Traduzca el blog a 33 idiomas / It translates blog to 33 languages


| | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | |

martes, enero 03, 2012

México: entre la muerte ...¿y la esperanza?




México es una herida cada vez más grande, más abierta. El rojo de sus venas se mezcla trágicamente con el sucio blanco de la droga y el crimen.

Desde los diarios y los noticieros de TV, se ve una lucha sin cuartel entre el estado y las mafias; pero desde dentro, el pueblo percibe que esa aparente lucha entre legalidad e ilegalidad, encubre a un estado corrupto y a una sociedad en descomposición.

Lo que van a leer, ver y oír. Son dos facetas de esta país hermano. El caso de un padre que, por reclamar a toda voz por su hijos y amigos desparecidos, fue asesinado en noviembre último, y de otro lado, el testimonio documental del proceso de construcción de una sociedad alternativa, desde las comunidades campesinas, impulsado por el movimiento zapatista, que inicialmente surgió como un grupo armado en enero de 1994, pero que fue ganado progresivamente por las formas de organización comunitaria propia de los pueblos originarios de la región de Chiapas.

Otra paradoja, para nuestra América de hoy. El estado y el crimen organizado desangran a la sociedad, mientras ex – guerrilleros construyen una sociedad que afirma la paz. (Jesús Hubert)

Las balas alcanzaron a Nepomuceno, activista contra la muerte

“Debemos de esperar…. no sé… que lo maten a uno. Lo que sigue es que le den pa’ abajo a uno, que lo maten porque anda pegando de gritos. Eso es todo”.

Escribe: Sergio Adrián Castro Bibriesca
Foto: José Rivera (MOVIMIENTO POR LA PAZ.MX)

La guerra contra el narcotráfico en México ha costado la vida de más de 50 mil personas, entre ellas defensores de derechos humanos y familiares de víctimas que se convirtieron en activistas al ser asesinados o desaparecidos alguna persona cercana a ellos. Son los familiares los que han hecho a un lado el miedo colectivo,  han gritado y han reclamado justicia, lo que en no pocos casos les ha costado la vida.

(Para seguir leyendo, presione: Más información)


Es el caso de Nepomuceno Moreno Núñez, asesinado el pasado 28 de noviembre de 2011, en las calles de Reforma y Pesqueira, colonia Centenario, en Hermosillo, Sonora. Nepomuceno participó en la marcha del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad de Cuernavaca al Distrito Federal; se incorporó también a la Caravana del Consuelo con destino a Ciudad Juárez, Chihuahua. A la Plaza de Armas de Durango llegó cargando una pancarta en la que se leía: “Autoridades de Sonora: ¿Dónde están nuestros hijos?”.

Nepomuceno se incorporó al Movimiento por la Paz luego de que fue desparecido su hijo Jorge Mario Moreno León. “Estaba resignado a pelear solito contra el gobierno de Sonora. Y ni me quieren recibir, se ríen de mí, antes iba al cuartel del Ejército para denunciar el secuestro de mi hijo; escribí cartas a la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO) y nadie me hacía caso; hasta que me uní al Movimiento por la Paz veo que las organizaciones sociales tienen el poder para sentar al presidente Calderón en una mesa de diálogo y que los procuradores de justicia están obligados a recibirnos para reabrir las investigaciones”, declaró en una ocasión.


Durante la Caravana del Consuelo encabezada por el poeta Javier Sicilia, Desinformémonos entrevistó a Nepomuceno en la ciudad de San Luis Potosí. 

Este es su testimonio:




San Luis Potosí. Soy Nepomuceno Moreno Núñez, tengo 56 años y vengo de Hermosillo, Sonora. Vengo porque tengo extraviado a mi hijo Jorge Mario Moreno León, de 19 años. Eran cuatro muchachos la noche que lo desaparecieron, por desgracia Mario Islas falleció esa misma noche. Mi hijo tiene un año de extraviado y los otros dos amigos que siguen extraviados son José Francisco Mercado Ortega y Giovanni Otero.


En las autoridades no encontramos respuesta, no encontramos nada. Las autoridades dicen lo mismo, es perder el tiempo, tengo pleito con ellos; me echaron a perder evidencias, videos, y aun así les resolví el asunto pero ellos no quieren nada, porque están coludidos. La policía levantó a los chamacos y los entregó a la delincuencia. Dicen las autoridades que no pasa nada en el estado de Sonora, siempre salen con índices y estadísticas que dicen que es el estado con menos delincuencia. Son puras mentiras, esconden los muertos nada más.


Debemos de esperar…. no sé… que lo maten a uno. Lo que sigue es que le den pa’ abajo a uno, que lo maten porque anda pegando de gritos. Eso es todo.
El diálogo con el Estado es la misma cosa, puras mentiras. Cada estado tiene sus responsabilidades y no las desenvuelven, y ni el presidente ni una sola persona puede resolver todo el problema. Si corren a García Luna no se va a arreglar esto, es la misma chingadera.


No estoy de acuerdo con la militarización, pero en este momento es correcta y es lo que tenemos a la mano, debido a que el país está en una situación muy crítica, es la única autoridad que está trabajando ahorita, la única que da resultados.
Domingo 5 de junio de 2011


Semanas antes de su muerte, Nepomuceno entregó al presidente Felipe Calderón el expediente de su hijo y le solicitó medidas de protección. Ni el gobierno federal, ni el gobierno de Sonora atendieron sus reclamos ni le brindaron seguridad. “Las balas que le causaron la muerte fueron la respuesta que encontró Nepomuceno a su amor de padre, a su deseo de justicia y a su incorporación a la causa de la paz en México”, señala el comunicado del Movimiento por la Paz.

Tomado de: 

Documental : EZLN:18 años de rebeldía y resistencia


Realización: Clayton Conn

Entrevistas: Marcela Salas Cassani y Clayton Conn

Con la participación de:

Jean Robert
Paulina Fernández
Doña Juana - San Isidro La Libertad, Chiapas
Fernanda Navarro
Salvador Campanur
Santos de la Cruz
Jérome Baschet
Daniela Carrasco
Boaventura de Souza Santos
Javier Sicilia
Guadalupe Gómez - San Isidro La Libertad, Chiapas
Luis - Radio Topopo

Video 1


Video 2

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Espero tu amable comentario