Traduzca el blog a 33 idiomas / It translates blog to 33 languages


| | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | | |

martes, febrero 05, 2013

“Estan viviendo un tiempo de revolución…”_ Mensaje del Arcangel Miguel a través de Keshavananda





Conversaba en días pasados sobre nuestra clásica oración del Padre Nuestro. Mecánicamente repetimos nuestros pedidos: “…venga a nosotros tu reino”, “danos hoy nuestro pan de cada día”. Pedimos, cuando en muchos casos ya tenemos. 

Vivimos un cielo de bendiciones…tenemos a nuestros padres, a la persona amada, a nuestros hijos, a nuestros amigos, cerca de nosotros…¿y acaso no es eso el cielo? Igualmente rezamos el Padre Nuestro delante de nuestro plato servido… ¡ya tenemos el pan de cada día!

¿Ven todo lo que tenemos? Este es el tiempo de la consciencia, de saber reconocer lo que recibimos. Es el tiempo de la gratitud y de la celebración.  De recordar lo que dijo Jesús: ¡Misericordia quiero y no sacrificio! Comencemos por nosotros mismos, elijamos ser felices y acoger a los demás en nuestra felicidad…¿dónde está Dios? Pues aquí, a través de nosotros, hagamos que se sienta la presencia de ÉL.

De este nuevo tiempo nos habla el Arcángel Miguel (Jesús Hubert)


Arcangel Miguel ~ El Camino de la Ascension

La revolución del despertar de su Conciencia Crística

"Están viviendo un tiempo de revolución que se va a ir acelerando en los dos próximos años hasta llegar a un momentum en el cual el viejo mundo no será ya reconocible.
Es algo que pueden sentir y ver a su alrededor por todos los lugares, en todos los países y en todas las situaciones. Es la revolución del despertar del corazón humano, la revolución del despertar de su Ser Crístico, la esencia del Espíritu Uno en ustedes.No estamos hablando de revoluciones externas, aunque eso también es lo que estarán contemplando a su alrededor como señal de ese efervescer de la energía del cambio."
Arcángel Miguel ~ El Camino de la Ascensión
Un Nuevo Mundo Emergiendo Ahora
Un Tiempo de revolución
El nuevo paradigma, el tiempo del poder y el final del "ego"

Amados trabajadores de la luz,

Venimos ahora para ayudarles desde los planos superiores de la conciencia, su propia conciencia en un plano, en una dimensión que trasciende el simple mundo material de lo que hemos llamado 3ª dimensión, pero que no deja de ser ustedes mismos en un reino superior. Recuerden las palabras de su maestro que caminó por la Tierra hace 2.000 años para enseñarles la realidad de la Ascensión que transciende la falsedad de la muerte también en el plano material: "Mi Reino no es de este mundo". Palabras difíciles de entender, por toda la grandeza de su profundo significado, para la mente limitada atada a la ilusoria percepción de una sola realidad captada por los sentidos del cuerpo material. Palabras, sin embargo, que contenían todo el significado multidimensional que ahora están ustedes viviendo en sus experiencias internas y que su ciencia está ratificando de manera asombrosa y desconcertante también para esa vieja mente limitada que ahora se enfrenta a su final, la mente que sus maestros y tradiciones espirituales referenciaron con el término "ego", para referirse a esa entidad individualizada y ilusoriamente separada de su propia realidad divina espiritual.

Para seguir leyendo, favor de presionar: Más información


Un Tiempo de revolución
Queridos, están viviendo un tiempo de revolución que se va a ir acelerando en los dos próximos años hasta llegar a un momentum en el cual el viejo mundo no será ya reconocible.
Es algo que pueden sentir y ver a su alrededor por todos los lugares, en todos los países y en todas las situaciones. Es la revolución del despertar del corazón humano, la revolución del despertar de su Ser Crístico, la esencia del Espíritu Uno en ustedes.
No estamos hablando de revoluciones externas, aunque eso también es lo que estarán contemplando a su alrededor como señal de ese efervescer de la energía del cambio.
Dense cuenta queridos que toda revolución que se mueve en el plano humano se mueve en el plano de la dualidad y aunque les parezca que puede producir algún cambio, no puede producir realmente ninguno y está llamada siempre a desembocar en el conflicto, la confusión y la lucha.
Al moverse en el plano de la dualidad y, aunque señales y manifestaciones del movimiento interno de la energía y la conciencia, de su propio despertar, tarde o temprano desembocan en la manifestación de los opuestos y en la contaminación de su impulso puro inicial.
No estamos hablando queridos de más revoluciones del ego, aunque todos esos movimientos que están contemplado y que van a contemplar sean loables como señales de la energía de despertar que está ingresando en la Tierra. Pero la verdadera revolución, la revolución que cambia realmente todo y que les está llevando y les llevará a un nuevo mundo es la revolución interna, la revolución del Espíritu en ustedes, la revolución del despertar de su Conciencia Crística y del amor de su corazón.

Abracen esa verdadera revolución y agradezcan también el ver sus manifestaciones externas.

Como trabajadores de la luz pueden ustedes participar en todos esos movimientos del mundo siempre que desde su corazón sientan que está en sintonía con su Ser y con el propósito de su plan divino, pero no se dejen engañar y atrapar por la ilusión de la lucha contra lo exterior para cambiar nada.

Actúen como ustedes consideren, pero actúen como los guerreros de la luz que son, con total desapego ofreciendo sus actuaciones al Espíritu en ustedes y evitando siempre dejarse atrapar por la ilusión de la lucha externa.



