Gran Bretaña. "La Revolución reflejaba su 'alianza con Dios' y era una guerra entre 'los elegidos de Dios' y el 'Anticristo' británico".

Huntington habla también de lo que él llama, algo extrañamente, "religión civil", con lo que quiere referirse a la fusión de la religión con el patriotismo. La cita es algo larga, pero importa mucho: "En Estados Unidos', decía Tocqueville, 'la religión [...] se entremezcla con todas las costumbres de la nación, con todos los sentimientos de patriotismo, de lo cual se deriva una fuerza muy peculiar'. La fusión entre religión y patriotismo resulta especialmente evidente en la llamada religión civil de Estados Unidos. En la década de 1960, Robert Bellah definía la religión civil, 'en su mejor versión', como una 'percepción genuina de la realidad religiosa universal y trascendente tal como es vista o, casi se podría decir, tal como aparece revelada a través de la experiencia del pueblo norteamericano'. La religión civil permite a los estadounidenses conjugar su política laica con su sociedad religiosa, unir Dios y país, a fin de revestir su patriotismo de una especie de santidad religiosa y dotar a sus creencias religiosas de legitimidad nacionalista [cursiva mía]". Por mucho que resulten un tanto disparatadas algunas formulaciones de este párrafo, sobre todo la cita de Bellah, creo que no podría negarse que al hablar de "fusión" se está aludiendo a una cosa que efectivamente se da. Unas páginas antes, Huntington ha hablado de lo sorprendente del "modo y la medida en que los prelados católicos reconciliaron el universalismo católico con el nacionalismo estadounidense. Haciéndose eco del tono, las ideas y las palabras de los protestantes evangélicos, sostenían la legitimidad divina de la misión de Estados Unidos en el mundo". Y un poco más adelante añade: "... el cardenal Spellman, según dijo un estudioso del tema, equiparaba 'abiertamente los juicios y la acción de la nación estadounidense con los de Dios [...] La aceptación por parte del cardenal Spellman de la misión mesiánica de Estados Unidos se hace así completa".

El universalismo (2) es, naturalmente, un rasgo que san Pablo ha impuesto a la Nueva Alianza, y los Estados Unidos, "la nación más bendecida por Dios a lo largo de la historia", se han hecho, lógicamente, sus depositarios y portaestandartes de su difusión mundial. En la carta, firmada por sesenta intelectuales americanos, de casi todas las creencias e incluso de ninguna, publicada en Le Monde del 15 de febrero del 2002, bajo el título de "Lettre d'Amérique, les raisons d'un combat", podemos encontrar una autorizada confirmación de esta misión mundial de los Estados Unidos; bastará una frase: "A nosotros, americanos en tiempos de guerra y de crisis mundial, nos importa encarecer que lo mejor de lo que nosotros llamamos, sin pensarlo mucho, 'valores americanos' no es patrimonio de la sola América, sino la herencia común de toda la humanidad".

Sin embargo, al informarnos de esta función de albaceas o fideicomisarios del testamento de Dios, se diría que sólo se refieren al legado del Dios judeo-cristiano, pero al final, como a manera de codicilo, aparece una especie de manda -no hay datos para decir si de igual o inferior valor jurídico- que incluye a los creyentes del Dios de Mahoma: "Queremos dirigirnos en particular a nuestros hermanos y hermanas de las sociedades musulmanas. Y os decimos sin ambages: nosotros no somos enemigos vuestros, sino amigos vuestros; no debemos ser enemigos los unos de los otros. Tenemos demasiados puntos en común. Tenemos muchas cosas que hacer juntos.

Vuestra dignidad humana, no menos que la nuestra -vuestro derecho a una buena vida, no menos que el nuestro-, por eso es por lo que creemos combatir". Pero digo yo que puesto que el combate ("Les raisons d'un combat" se subtitula la carta) venía siendo por entonces el de los bombardeos de Afganistán, ¿no era demasiado ambicioso pretender que los bombarderos cargados de bombas fuesen al mismo tiempo recibidos como cargados de razón?

La actual "guerra contra el terrorismo" ha sido concebida desde el principio y sin vacilaciones ("sin complejos", como gusta de decir José María Aznar) como guerra escatológica, y hasta casi santa, como mi amigo Emilio Menéndez del Valle -embajador y eurodiputado- ha ilustrado en un artículo de EL PAÍS (26 de mayo de 2008), citando varias auto bendiciones que así lo ratifican: "Está claro que desde el principio persiguió disfrazar de religiosa la invasión de Irak. Con soltura, en octubre de 2005 dijo que Dios le había pedido acabar con la tiranía en Irak [...] Dos meses después declaró a Fox News: 'De alguna manera, Dios dirige las decisiones políticas adoptadas en la Casa Blanca' [...] Todo esto puede parecer incomprensible a muchos europeos, pero no a muchos norteamericanos, incluida la mayoría de las Iglesias evangélicas (un cuarto del electorado) que siguen al partido republicano y que han seguido a Bush y que manifiestan: 'Nuestro presidente es un auténtico hermano en Cristo y, puesto que ha llegado a la conclusión de que la voluntad de Dios es que nuestra nación esté en guerra con Irak, con gusto cumpliremos".

