Traduzca el blog a 33 idiomas / It translates blog to 33 languages


| | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | |

viernes, junio 15, 2012

“Ernestico” Guevara: Tras las huellas de mi padre, el “Che” (documental)



 El Che en familia: "Ernestico", el menor de sus hijos, en sus brazos.


El hijo, sangre de su sangre. “Ernestico”, el menor de los cinco hijos del Che Guevara recorre los lugares que surcó su padre. Hijo real del Che, “Ernestico” representa a los hijos morales de una vida ofrendada por la justicia y la libertad del Hombre.

Ayer, 14 de Junio, el Che cumplió 84 años. Hoy, ponemos en la memoria viva de su hijo, nuestro homenaje al hermano mayor de esta América que le debe la esperanza. (Jesús Hubert)


Ernestico, como lo llaman en Cuba, el quinto hijo del CHE, emprende un viaje tras los pasos de su padre, para buscar al hombre detrás del mito. Así recorre su lucha, desde sus comienzos, reconstruyendo historias que vivió Ernesto Guevara, mientras se convertía en el comandante CHE Guevara .

Parte 1



Parte 2


Para seguir viendo los otros vídeos, presione: Más informción

A 84 años del nacimiento del Ché

"Podran cortar todas las flores,pero no detendrán la primavera"
(Pablo Neruda)




Ignorar no es bueno, olvidar tampoco. Menos ser ingrato con quien dio su vida por todos.

El Che nació un día cómo ayer, el 14 de Junio de 1928, en Rosario, Argentina. Recorrió América y cómo medico tuvo claro el diagnóstico: América necesitaba(aun necesita) ser liberada. Y emprendió el camino junto a Fidel y los quijotes del “Granma”. No se contento con su cargo de Ministro y Comandante de la Revolución Cubana. Dejó todo lo que cualquiera de nosotros ama más, a su propia familia, por su otra entrañable familia histórica.

El “Che”, como Jesús, dijo con sus pasos: “No tengo madre, ni hermanos, ustedes son mi madre y mis hermanos”. Y vivió y murió por ellos, por nosotros. Así lo recuerda el diario cubano Juventud Rebelde (Jesús Hubert)

Memoria del Che


Música de fondo: “La zamba del Che” por Victor Jara y “El Aparecido” interpretado por el grupo Inti Illimani

El Che dijo en carta a sus padres que algunos lo creían «aventurero», pero «de los que ponen el pellejo para demostrar sus verdades». Ese hombre se descubre en sus acciones y en los apuntes de sus compañeros de la guerrilla boliviana. En los diarios de Eliseo Reyes Rodríguez (Rolando), Alberto Montes de Oca (Pacho), Israel Reyes Zayas (Braulio), Octavio de la Concepción y de la Pedraja (Moro) y en el libro Mi campaña con el Che, de Guido Álvaro Peredo Leigue (Inti), se descubre a ese hombre. Ese hombre que hoy hubiera cumplido 84 años.

Durante su etapa en tierras bolivianas se enfermó en 36 ocasiones, 29 con fuertes ataques de asma. Durante más de cinco meses buscó al grupo de Joaquín (Comandante Vilo Acuña). Estuvo con su tropa 22 días esporádicos sin probar alimento, y todos dependieron de cacerías en casi 30 ocasiones.

Se empapó en 25 jornadas de torrenciales aguaceros, algunos de 18 horas. Resistió nueve días de intensa frialdad, que congeló el agua de los ríos, y permaneció otros 38 días aislado sin tomar agua, lo que los obligó a él y sus compañeros a ingerir la propia orina. Enfrentó la enfermedad de 14 combatientes. En 79 oportunidades padeció fiebres muy altas, diarreas constantes, imposibilidad de caminar y ataques de asma, sin tener ya medicinas.

Para seguir leyendo, favor de presionar: Más información