Oigan a su corazón, esa parte de ustedes que nunca les llevará por los caminos de la guerra y la desesperación y desde ahí todo será diferente.

El nuevo paradigma, el tiempo del poder y el final del "ego"


Están ustedes asistiendo al final, al derrumbamiento de una vieja conciencia. Es realmente un maravilloso despertar de su responsabilidad como seres conscientes. Es el fin del sometimiento al poder externo al que ustedes entregaron su propio poder y en el que vivieron durante milenios.

El poder externo en todas sus formas: religiones, tradiciones, gurús, maestros y todo aquel que ustedes designaron como poseedor del conocimiento en detrimento de su propias capacidades y discernimiento. Es el final de los dioses, las programaciones y reglas que fueron implantadas en su mente para evitar su despertar.

Ese despertar es realmente una toma de responsabilidad que les lleva a una nueva manera de estar en el mundo donde ya no pueden continuar siendo víctimas inconscientes de sus situaciones, de sus cuerpos y de las programaciones y obligaciones implantadas por el mundo. Es algo maravilloso que les llevará a un elevado nivel de energía y de creatividad, pero que exige aceptar esa responsabilidad en ustedes y llevar esa responsabilidad a la congruencia en todos los ámbitos de su vida.


A aceptar sencillamente que ya no pueden desempeñar funciones que no están alineadas con el propósito de su alma en aras de un falso paradigma de la supervivencia.

Ya no podrán seguir trabajando en cualquier cosa simplemente porque sea algo aceptado por la sociedad. No podrán seguir viviendo desde la esquizofrenia de la disociación entre su Ser y el mundo en la que han estado viviendo de forma normal y generalizada en el pasado. En el nuevo tiempo esa esquizofrenia se manifestará cada vez más rápidamente en ustedes en forma de enfermedades y sucesos convulsivos y desestabilizantes.


Acepten la responsabilidad de que un ser de luz ya no puede trabajar en cualquier actividad vendiéndose por la ilusoria necesidad de una compensación económica para sobrevivir. Es por eso por lo que están ustedes contemplando todo ese movimiento en sus vidas y en lo que les rodea, donde nada parece tener estabilidad. Simplemente, lo falso tiene que derrumbarse para que ustedes conscientemente puedan verse a sí mismos y elegir la verdad en ustedes en vez de la inercia y la esclavitud.
Acepten que un ser de luz ya no podrá seguir trabajando en una empresa de fábrica de armas y seguir siendo un estimado padre/madre de familia.
Acepten que un ser de luz ya no podrá seguir siendo un soldado o un policía antidisturbios, autómata a las órdenes que se le dictan, sin plantarse si lo que está haciendo está en contra de su corazón y de su ser interno. Acepten que un ser de luz ya no podrá seguir siendo un investigador vendido a los oscuros intereses de cualquier empresa farmacéutica o de ingeniería genética, evitando plantarse los efectos para el mundo de sus propios descubrimientos.


Queridos ese mundo felizmente ha terminado y la convulsión de lo que ven a su alrededor es sencillamente la manifestación de ese profundo cambio de paradigma.

Queridos, les estamos hablando de despertar, de conciencia. La conciencia es congruencia y una vez que se produce el despertar en cada uno de ustedes nada vuelve a ser igual. No teman este cambio, pues es realmente el final de su mundo conocido, el derrumbamiento de los paradigmas instaurados en la conciencia humana, esas ideas e imágenes colectivas que se implantaron en el mental colectivo de la humanidad y que se aceptaron como verdades sin discusión. Abracen ese final de su mundo conocido pues de lo que les está hablando es de su propia y feliz liberación que les lleva a ser seres plenos emponderados de todo su poder consciente de creatividad, de dicha y de luz. Ese es el regalo de estos tiempos en su amado planeta, la Nueva Tierra que sólo podrán ver aquellos que miren con los ojos sintonizados a la nueva frecuencia del amor y de la unión con lo que les rodea.


Ha llegado un tiempo muy especial y muy propicio para todos los seres encarnados en esta nave galáctica que es el planeta Tierra. Es el Tiempo del Poder. Y aunque somos conscientes de que esta simple palabra (el poder) a muchos de ustedes, sobre todo a aquellos con una conexión espiritual más tendente a la manifestación, les produce un gran temor y rechazo, les decimos que es su propio ego el que crea ese temor al no entender el verdadero poder al que nos referimos.

No es el poder del ego del que estamos hablando. Hablamos precisamente de su final. El Poder del que hablamos es el Poder de su esencia Divina, del Espíritu encarnado sobre la tierra, de su esencia Crística que despierta sobreponiéndose y transcendiendo el limitado estado de la mente humana. Ese Reino que no es de este mundo es el que ahora felizmente llega a través de cada ser en la tierra cuya mente se ha rendido, se ha apartado y se ha entregado a la energía del corazón, para a través de esa entrega permitir que la Divinidad tome el mando y se exprese aquí, en el mundo material, en esta dimensión que por tantos siglos y milenios ha estado separada del amor y del corazón.

No teman este cambio. Relájense y confíen. Enseñen progresivamente a sus mentes a elegir la cordura de la confianza y la dicha en vez del pánico y el miedo al futuro. No tienen nada que temer. Nada le puede ocurrir a alguien que ha elegido el amor, la dicha y la paz como su estado de ser. Ese es el regalo de la segunda venida de Cristo a la Tierra.


Arcángel Miguel a través de Keshavananda


 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Espero tu amable comentario