La primera exigencia de la guerra escatológica es que Dios sea garante de la victoria de los nuestros. De esto se ocupa Garry Wills, en un largo artículo titulado "A Country Ruled by Faith" (The New York Review of Books, 16 de noviembre de 2006); en el epígrafe 5, rotulado Faith based war, escribe: "There is a particular danger with a war that God commands. What if God should loose? That is unthinkable to the evangelicals" (3). Otra exigencia es la de que, tal como sugiere Colombani -citado anteriormente-, para salvaguardar la buena conciencia de la tan exigente religiosidad y moralidad americana, el enemigo sea representado como "no humano", con la consecuencia de que todo esté permitido contra él. La secretaria de Estado, Condoleezza Rice, ha formulado desde fuera la condición jurídica de este nuevo enemigo: "Los terroristas capturados en el siglo XXI no encajan fácilmente en los sistemas tradicionales de justicia criminal o militar que fueron diseñados para otras necesidades" (transcrito de La Vanguardia del 6 de diciembre de 2005). Pero hay ahí una inversión de los términos de la relación de consecuencia; son las "nuevas necesidades" las que exigen que las leyes tradicionales no encajen con el enemigo. Esto puede percibirse cabalmente en las palabras del presidente Bush para dar razón del veto contra una propuesta de las cámaras para hacer ilegal la tortura del waterboarding: "Voy a vetar la ley, porque todo lo que necesitamos hacer tiene que estar dentro de la legalidad". Estas formulaciones autocráticas recuerdan la redundante declaración de intenciones del Yavé mosaico: "Tendré misericordia del que tendré misericordia y seré clemente para con el que seré clemente" (Éxodo, 33, 19). No menos autocrática es esa fórmula, tan usada por los americanos como incomprensiblemente aceptada por los demás, de "Me reservo el derecho". ¿Qué puede significar "Me reservo el derecho de bombardear Irán"? No veo otra traducción posible que ésta: "Me arrogo la libre facultad de bombardear Irán si decido hacerlo". Otro ejemplo pintoresco de este que podríamos llamar "modo tautológico" lo recordaba yo de la obra de Friedrich Meinecke La idea de la razón de Estado en la historia moderna, que cita la de Pietro Andrea Canonhiero, Dell'introduzione alla politica, la ragion di stato, ecc., de 1604: la cuarta nota específica que para Canonhiero define la razón de Estado es ésta: "Que no se pueda alegar, para justificar lo actuado, otra razón más que la propia razón de Estado".

La prohibición de hablar, parlamentar, tratar, etcétera, con terroristas tiene, igualmente, el propósito de no contradecir la condición de "no-humano" que define el abismo escatológico entre las huestes del Bien y las del Mal. En un opúsculo sobre el campo de concentración de Mauthausen, con fotografías en blanco y negro tomadas por los nazis, mientras estaba todavía en activo, llamaba la atención la manifestación del abismo visualmente realizada en la diferencia del aspecto entre los guardianes y los prisioneros: de una parte los alemanes, bien alimentados, robustos, con sus uniformes "en perfecto estado de revista"; de la otra, los prisioneros, demacrados, cuando no esqueléticos, con sus pijamas blancos, como espectros de la condenación que recordaban las figuras de Brueghel el Viejo, empujadas hacia el túnel del infierno, en El triunfo de la muerte. Esta manifestación visible del abismo escatológico entre los guerreros del Bien y los representantes no-humanos o infrahumanos del Mal me la han recordado imágenes con la misma intención expresiva, con figuras vestidas con un mono de color butano, caminando torpemente y agachadas, quizá a causa de unos grillos que les unían tobillos y muñecas, y llevadas casi a rastras por dos soldados de uniforme, avanzando hacia otros cuatro que esperaban de frente, atravesados en el paso, con las piernas abiertas y las manos con los pulgares metidos tras el ancho cinturón, altos, de hombros muy anchos, rasurados y con los uniformes impolutos. De Mauthausen a Guantánamo, la intención y el procedimiento de materializar visualmente el abismo entre hombres y no-hombres no han cambiado. -

NOTAS: (1) "Nosotros somos América y nuestras acciones deben responder a la más elevada de las normas: la de los ideales declarados en documentos como la Declaración de Independencia y la Constitución". (2) El "universalismo", como el "derecho natural", son dos cosas que no pueden jamás ser concretadas, sino quedar en la condición de entes de razón, o mejor todavía, fantasmas del intelecto, porque, concretadas, se falsifican, se convierten en su contrario, se destruyen. (3) "Hay un peligro particular en una guerra en la que es Dios el que tiene el mando. ¿Y si Dios llegase a perder? Esto es impensable para los evangélicos".

(*)Rafael Sánchez Ferlosio, para muchos el mayor prosista vivo de la lengua castellana, fue Premio Cervantes en 2004.

El País, 21 septiembre 2008. Tomado de la reproducciòn de la revista SIN PERMISO de Barcelona, ediciòn del 21/09/2008